PAVLOVA

lunes, 28 de abril de 2014



Si con una receta he disfrutado de verdad en todo el sentido de la palabra, ha sido con esta.
Normalmente, aprovecho cuando estoy sola para hacer las recetas, pues si no, los de casa se quejan y es que claro...primero cocinar, pero luego viene la sesión fotográfica. Si tengo a la familia por detrás achuchándome; Que ya es la hora de comer, que vamos a comer frío....es que me pongo de los nervios y no puedo hacer las fotos con tranquilidad: fotografiar, mirarlas en el ordenador, no han salido lo que quería, vuelta a fotografiar, vuelta al ordenador.... os imagináis a la familia esperando?.....No, si ya lo entiendo.

Por eso, es por lo que la mayoría de las veces, aprovecho cuando estoy sola para hacer mis cocinillas. Y la comida fría, ya lo se, pero no importa, lo importante es tener las fotos hechas y si puede ser, como las había imaginado, que esto a veces es mucho mas difícil de conseguir, que cocinar.



Pero, mi hermana me dijo que un día fuese a su casa a hacer un pastel, ya que su nieta Jana, la de los Fantasmitas de Jana, le hacía ilusión hacer un pastel conmigo. Y como podéis comprender, yo feliz como una perdiz!!!!! 
Y es que no tengo nietos, pero los de mis hermanas y mis cuñadas, me tienen robado el corazón.....Madre mía, que facilonas y blandas somos las mujeres para estas cosas..... 
La cuestión es que me fui para allá a primera hora. Primero el desayuno con mi hermana, eso que no falte, importantísimo!!!!! y luego bajaron Jana, que ya tiene 10 años, con un delantal de cupcakes precioso, preparadísima para la faena, su hermano Cesc, un retaco de casi 4 años disfrazado de payaso y sus padres (mi queridísimo sobrino y su encantadora y dulce mujer. Y digo eso y aún me quedo corta y es que desprende cariño y amor por los cuatro costados. De ella son las zapatillas de ballet que he usado en el atrezzo). Pasamos el día entre risas, ocurrencias, todos ayudando y sin prisas......que relax!!!. 
Y como guinda, después de la sesión fotográfica, hicimos merienda cena con el pastel de colofón y os aseguro que nos gustó y mucho a todos. Como ligan las frutas, con el merengue y la nata.....MMMMMM.....es una pura delicia. Para todos fue un día muy especial, feliz y relajante.


El origen de este riquísimo pastel es incierto. Su autoría se lo disputan Australia y Nueva Zelanda, la verdad es que tanto da. Lo que si es cierto es que se realizó por primera vez, sobre principios del siglo XX, en honor a la bailarina rusa Anna Pavlova.
Quien se lo inventó, tuvo una gran idea, pues une el crujiente dulzor del merengue, con la suavidad de la nata y la frescura, acidez y sabor de los frutos del bosque. Todo un acierto!
Antes de explicar la receta, decir, que yo hice una grande de tres capas de merengue de 20 cm de diámetro, ya que para la idea que tenía de la foto quedaba mas espectacular, pero a la hora de comer no es tan práctico, pues al partirlo se desmenuza y desmorona con facilidad. Vaya, que el corte no es que quede muy bonito que digamos.
Creo que quedaría mejor, hacer uno o dos pisos y en raciones individuales.


Ingredientes para una tarta de 20 cm de diámetro:

Merengue:
6 claras de huevo 
300 gr azúcar glas
1 cucharada de postre de vinagre blanco
30 gr de harina fina de maíz (Maizena)
un pellizco de sal
se puede aromatizar con una cucharadita de postre de agua de rosas

Nata montada:
500 gr nata bien fría para montar con un 35% mínimo de materia grasa
2 cucharadas de azúcar

Decoración:
500 gr de fresones pequeños
1 cajita de moras
1 cajita de frambuesas
1 cajita de arándanos
1 cajita de grosellas
pistachos

Empezar por el merengue, pues necesita horas. Incluso se puede hacer el día antes.
En papel de hornear dibujar 3 círculos de 20 cm de diámetro. Dar la vuelta al papel y colocarlo sobre bandejas de horno. Necesité dos, ya que en uno solo me cupieron dos y en el otro puse el circulo restante.
Precalentar el horno a 100 o 120º según la potencia de este.
Montar las claras y la sal, con la maquina eléctrica de varillas, hasta que tomen cuerpo y estén medio montadas. Añadir entonces cucharada a cucharada el azúcar. Dejar trabajar la maquina a velocidad alta hasta que estén firmes y brillantes. Añadir sin dejar de batir, la harina de maíz previamente tamizada y el vinagre.
La harina de maíz, les da cuerpo a las claras y evita que el merengue baje.
Colocar el merengue en una manga pastelera y con su ayuda hacer un circulo sobre el dibujo en el papel y luego rellenar el interior de éste. Con el dorso de una cuchara alisar la superficie.




Pasarlo al horno y cocer por espacio de 1 hora 30 minutos, dependiendo de la potencia del horno. Podemos abrir el horno y tocar con la yema del dedo, si no se nos engancha y tiene cuerpo ya está. 
Cuando esté cocido, que en realidad lo que habremos conseguido es secarlo, parar el horno, dejando dentro el merengue hasta que se enfríe completamente.
Por otro lado montar la nata con el azúcar en la maquina eléctrica de varillas, vigilando de no pasarnos, pues se nos podría convertir en mantequilla.



