TARTIFLETTE

domingo, 17 de enero de 2016

Vaya delicia de plato que os traigo hoy, pero contundente, contundente también. En casa, con él y una ensalada ya tenemos una comida completa. Una receta de invierno.
La Tartiflette es un plato típico de la Alta Saboya, en Francia. El ingrediente principal es el queso Reblochon. Un queso blando de corteza limpia, de color amarillo azafrán y sabor de avellana que lo hace muy particular.
Los otros ingredientes son patatas, cebollas, beicon, creme fraîche y vino blanco.
La cebolla ha de ser blanca, pero cuando fui al supermercado y vi estas rojas no me pude resistir, aunque luego el color que le dieron al plato no me gustó, pero ya estaba hecho, aunque el sabor continuó siendo igual de delicioso.




Mientras guardaba los adornos de Navidad, que este año por unas circunstancias u otras se ha retrasado, me he puesto a recordar Navidades pasadas y mis pensamientos se han ido por los derroteros que han querido, se han llenado de recuerdos y es que nuestra vida está llena de ellos y gracias a ellos nos ayudan a seguir. A veces nos hacen daño o entristecen cuando recordamos a personas que ya no están y a veces nos arrancan una sonrisa cuando recordamos alguna anécdota de ellos, que en su momento fue divertida. He llegado a la conclusión que eso es la Navidad para mi: RECUERDOS Y VIVENCIAS y demasiadas personas queridas que se han quedado en eso, pues es lo único que me queda de ellas. 
Pero es la vida y hemos de seguir para adelante y con alegría, pues con la tristeza no vamos a ningún lado, ya que nos bloquea.
Por otro lado, al memorizar las Navidades me ha venido un recuerdo recurrente de estas fiestas y es mi madre con un hermoso vestido negro, que le sentaba de maravilla, pues tenía un tipo precioso. Que guapa estaba!!! Y con la casa arreglada con un gusto y elegancia exquisita que solo ella tenía. No faltaba ni un detalle e imperaba el buen gusto. 
Es curioso como va el pensamiento, pero yo siempre la veo con "ese vestido" que le sentaba tan bien.
En las Navidades de ahora, mi mayor felicidad, es poder reunir a los míos y disfrutar de ellos y si lo consigo a través de una buena comida mejor que mejor. Me encanta cocinar, ver como aprecian y disfrutan lo que hacemos, pues no soy sola; mi marido también se implica en estos menesteres y hay platos que son suyos y otros míos.
Ver a mis hijos con sus primos y como van cerrando lazos, me llena de felicidad. La familia en estas fechas es muy importante para mi.
Aunque lo que me encantaría, es poder hacer lo mismo con los amigos, pero a veces estamos tan distanciados unos de otros que es complicado. Pero cuando los puedo reunir me siento dichosa. Sentarnos en el jardín a la sombra de los tilos, alrededor de una mesa llena de buena comida. 
Poder sorprenderlos con algo que no se imaginan, si es que aguanto el no contarlo (soy una bocazas) y alargar la tertulia hasta horas tardías. Eso es algo indescriptible!!!!!
Amistad y familia: dos imperativos para mi vida!!!! Soy afortunada pues me siento querida y necesitada por los dos lados!!!!





Ingredientes para 6 personas:

  1. 200 g beicon ahumado a tiritas
  2. 3 cebollas grandes a lunas
  3. 1 copa pequeña de vino blanco
  4. 500 g patatas nuevas
  5. 160 g queso Reblochon
  6. 100 g creme fraîche
  7. 1 diente de ajo
  • El dia antes, hervir las patatas bien limpias con piel, durante 15 minutos, a partir de la ebullición. Colar y reservar.
  • Dorar cebolla y beicon.
  • Frotar la bandeja del horno con un diente de ajo. Echar una parte de la cebolla y el beicon, encima colocar la mitad de las patatas cortadas a rodajas con la piel, esparcir sobre ellas el resto de la cebolla y el beicon, la otra mitad de patatas acostarlas encima y sobre ellas el queso a rodajas con piel. Verter por encima la crema mezclada con el vino, sal y pimienta negra. 
  • Cocer en el horno caliente por espacio de 30 a 45 minutos. Ha de quedar bien cocido y dorado.



Imprimir receta








Compartir /

13 comentarios

  1. ¡Que recuerdos tan entrañables!Seguro que disfrutamos tanto estas fiestas por lo que llevamos en nuestro corazón. Por suerte hemos podido transmitir a nuestras familias respectivas la magia y la capacidad de gozar de estos días importantes en nuestras vidas. ¡Gracias mama! Y gracias a ti, Manu por recordarnos estos momentos tan preciosos en nuestra infancia. Besitos

    ResponderEliminar
  2. Dios! Que afortunada m'he sentit sempre de formar part d'aquest privilegiat nucli. I sens dubte tu també tens el porte i elegància de la teva mare.
    Tot plegat com les receptes que ens fas, per mi em transporten a una época dorada del passat que mai vaig viure i que tu em dones l'oportunitat de somiar-hi.
    Com l'elegància i delicadesa de les teves fotografies.
    Jo de gran vull ser tu.
    I ara per ara ja formes part de l'entranyable record sota els til.lers del teu jardí, les banyeres de te, els delicats esmorzars rera la vidriera, l'assortit de melmelades casolanes, els racons plens de bellesa de casa teva, les teves cuines, la "meva" habitació, el teu entusiasme, els àpats del Pepe, les aventures dels teus fills, escoltar les teves històries, els teus llibres de cuina... I molts petits detalls que creen grans moments al teu costat.
    ❤️

