PATATAS CON BEICON ASADAS Y LA HISTORIA DE LA SERVILLETA

jueves, 13 de diciembre de 2012


¿Sabíais que la servilleta la inventó Leonardo Da Vinci? Pero eso lo dejaremos para luego. 
Ahora os presento esta receta de PATATAS CON BEICON ASADAS, que es un acompañamiento ideal para todo tipo de carnes.

Para 6 personas:
1 Kl de patatas para freír
100 gr beicon a tiritas
un puñado de hierbas de Provenza
sal y pimienta de 4 colores recién molida


Pelar y cortar a  dados medianos las patatas. Dejarlas en un barreño cubiertas de agua, como mínimo durante 2 horas. Con eso conseguimos que las patatas suelten todo el almidón. Queremos que las patatas se asen y doren y que no suelten agua. Pasado el tiempo, escurrirlas y secarlas con un paño.
Poner en una bandeja de horno un buen chorro de aceite de oliva. Echar las patatas, sal, pimienta y las hierbas. Con las manos bien limpias, removerlas para que se impregnen por todos los lados de los ingredientes añadidos. Incorporar el beicon y hornear a 200º con el calor arriba y abajo. Removerlas de tanto en tanto para que se vayan tostado por todos los lados, hasta que estén cocidas.


El articulo que os voy a transcribir se titula  EL MILAGRO DE LA SERVILLETA  y está escrito por Daniel Civantos.
Mi hermana lo leyó en un viaje y me lo pasó, pues pensó que era perfecto para el blog y desde luego que si. Es muy bueno y de un humor muy sutil. Lo transcribo tal cual:
La Italia de finales del siglo XV, supuso un cambio en la sensibilidad del hombre sentado a la mesa. Veníamos de una época donde los banquetes medievales parecían batallas en las que los principios del buen gusto habían desaparecido, si alguna vez habían existido.
Durante su larga estancia en el palacio de los Sforza en Milán, Leonardo Da Vinci, no solo pintó una de sus obras maestras, La Última Cena, sino que también decidió que sería la ultima vez  que el hombre cenaría como un guarro. De hecho, la cocina fue una de sus grande pasiones y se le atribuye la redacción del Códex Romanoff en 1490, que contiene un compendio de recetas, ideas y protocolo e, incluso, modales a seguir en el momento de comer.
Ludovico Sforza (o Ludovico El Moro) tenía unas costumbres bastante deleznables en la mesa, al igual que los invitados que acudían a sus cenas. Para limpiarse las manos, solían atar con cintas conejitos a las sillas y sobre los pobres animales, restregaban sus manos para dejar la grasa en sus mullidos lomos.
Además Leonardo observó, que su señor Ludovico gustaba de limpiar su cuchillo en los faldones de las mesas colindantes, circunstancia que, junto con la suciedad que encontraba cuando los comensales se levantaban (más parecida a los despojos de un campo de batalla), hizo que el genio considerara prioritario dar con una solución a este problema, antes de seguir con su producción artística.
Leonardo, que por entonces era Maestro de Banquetes en la corte de los Sforza en Milán, se sentía tan afligido por este comportamiento que, en la siguiente cena, presentó su solución, que consistía en un paño individual dispuesto sobre la mesa frente a cada individuo, para limpiarse las manos o la boca y evitar mancharse, en sustitución del mantel.
Una vez sentados los comensales, Leonardo se quedó observando con indignación su reacción: ningún invitado supo que hacer con aquel trozo de tela. Algunos lo utilizaron para sonarse los mocos, otros se sentaron sobre él y hubo quien lo usó para envolver los trozos de comida que escondían en sus bolsillos o faltriquera. Y cuando terminó la comida, el mantel quedó tan sucio como de costumbre.
Parece ser que los paños inventados por Leonardo no tuvieron mucho éxito en esa cena primigenia. Pero la servilleta, a pesar del mal pronostico inicial, acabó imponiéndose en todo el mundo como un objeto que, finalmente, se convirtió en un símbolo de buen gusto y distinción.


Compartir /

14 comentarios

  1. Definitivamente, Leonardo da Vinci era un genio, y tú una monstrua, no de fea, conste...jajaja, al contrario, monstrua que convierte unas simples patatas con bacon en un auténtico manjar. Qué mano tienes jodía. Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Si es que Leonardo era mucho Leonardo, aunque en un principio no le hicieran ni caso , hay que ver jeje........pero hoy en dia es un elemento indispensable , tanto por higiene como por decoración en nuestra mesa.
    Las patatinas son deliciosas , el acompañamiento perfecto y con lo que nos gustan en casa , nunca pueden faltar.
    Besinos guapa.

