PAN DE CENTENO Y TRIGO INTEGRAL CON POLISH Y SEMILLAS

jueves, 12 de abril de 2018


Últimamente mis búsquedas van hacia harinas que no sean refinadas y a realizar los panes con ellas, ya que he retirado de mi alimentación todo lo que sea refinado. Éste pan de centeno y trigo integral con polish y semillas entra dentro de éste apartado.

Es importante que cuando busquéis trigo integral no os dejéis engañar, como me pasó a mi. En la etiqueta del paquete ha de poner TRIGO 100% INTEGRAL, si solo pone trigo integral, yo ya no lo compro.

Cuando realicéis un pan integral, veréis que no se comporta como si fuese un pan con harina refinada, quizás necesitéis más agua de lo normal, también os  encontraréis que la masa os pedirá mas reposos, para que no os quede como un mazacote. Pero eso no es un problema, sencillamente, yo lo que hago es trabajar poco y reposar y así voy repitiendo, hasta que la masa adquiera la textura deseada.
Son panes que requieren tiempo, pero el resultado vale la pena, ya que duran muchísimo mas que los otros y tienen un sabor inigualable.

Ingredientes:
POLISH:
100 g harina de centeno integral
100 g agua
3 g levadura seca o 8 g levadura fresca

PAN:
el polish
230 g harina centeno integral
200 g harina de trigo 100% integral
250 g agua
10 g sal marina
1 cucharada de miel
0,92 g levadura seca o 2 g levadura fresca
150 g de semillas mezcladas: lino, girasol, calabaza, sésamo


POLISH:
Mezclar en un bol los ingredientes, quedará bastante compacto. Tapar con plástico y dejar reposar 3 horas en un ambiente caldeado a 20º

PAN:
Sobre la encimera, echar las harinas mezcladas, hacer un agujero en el centro, con el culo de un vaso. Repartir la sal sobre la harina por el lado mas exterior, para que no toque la levadura. En el centro echar la levadura, el polish a trozos, las semillas y la miel.
Mezclar lo del centro e ir incorporando la harina añadiendo el agua a medida que la masa lo pida.
Hacer una bola y colocarla en un bol enharinado. Tapar con un plástico y dejar reposar en un ambiente caldeado a 20º 1 hora. Sacar, amasar un poco, volver a tapar y reposar otra hora. Esta operación hacerla tantas veces como veáis que necesita la masa para adquirir la consistencia deseada. El pan de la fotografía necesité 4 reposos. Esto depende mucho de la temperatura y de lo que lo amaséis. 
Tener 20 minutos antes el horno encendido a 230º para que se vaya calentando.
Darle forma al pan, no hace falta banneton ni molde, pues se aguanta muy bien con la forma que le queráis dar. Hacerle dos o tres cortes profundos en la superficie con un cuter o un cuchillo muy afilado.
Pasarlo al horno, cerrar, volver a abrir y pulverizar bien las paredes del horno para producir fuerte vapor. Esto ayuda a darle una corteza crujiente al pan. Al cabo de 15´bajar el horno a 200º y dejar hornear unos 45´mas. Para saber si está hecho, darle unos golpes en la base, si suena hueco es que ya está. Quizás necesitéis tapar el sobre, pues al estar tanto tiempo, puede tostarse demasiado.
Sacar y dejar enfriar sobre una rejilla. 
Se mantiene tierno muchos días.














Compartir /

1 comentario

  1. No hay mas que verlo.Para la merienda me comería un buen trozo.Bssssss

    ResponderEliminar

Agradezco y espero con ilusión vuestros comentarios, ya que todo ayuda a mejorar.
Si tenéis alguna duda, no dudéis en comentarlo y si está en mi mano, os lo intentaré solucionar.
Los comentarios que sean malintencionados los suprimiré.
Este blog agradece la intención, pero no participa en cadenas de premios

Sobre mí


Hola,

Me gusta la cocina. La he vivido desde que era pequeña, ya que en casa, mi madre y mi abuela materna cocinaban y dirigían de maravilla, haciéndonos participar y ayudar a mis hermanas y a mí.

Popular Posts

Translate

Mis recetas en tu correo

Instagram

© Las recetas de Manu
blog design by Elai the Blogger