JAPÓN Y UNA PEQUEÑA MUESTRA DE SU COCINA

jueves, 17 de marzo de 2016







Os debía una entrada sobre Japón y ya va siendo hora de hacerla. Aunque solo sea una pequeña muestra de su cocina, ya que es muy extensa.
Este viaje, que hacía muchos años quería hacer, pudimos realizarlo por fin en Noviembre pasado con mi hijo, ya que mi marido no quiso venir, pues ya había estado cuando trabajaba, varias veces y no le apetecía tantas horas de avión.
Viajar con mi hijo es una delicia, pues por trabajo, siempre está arriba y abajo y a Japón mas o menos iba una vez al año. Ahora ya hace algunos que no van. El se conoce muy bien el país, e ir con alguien así te da una tranquilidad total, en el sentido de que no hace falta que te preocupes de nada.
El sabe de mi afición por los árboles y plantas y siempre me decía que pensaba mucho en mí cuando estaba allí y paseaba por los jardines. No quería que perdiese la oportunidad de ver una cultura tan distinta a la nuestra y un paisaje tan especial como aquel.
Por fin el año pasado pudimos cumplir el sueño.


Para mi lo mas maravilloso del viaje, fue estar con mi hijo y ver el país a través de su ilusión. Pepe mi hijo, vive con nosotros, pero por el trabajo, si duerme en casa 20 días al año, quizás sean muchos y cuando está, solo se habla de trabajo, al tener una empresa familiar. Con lo que poco podemos charlar de nuestras cosas. 
Esos días del viaje, al no tener que pensar en nada, ir relajados y solo gozar, pudimos hablar largo y tendido de todo y disfrutar de la mutua compañía. Es de aquellas cosas que recordaré toda la vida y que siempre estará en mi corazón.
El país me gustó muchísimo, la comida; una pasada. La cultura, por distinta, es muy especial para nosotros. 
Su manera de ser me agradó en muchos aspectos y no tanto en otros:
Su parte positiva: el orden, la limpieza, la urbanidad, la seguridad (mas seguro, imposible. En el metro había un señor con una mochila abierta y con los papeles medio salidos y nadie, nadie, tocó nada.....ojalá esto pasase aquí) Creo que de la parte positiva, tenemos mucho por aprender. Cuando volví de allí y fui a Barcelona, miraba el suelo y se me caía la cara de vergüenza. Que marranada en comparación con las ciudades japonesas.....
Su parte negativa: el individualismo, la presión (es de los países con mas suicidios del mundo), el no poderse tocar (esto me preció horroroso. Para mi es importantísimo el tacto con los demás, es por donde mas puedes expresar el sentimiento)
Aluciné con el tren y el metro: Te dan el ticket, con la puerta y el nº de vagón, te sitúas delante de donde está indicado tu nº de vagón y la puerta. Ahhh y en fila muy ordenada. El tren para, y tu vagón y tu puerta están milimetricamente allí. Increíble!!!!
Sus jardines......me sentí enamorada de todos los que vi y fueron muchos. Ya tenía razón mi hijo. Creo que su cultura se puede mas o menos entender paseando por ellos. Es muy grande el amor que sienten por la naturaleza y como la miman. Un árbol no se corta, se cuida y si hace falta se le ayuda con palos a modo de muletas, bien protegidos para que no lo dañen y así lograr que no caiga. Todo tiene una relación, que no puedo comprender, pero que plásticamente se plasma en una belleza en estado puro. Y como que son tan limpios, es una gozada pasear por esos parajes. Todo está cuidado, siempre hay alguien manteniendo todo en perfecto estado. Es todo un placer para la vista y los sentidos.
Fuimos a finales de Noviembre, tenía asumido que me perdía la maravilla de ver los colores otoñales en los árboles y cual sería nuestra sorpresa al encontrar aún los arces y otros árboles con sus hojas rojas, los ginkos con sus preciosas hojas amarillas, que ya empezaban a caer. Una maravilla indescriptible.
Fuimos en coche, con lo que vimos la parte rural (que no me quería perder), en tren, metro y bicicleta (yo, eléctrica) pues ver Kyoto y llegar a todo era imposible hacerlo andando y las ciudades son muy planas, con lo que está muy bien montado para circular en bicicleta. El problema mas grande era que se circula como en Inglaterra, por la izquierda, pero por suerte siempre iba mi hijo delante.
Creo que en estos momentos el país vive un choque cultural muy fuerte entre su tradición milenaria y la modernidad que les entra a pasos agigantados. Así ves tribus urbanas de gente joven de muy diversos estilos a cual mas singular. Creo que la gente joven tienen muchos problemas en amalgamar la cultura que les viene dada con la modernidad. 
Todo es muy pequeño. Mi hijo y yo, que somos muy altos, teníamos que agacharnos para pasar por cantidad de puertas. Los pisos en la ciudad son diminutos, con muy poco espacio, pero es lógico, si pensamos en la cantidad de personas que viven en las ciudades y el espacio que tienen.  Por ejemplo en Tokyo viven 38 millones de habitantes, es la ciudad mas habitada del planeta. En cambio en las zonas rurales,  las casas eran muy grandes,  pero solo vi gente mayor con sus  huertas. Creo que la gente joven se va a las ciudades. 
Por otro lado,  mirando las ciudades, vi que todos los edificios están separados entre si mas o menos un metro. Es lógico si pensamos en la cantidad de terremotos que tienen. En este sentido están muy bien preparados.
Una cosa que me sorprendió mucho es que tienen muchísimas montañas y muy densamente pobladas de árboles. El 67% del país es zona boscosa, a pesar de ser uno de los países mas industrializados del mundo. Y tiene sus razones para que eso sea así. Entre las razones más importantes cabe destacar el medio ambiente natural y la topografía . La humedad, el clima monzónico, que es ideal para el crecimiento arbóreo, y el desarrollo de la tierra. Estos bosques japoneses ofrecen una inmensa variedad de beneficios y han ayudado siempre al sostenimiento de la vida. La tierra boscosa ha jugado también el importante papel de prevenir las inundaciones y corrimientos de tierra, así como ha abastecido de nutrientes a las aguas costeras.
En cuanto a la comida...... que deciros, me gustó todo, todo, todo. Una de las cosas que mas me gustó fue una brocheta de abalone y cebolleta a la plancha. Pensar que uno de los mas grandes criaderos de abalone está en Galicia y aquí difícilmente podemos encontrarlo y mucha gente no sabe ni que es. Y es que todo lo importan ellos, es una pena pues es verdaderamente delicioso. Su sabor y textura me pareció entre una vieira y el rape.
Un día fuimos a ver muy de mañana el mercado de pescado de Tokyo, Nunca había visto tantos atunes, llovía a cántaros y desayunamos en un chiringuito con sopa de miso, ramen y tempura de pescado.
Otro día fuimos a un pequeño restaurante cerca del hotel donde un camarero hacía la pasta con una soltura y una rapidez increíble. Allí tomamos gyozas, y la consabida sopa con la pasta y Tonkatsu (carne de cerdo empanada).
Sushi y sashimi en demasía, ya que mi hijo es una de las cosas que mas le gustan y en otro restaurante del mercado, pidió entre otras cosas, nigiri de atún toro. Jamas he tomado un atún tan delicioso, aunque el precio también era en consonancia, pero valió la pena. Estas comidas son de las que mas me acuerdo,  pero lo que si se, es que no hubo ninguna cosa que comiese y que no me gustara.  Todo,  todo lo encontré delicioso y el pescado frequísimo y de gran calidad. 
Sabéis que es lo único que me compré? Un libro. Si, ya lo se, no se japonés, pero no me importa. Su escritura es como sus templos, su comida y sus jardines. Todo un arte bellísimo,  hecho con mimo y sentimiento,  como una oración, con el cual, solo con mirarlo me produce una paz y un placer anímico que me aquieta el alma.
El plato que os he preparado es una sopa de miso, con setas, pasta, cebolleta y Tonkatsu. Esta receta es un poco un conglomerado de lo que comimos allí, aunque solo sea una pequeña muestra, ya que su cocina es extensísima.