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No ting paraules. Sols molt amor i carinyo
      Petons

      Eliminar
  3. els records son el millor de les nostres vides . un recepta genial m'encanta . y unes fotos chulisimes com sempre . besades

    ResponderEliminar
  4. Mi querida, queridísima Manu...quiero decir tantas cosas y sólo me sale gracias por tu también formar parte de mi círculo...las palabras no bastan para expresar el cariño que siento...sólo espero que nos podamos reunir todas muy pronto!!
    Tus fotos, la receta, los recuerdos que compartes...tu sí tienes estilo!!
    Besos mil!!!

    ResponderEliminar
  5. manu,viva. Si nos enseñó a cuidar ldetdetalles de presentación, tanto en la comidcon conel toque final dolfatoato de papa. No se qEscriboEscriboueEdespueseppne lo q le dá la ganaMe rindo.

    ResponderEliminar
  6. Querida Manu, mi sensación de Navidad es muyyy parecida a la tuya, familia y amigos, me encanta!! cocinaré tu tartiflette que la tengo en pendientes desde hace montones, me parece una pasada de receta, bssss y Feliz AÑo con mucha salud, mucha familia, muchas recetas y mucha buena vibra como diría Mayte, bss

    ResponderEliminar
  7. Los recuerdos siempre estan ahi, pero lo importante es vivir el presente. Disfrutar de la familia y los amigos y crear nuevos recuerdos. La tartflette es un plato al que le tengo muuuuchas ganas, pero es tan calorico que me da miedo... A ver si aprieta de verdad el frio y lo preparo. Besos!!

    ResponderEliminar
  8. Qué bonito Manu, me ha encantado tu reflexión sobre la Navidad. Yo soy muy melancólica y nostálgica, pero he aprendido a valorar también esta parte triste de los recuerdos, porque al fin y al cabo, si la memoria nos pone tristes, es porque fueron momentos buenos :). Al vivir lejos de mi familia suiza y ahora lejos de la murciana, cuando vuelvo a casa en Navidad o en otros momentos valoro muchísimo más cada instante. Me gusta recordar fiestas pasadas, cuando era más niña e inocente, cuando estaban todos mis abuelos y nos podíamos reunir todos los primos a la vez, los amigos de la universidad... Y disfrutar a tope de la gente que sigue ahí, construyendo nuevos recuerdos para el futuro.

    Y menudo recetón!! El reblochon es delicioso y un plato como este es ideal para hacer frente al frío que tenemos encima :).

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. ¡Qué privilegio poder recordar!, así es como mantenemos la presencia de los seres nqueridos que se nos han ido. la tartiflette me encanta y el Reblochón no digamos, aunque la hago extrañamente por aquello de ¿Te aja... o te amoj...?, ja, ja tu me entiendes. Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  10. Ets un amor Manu...jo tb acabo de desar els guarniments de Nadal i no m'han vingut al xap records tendres com els teus...la mwva preocupació, gran preocupació ;-) ha estat que em tornessin a cabre bé dins la mateixa caixa perquè m'ocupin el mínim espai...ja hi veus...i feiem la mateixa cosa.
    Saps...després de llegir-te, i apuntar-me la recepta ja que a casa som molt fans del Reblochon, m'he entendrit una miqueta pensant que, potser, tinc un petit foradet dins teu en l'apartat "amigues".
    Jo em sento afalagada de tenir-t'hi a tu.
    Ptnts
    Glòria

    ResponderEliminar
  11. Pues si, la familia y los amigos, yo no soy nada sin estos dos grandes pilares. Y tú formas de uno de ellos, así que vete buscando fechas para un encuentro bajo los tilos porque yo lo necesito como el aire que respiro! Esta receta es un fijo en mi casa , nos encanta ! Un peto bonica !

    ResponderEliminar
  12. Manu....una entrada preciosa y molt emotiva. M'han encantat les teves paraules i els sentiments tan bonics que transmeten.
    La recepta...impressionant! Però...jo no he tastat mai aquest formatge! El desconec completament......
    Petonets i....encantada d'haver-te conegut!
    Olga

    ResponderEliminar

Agradezco y espero con ilusión vuestros comentarios, ya que todo ayuda a mejorar.
Si tenéis alguna duda, no dudéis en comentarlo y si está en mi mano, os lo intentaré solucionar.
Los comentarios que sean malintencionados los suprimiré.
Este blog agradece la intención, pero no participa en cadenas de premios

Sobre mí


Hola,

Me gusta la cocina. La he vivido desde que era pequeña, ya que en casa, mi madre y mi abuela materna cocinaban y dirigían de maravilla, haciéndonos participar y ayudar a mis hermanas y a mí.

Popular Posts

Translate

Mis recetas en tu correo

Instagram

© Las recetas de Manu
blog design by Elai the Blogger