QUICHE DE ESPINACAS Y SETAS

martes, 1 de febrero de 2011

Me gustan mucho las verduras, hechas de cualquier forma. Esta Quiche de espinacas y setas, no os dejará indiferentes.




MASA QUEBRADA:
200 g harina
100 g mantequilla fría
1 huevo ligeramente batído
2 o 3 cucharaditas de agua
un buen pellizco de sal
PARA EL RELLENO:
500 g espinacas en bolsa
50 g piñones
400 g de setas
100 g queso ricotta
1 cebolla tierna
3 huevos
250 cc de nata
sal, pimienta y nuez moscada

PREPARACIÓN DE LA MASA QUEBRADA:
Precalentar el horno a 180º
Con esta cantidad pueden forrarse dos moldes de 18 a 20 cm de diámetro. Si no se necesita tanta cantidad, la que sobre, bien envuelta en film transparente se puede guardar en el congelador.
En un bol, mezclar la harina y la sal. Cortar la mantequilla a trocitos y mezclarlos con la harina. Trabajar la masa con las puntas de los dedos hasta conseguir una textura arenosa.
Hacer un hueco en el centro y verter el huevo y el agua previamente mezclados. Trabajar lentamente con la ayuda de una espátula hasta formar una bola de textura rugosa. Si se nota que todavía se pega, añadirle un poco mas de harina. Pasar la masa a la encimera de la cocina ligeramente enharinada y trabajarla con cuidado y poco rato hasta que quede fina. Cubrirla con film transparente y refrigerarla durante al menos 2o minutos antes de utilizarla.
Estirar la masa con un rodillo en la encimera previamente enharinada, hasta conseguir un grosor de 3 mm. Con la ayuda del rodillo colocarla sobre el molde de tarta previamente mantecado y cubrirla con cuidado, dejando que la pasta sobresalga por los lados. Colocarla bien asentada en el molde y con una bolita de pasta sobrante, presionar las paredes del molde. Pasar el rodillo por el borde para retirar la pasta sobrante, realizando esta operación suavemente pero con firmeza. Pinchar la base del molde con un tenedor, colocar un papel sulfurizado por encima recubriendo bien los lados, presionando bien y repartir sobre éste garbanzos crudos para que la masa al cocerse no pueda subir.
Hornearla durante 25 minutos o hasta que adquiera una textura compacta y quede de un bonito color dorado. Una vez fuera del horno, retirar los garbanzos, el papel y rellenarla.
RELLENO:
Cocer las espinacas en un poco de agua hirviendo, con un pellizco de sal durante 5 minutos. Colocarlas en una escurridera, enfriándolas con un buen chorro de agua fría para que mantengan su color y dejarlas escurrir un buen rato para que suelten todo el líquido.
Saltear las setas en aceite a fuego medio hasta que estén cocidas y hayan evaporado el líquido, añadir la cebolla tierna cortada a rodajas muy finas y saltearlas.
En un bol batir los huevos, el queso, la nata, salpimentar, rallar un pellizco de nuez moscada e incorporar la cebolla con las setas, las espinacas y los piñones. Mezclar bien y rellenar la tarta.
Hornearla durante 20 o 30 minutos.
Dejar enfriar un poco antes de retirarla del molde y dejar reposar 5 minutos antes de cortarla.
Compartir /

No hay comentarios

Publicar un comentario

Agradezco de corazón vuestros comentarios. Si tenéis alguna duda, intentaré solucionarla.

Sobre mí


Hola,

Me gusta la cocina. La he vivido desde que era pequeña, ya que en casa, mi madre y mi abuela materna cocinaban y dirigían de maravilla, haciéndonos participar y ayudar a mis hermanas y a mí.

Popular Posts

Translate

Mis recetas en tu correo

© Las recetas de Manu
blog design by Elai the Blogger