MAGDALENAS OK. A LA BUSQUEDA DE MADALENAS CON UN BUEN COPETE

lunes, 13 de marzo de 2017



Las magdalenas han dado muchas vueltas ,  han variado mucho con el correr de los años,  pero los recuerdos de infancia se me acumulan,  cuando para merendar me daban  un trozo de pan con una tableta de chocolate embuchado dentro,  o el día de fiesta,  que hacían magdalenas en casa,  con un copete precioso y un gusto que he ido buscando hasta dar con él .  Este es el resultado de mi búsqueda de las auténticas magdalenas caseras.  Por fin he dado con las magdalenas ok., con un buen copete.  Para mi las auténticas. Y digo auténticas porque son hechas con aceite de oliva,   como antes.
Yo no soy partidaria del aceite de oliva en la repostería,  pues predomina mucho el sabor,  normalmente si lo he de usar,  pongo aceite de girasol,  la única excepción es con éstas magdalenas.
He mirado muchos blogs y he dado mas vueltas por la red,  que un viaje de 7 leguas,  pero entre unos y otros ha salido esta hermosura,  que hoy que escribo y ya hace 4 días que las he hecho,  tengo que decir que están tan tiernas y esponjosas como el primer día.  La mas sorprendida del estupendo resultado, yo misma.
Unas magdalenas,  tiernas, esponjosas,  suaves, con un hermoso copete y con un deje de sabor a naranja,  que hace que no puedas comer solo una.
       
        MADALENAS OK. A LA BUSQUEDA DE MADALENAS CON UN BUEN COPETE
Ingredientes:

  1. 180 g harina
  2. 40 g harina de maíz (Maicena)
  3. 16 g levadura química
  4. 1 pellizco de sal
  5. 220 g huevos sin cáscara
  6. 200 g azúcar
  7. 50 ml leche
  8. 200 g aceite de oliva suave
  9. ralladura de una naranja
  10. Azúcar para espolvorear por encima
Trabajar en la máquina, el azúcar y los huevos enteros por espacio de 5 minutos, hasta que la crema obtenida blanquee y haya triplicado el volumen. Es importante que se trabaje mucho.
Incorporar la leche y el aceite.
Tamizar harina, maicena, levadura, sal y añadir a cucharadas a la crema, bajando la velocidad. Una vez toda incorporada, subir la velocidad a tope y dejar que trabaje por espacio de 1 minuto. Esto nos aireará la masa.
Echar la ralladura y remover con una espátula de silicona. Yo lo hago así pues si no, muchas veces queda toda la ralladura adherida en las varillas de la máquina y de ésta manera se reparte mejor.
Tapar el bol con film y guardar en la nevera hasta el día siguiente. Con esto conseguimos que el contraste del frío al calor del horno ayude a que la masa suba mucho y bien. O un mínimo de 4 horas.
Precalentar el horno a 240º con calor arriba y abajo y con aire, durante 20 minutos. Colocar una rejilla de horno en la mitad.
Mientras tanto sacar la masa de la nevera, colocar los moldes de papel en un molde metálico de muffins y rellenar 3/4 partes del molde ayudados con una cuchara de dispensar helados. o con una cuchara sopera.
Echar encima de cada magdalena una cucharada de postre de azúcar (optativo) pero hace esa corteza crujientita, ......deliciosa.
Bajar la temperatura del horno a 210º , entrar la bandeja y colocarla sobre la rejilla. Hornear unos 15 minutos. Veréis que las magdalenas van creciendo, dorándose y saliendo un copete precioso.
Sacar del horno y a la que podáis, liberadlas del molde metálico y dejar enfriar sobre una rejilla.










Compartir /

4 comentarios

  1. El truquet...molt treballada la massa, ben freda de nevera i amb el contrast del forn...plooooof pugen molt!!!!
    Ahhhhh i sempre amb OOVE!!!!
    Ptnts
    Glòria

    ResponderEliminar
  2. Jo Manu, llevo varias semanas con antojazo de magdalenas, a ver si me lo quito ya!! Yo tengo mi receta preferida, con nata (sin lactosa), pero me muero por probar las tuyas porque tienen ese aspecto que tan bien describes, el de las magdalenas de toda la vida. Aunque es verdad que para otra gente serás más clásicas las de mantequilla (y bien ricas), para mí, tienen que ser de aceite. El de oliva no me importa en según qué recetas, pero es verdad que a veces tiene demasiado sabor propio. En las magdalenas no me quejo, ni por asomo, es ideal para darles ese toque que te lleva a la infancia.
    Me guardo tu receta para probarla, lo prometo!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Manu...sempre, sempre amb oli d'oliva! T'han quedat precioses! A mi m'encanta anar provant diferents receptes de magdalenes! Només les mengem quan les faig jo a casa!
    Petonets,
    Olga

    ResponderEliminar
  4. Es verdad que las magdalenas parecen fáciles pero ricas ricas, no me salen. Asi que seguiré tu receta para recuperar ese sabor de antes. Besitos

    ResponderEliminar

Agradezco y espero con ilusión vuestros comentarios, ya que todo ayuda a mejorar.
Si tenéis alguna duda, no dudéis en comentarlo y si está en mi mano, os lo intentaré solucionar.
Los comentarios que sean malintencionados los suprimiré.
Este blog agradece la intención, pero no participa en cadenas de premios

Sobre mí


Hola,

Me gusta la cocina. La he vivido desde que era pequeña, ya que en casa, mi madre y mi abuela materna cocinaban y dirigían de maravilla, haciéndonos participar y ayudar a mis hermanas y a mí.

Popular Posts

Translate

Mis recetas en tu correo

Instagram

© Las recetas de Manu
blog design by Elai the Blogger