Ingredientes para 2 personas:

CALDO DASHI:
  1. 1 l agua mineral
  2. 20 g alga Kombu
  3. 20 g virutas de bonito seco

  • Limpiar la superficie del alga con un paño húmedo (no pasar por agua, para que no pierda sabor) y hacer pequeños cortes para que desprenda bien el aroma.
  • Poner en una cacerola el agua y dejar en remojo el alga unos 30 minutos.
  • Pasar a fuego medio y cocer durante 2 a 3 minutos. Sacar el alga justo antes de que llegue a hervir, pues si no desprende viscosidad. Pasados los 3 minutos añadir el bonito seco y dejar cocer 1 minuto mas.
  • Apagar el fuego y dejar reposar 5 minutos hasta que las virutas se depositen en el fondo de la cacerola. Después pasar por un colador, cubierto con un paño limpio.
PASTA:
  1. 300 g Kishimen (es como un udon plano) pero sirve cualquier tipo de pasta

  • Hervir la pasta en agua con sal los minutos que indique el paquete. Colar y refrescar, para parar la cocción. Reservar.
TONKATSU (CARNE DE CERDO EMPANADA):
  1. 2 filetes de lomo de cerdo de 2 cm de grosor
  2. 2 cucharadas de harina común
  3. 1 huevo
  4. 1/2 taza de Panko (pan rallado japonés)
  5. sal, pimienta
  6. aceite de girasol

  • Aplanar los filetes, salpimentarlos y rebozarlos primero por harina, luego por huevo batido y por último por el Panko. Dejar reposar para que el rebozado se pegue bien a la carne.
  • Mientras, calentar el aceite en la sartén y cuando esté en su punto, freír la carne por los dos lados hasta que quede bien hecha y dorada. Reservar. 
SOPA DE MISO:
  1. 2 tazas y 1/2 de caldo dashi
  2. 2 cucharadas de Miso
ADEREZOS:
  1. setas Shimeji
  2. cebolleta japonesa cortada a trozos regulares de 3 dedos y en cortes longitudinales
  3. Tonkatsu

  • Poner a hervir el caldo, bajar el fuego y echar las setas, dejar que cuezan unos minutos y sacar el cazo del fuego.
  • Incorporar la cebolleta, la pasta y la carne cortada en cortes a lo largo pero colocado entero. Servir inmediatamente.

