GUISANTES CON VINO BLANCO Y HUEVO POCHÉ

lunes, 29 de abril de 2019



Estos Guisantes con vino blanco y huevo poché, ha sido un plato hecho sin receta ni pensamiento previo. Sencillamente es la época de los guisantes frescos, que aquí tenemos los del Maresme, que son una delicia: dulces como la miel y tiernos, muy tiernos. La época es corta y se ha de aprovechar, aunque no sea un producto barato, pero es algo de lo que no podemos prescindir.



El resto de ingredientes, ha venido solo. Y la verdad es que me pongo las medallas porque ha salido, no bueno, lo siguiente. Increíbles. Ya hemos repetido varias veces y cuando no sea la época, los haré con congelados de buena calidad, aunque de antemano, ya sé que no será lo mismo.

GUISANTES CON VINO BLANCO Y HUEVO POCHÉ


Ingredientes para 4 personas:


600 g guisantes ya desgranados
1/2 vaso de vino blanco de buena calidad
2 cebollas tiernas 
50 g mantequilla
sal y pimienta negra
1 ramita de menta fresca
4 huevos frescos, sacados de la nevera 30 minutos antes de usar



Hervir los guisantes con guisantes con poca agua, sal y el ramito de menta, hasta que queden al dente. Colar, refrescándolos para que no pierdan el punto de cocción, guardando el agua de hervirlos.

Poner la mantequilla y la cebolla cortada a cuadraditos pequeños en una cazuela al fuego. Dejar pochar a fuego suave hasta que quede la cebolla transparente. Incorporar el vaso de vino, subir el fuego y dejar que se evapore hasta su casi total desaparición. En ese momento, añadir los guisantes y un cacillo del agua de hervir. Dejar que hierva todo junto unos minutos, rectificar de sal, espolvorear con un pellizco de pimienta negra y mantener caliente mientras hacemos los huevos poché
Para hacer los huevos poché: Poner una olla al fuego con agua a hervir. Cortar un cuadrado de papel film, pintar oda su superficie con aceite (eso evitará que el huevo se pegue a él), introducir el film en una taza de café, de manera que sobresalga por los bordes. Cascar el huevo dentro de él, salar y cerrar, sin que quede aire dentro con la ayuda de un cordel de cocina. 
Cuando  el agua hierva, introducir el huevo dentro, y reloj en mano, dejar cocer por espacio de 4 minutos. Sacar, cortar el cordel y con cuidado, dejar resbalar el huevo sobre papel de cocina.
Presentar los guisantes calientes en un plato sopero y el huevo poché encima, decorando con una hojita de menta fresca.  




Imprimir receta





Compartir /

No hay comentarios

Publicar un comentario

Agradezco y espero con ilusión vuestros comentarios, ya que todo ayuda a mejorar.
Si tenéis alguna duda, no dudéis en comentarlo y si está en mi mano, os lo intentaré solucionar.
Los comentarios que sean malintencionados los suprimiré.
Este blog agradece la intención, pero no participa en cadenas de premios

Sobre mí


Hola,

Me gusta la cocina. La he vivido desde que era pequeña, ya que en casa, mi madre y mi abuela materna cocinaban y dirigían de maravilla, haciéndonos participar y ayudar a mis hermanas y a mí.

Popular Posts

Translate

Mis recetas en tu correo

Instagram

© Las recetas de Manu
blog design by Elai the Blogger