    ResponderEliminar
  3. La virgen asi estaban esa mesas todas guarras jajajajaja menos mal que Leonardo encendió la bombilla..el día que me faltan pocas servilletas en casa ya estoy loca y ahora con que me limpio?
    Las patatas tienen que estar tremendas pero así tal cual para cenar..ya verás hasta arriba me ponía
    bss

    ResponderEliminar
  4. Una historia fantástica para una receta no menos estupenda, menuda pinta tienen esas patatas.
    besos

    ResponderEliminar
  5. Tus patatitas muy ricas, me han encantado, Manu! Y la historia me ha parecido muy interesante, no sabia que las servilletas las inventó da Vinci...no te acostaras sin saber una cosa mas ;)
    Besitos guapetona!

    ResponderEliminar
  6. Pásate por mi blog estoy de sorteo y estoy segura que te va a gustar.

    ResponderEliminar
  7. Manu desde luego que es una historia interesantisima!!! Me encanta saber las historias de la cocina y tu las cuentas como nadie y como nadie acabas de presentar unas patatas con bacon que parecen de un gran banquete!!!! Un besito.

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado leer la historia de la servilleta...Pobres conejillos ¿ quién sería más animal el hombre o el conejo?...En fin, ya no se me olvida la historia...
    Te quedaron unas patatas divinas, ideales para acompañar cualquier buen asado, me encantan!!!

    ResponderEliminar
  9. MI QUERIDA MANU !!!
    YA NO VAN A ALCANZAR LOS SIGNOS DE EXCLAMACION !!!!! PARA ESCRIBIRTE !!!
    TE LO HE DICHO ANTES Y TE LO SEGUIRE DICIENDO, TUS HISTORIAS SON MUY MUY MUY INTERESANTES !!!SIEMPRE SABES ACOMPAÑAR TUS LINDAS RECETAS !!
    TUS PATATAS FABULOOOOOOOOOOOOOOOSAS !!!
    GRACIAS POR TU PREOCUPACION SOBRE MI SALUD , PERO SOBRE LO QUE TE COMENTE DEL TRONCO EN VERDAD ES PORQUE EN CASA SOLO ES VERDURAS Y CARNES MAGRAS, NADA DE DULCE, POR LA SALUD DE MI ESPOSO,CREO QUE YA TE LO HABIA COMENTADO. PERO TODO BIEN , SE ME HACE AGUA LA BOCA jajaja !!!CUANDO MIRO TUS RECETAS!!! Y POR LO DE MI OPERACION , DESPUES DE NUEVE MESES EN REHABILITACION BIEN, CADA DIA MEJOR !!!
    TE MANDO UN SUPER BESOTE !!!

    ResponderEliminar
  10. Muy interesante la historia de la servilleta y Leonardo, alucinante eh?
    Tus patatas de acompañamiento con bacon para mi solas, que ricas!
    Me quedo en tu cocina.
    besazos.

    ResponderEliminar
  11. divertida historia esta la de las servilletas ... se entiende las reticencias ... igual que con los mocos....donde hubiera una buena manga!! pobre Leonardo!!
    pero con estas patatas son innecesarias ... directamente a chuparse los dedos!! ;-))

    ResponderEliminar
  12. Muy interesante lo de la servilleta.
    Yo hago las papas parecidas. Le pongo romero y orégano seco. La próxima le pongo bacon.
    Sigo viendo las recetas que me he perdido en estos días...

    ResponderEliminar
  13. Anónimo3/12/16

    me encanta la historia, gracias por ese detalle, también me gustaría saber el origen de los cake pops con mascarpone si alguien sabe a quien se le ocurruio y de que país surgió ese genial postre les agradeceria mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me imaginaba que tenía que venir de EEUU y si, se lo inventaron allí y mas concretamente una tal Agie Dudley, mas conocida como Bakerella.
      Saludos

      Eliminar

Agradezco y espero con ilusión vuestros comentarios, ya que todo ayuda a mejorar.
Si tenéis alguna duda, no dudéis en comentarlo y si está en mi mano, os lo intentaré solucionar.
Los comentarios que sean malintencionados los suprimiré.
Este blog agradece la intención, pero no participa en cadenas de premios

Sobre mí


Hola,

Me gusta la cocina. La he vivido desde que era pequeña, ya que en casa, mi madre y mi abuela materna cocinaban y dirigían de maravilla, haciéndonos participar y ayudar a mis hermanas y a mí.

Popular Posts

Translate

Mis recetas en tu correo

Instagram

© Las recetas de Manu
blog design by Elai the Blogger