Fuente: "Como se prepara la cocina japonesa paso a paso" Yoko Tonaka



Imprimir receta








Compartir /

17 comentarios

  1. un magnific viatje i país sensa cap dupte . donen ganes de anra-hi , peso que la similitut amb singapure es molt evident pero he de anar-hi per comprovar-ho . que bon reportaje has fet m'encantat .
    besades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he estat a Singapure, per tant no ho se, pro lo que si he vist es que els xinesos no son gaire nets.....comparats amb els japonesos que porten la netetad a limits insospitads......
      Petons

      Eliminar
  2. Manu qué entrada más maravillosa tanto por su contenido como por la emoción con que nos la describes.
    Me has hecho imaginarte del brazo de tu hijo y te he visto con una sonrisa de oreja a oreja, plena de felicidad .....Quién pudiera hacer eso, no me extraña que haya sido un momento para tener en el recuerdo de por vida , de esos que se quedan prendidos del corazón y el pensamiento.
    El abalone hace poco que me hablaron de él, en Galicia lo llaman la oreja de mar , o eso me comentaron , pero en vivo y en directo no lo he visto nunca .....Qué paisajes tan mágicos y qué orden, por lo que cuentas, igualito que nuestras calles jaja , así como la seguridad....
    Gracias por compartir esta entrada , me llevo la receta por si algún día me animo a prepararla.
    Un besazo amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Bego, por tan lindas palabras. Si que es la oreja de mar y lo que si hemos visto son las conchas. Son aquella un poco alargadas, preciosas, que son como anacaradas.
      Mil besos

      Eliminar
  3. Manu me alegro que pudieras viajar a este maravilloso país al que todavía no he tenido la suerte de ir, y ademas acompañado de tu hijo que es desde luego una muy buena manera.Al menos nos hacemos una idea de como es y lo que hay.Cada país tiene tus ventajas y sus inconvenientes, pero siempre es interesante viajar es cultura y siempre se aprende de ella.Muy buena crónica, fotos y recetas.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente tienes razón. Siempre he dicho que viajar es la mejor manera de aprender.
      besos

      Eliminar
  4. Qué bonito post Manu y bellísimo viaje que seguro no olvidarás nunca.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo Rosa! Los viajes nunca se olvidan. Ojalá pudiésemos hacerlo mas....
      Besos

      Eliminar
  5. Estuve siguiendo vuestro viaje por Facebook y no sabes la envidia que me daba :). Muchas gracias por un post tan bonito y apetecible!

    Yo me enamoré de la cultura de Japón cuando entré en la adolescencia, porque me gustaba mucho el manga y el anime y así fue interesándome por su gente, su historia, sus costumbres, su gastronomía... he leído y visto mucho sobre Japón y todos sus contrastes, me fascinan tantas cosas de su sociedad! Además conozco ya mucha gente que ha estado allí y la envidia me aumenta, mi novio y yo soñamos con poder hacer un viaje como el vuestro. Lo dicho, una maravilla :).

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me daba miedo los precios cuando decidimos ir, pero si os decidís y lo buscáis con tiempo, los precios del avión no son tan caros y encontramos hoteles mas baratos de lo que pensábamos y realmente te recomiendo el viaje.
      Besos

      Eliminar
  6. Quina envejota m'has fet bandidaaaaa. Quina passada de viatge...i quina sort que el guia fos el teu xiquet, ho vas veure tot molt millor que si haguessis hagut de buscar guia turístic.
    Ens hem de veure que m,has d' ensenyar fotos!!!!!
    Ptnts
    Glòria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si començem no parearem......

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  7. Extraordinaria entrada Manu! Un placer leer tus experiencias duarnte el viajé! Qué ganas de viajar tan lejos! Ojalá pueda ir pronto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te encantará por distinto. Vale la pena ver una cultura como esa, que no tiene nada que ver con la nuestra.

      Eliminar
  8. Interesante el contenido (a parte de la receta) ya que el año pasado tuve la suerte de visitarlo en la época de floración de los cerezos y me pareció una auténtica maravilla.
    Besos.
    Blanca de JUEGO DE SABORES

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso si que ha de ser impresionante de ver

      Eliminar

Agradezco de corazón vuestros comentarios. Si tenéis alguna duda, intentaré solucionarla.

Sobre mí


Hola,

Me gusta la cocina. La he vivido desde que era pequeña, ya que en casa, mi madre y mi abuela materna cocinaban y dirigían de maravilla, haciéndonos participar y ayudar a mis hermanas y a mí.

Popular Posts

Translate

Mis recetas en tu correo

© Las recetas de Manu
blog design by Elai the Blogger