Montaje del pastel:
Preparar los fresones: lavarlos y a los mas grandes, sacarles los pedúnculos y cortarlos a trozos. 
Sobre la bandeja donde lo vayamos a servir, colocar una capa de merengue, cubrirlo con una generosa capa de nata. Por encima esparcir trozos de fresones y alguna fruta del bosque. Repetir lo mismo con una segunda capa de merengue y sobre ello cubrir con el tercer piso de merengue, al que le pondremos un poco de nata, la justa para que las frutas no se muevan. Decorar la superficie con los fresones enteros, los frutos del bosque y los pistachos.







Imprimir receta


HAMBURGUESAS ESPECIALES

jueves, 24 de abril de 2014


 El otro día Eli, una amiga que ha pasado unos días en Marrakech me explicaba que habían comido allí, unas hamburguesas buenísimas. No me supo explicar los ingredientes, pero me dijo que estaban rebozadas con harina y canela, lo que le daba un sabor según ella muy especial. Yo alucinaba, jamas se me habría ocurrido comer este tipo de comidas en Marrakech. Esas las dejo para cuando estoy aquí. Allí me gusta disfrutar de sus manjares, de los que nunca me canso.
Pero mientras ella iba hablando y hablando de su viaje, mi imaginación iba por otros derroteros, dando vueltas a las hamburguesas, pues me llamó mucho la atención el rebozado.
La verdad es que la mezcla de especies y hierbas que he puesto a mi me ha gustado mucho, pero es que me encantan todas ellas.
Es una hamburguesa con múltiples sabores, pero según os guste y la imaginación y gusto de cada uno, se puede variar con la cantidad y el número de ellas.



Ingredientes para 8 personas:
600 gr carne de ternera picada, o de cordero o la mezcla de las dos
un buen puñado de hojas de menta picadas
un buen puñado de  hojas de perejil picadas
unas hojas de cilantro picadas
1 cebolla mediana cortada a cuadraditos muy pequeños
la ralladura de un limón
1 huevo
1 cucharadita de postre de salsa Worcestershire
1 cucharadita de postre de salsa de soja
Sal, pimienta negra, jengibre molido, cúrcuma molida, cardamomo molido, un pellizco de nuez moscada molida, un pellizco de clavo molido y un pellizco de canela
Para rebozar: harina y un poco de canela, bien mezclado

Mezclar todos los ingredientes y probar el punto de sal. Si quedase muy mojado, con un poco de pan rallado conseguiremos la textura necesaria. Dividir en 8 porciones, dar la forma de hamburguesa y rebozarlas con la mezcla de harina y canela.
Freírlas en aceite al gusto de cocción.




NARANJAS QUEMADAS CON AZÚCAR

lunes, 21 de abril de 2014



Hay postres tan, tan sencillos que si no te los recuerdan, se te olvidan. Éste es uno de ellos y me gusta tanto, que una manera de tenerlo presente es ponerlo en el blog. Sobre todo, por los ingredientes que lleva, que normalmente siempre los tenemos a mano. Cuando tengamos un imprevisto lo podemos realizar en un momento.


Ingredientes para 4 personas:

2 naranjas
azúcar

Acompañamiento: Nata, helado, nueces

Pelar muy bien las naranjas, desposeyendolas de piel y parte blanca. Cortarlas a rodajas y colocar éstas en una bandeja sin amontonar. Espolvorear generosamente son azúcar y con un quemador de azúcar, mejor que el soplete, dorar la superficie de las rodajas.
Servir con nata o helado y nueces troceadas.





 Imprimir receta



Ahora que estamos en época de fresas tenía ganas de hacer un postre con ellas y quería hacer algo fácil y distinto. Este postre me gusta mucho, ya que el dulzor de la crema combina muy bien con la acidez de las frutas.




Ingredientes para 4 personas:

200 gr de fresones pequeños, limpios, sin rabito y cortados en cuatro a lo largo
1 cajita de arándanos
1 cajita de frambuesas
ralladura de un limón
1 tableta de chocolate blanco
150 ml de nata para montar al 35% de materia grasa
azúcar glas

Mezclar las frutas con el limón rallado en un bol. Tapar con film y guardar en la nevera 1 hora, removiéndolo dos veces.
Pasado el tiempo repartir las frutas en 4 boles individuales, reservando algunas.
Trocear el chocolate en un bol. Reservar
Calentar hasta que casi llegue al punto de ebullición la nata, echarla sobre el chocolate. Dejar reposar 3 minutos y remover con una espátula hasta su completa disolución. Dejar enfriar para que espese. 
Poner el horno en marcha a modo gratinador.
Una vez fría y espesa, echar la crema sobre las frutas de los boles y decorar el sobre con las frutas que teníamos reservadas. Espolvorear por encima  un poco de azúcar glas y pasarlo al horno unos 5 minutos, hasta que veamos que la crema ha tomado un color tostadito.
Sacar del horno y servir tibio.




VERDURAS A LA SOJA

jueves, 10 de abril de 2014




Esta receta y muchas mas, me las enseñó Isabel, la madre de una amiga mía. Era filipina, con lo que me enseñó la cocina de allí, que me gusta muchísimo.
Cada verano, cuando Isabel iba a pasar una temporada con su hija, siempre me colaba en su casa para ver y aprender de su cocina. A ella le encantaba enseñarme y tengo una libreta con todas las recetas que me enseñó y que yo fui escribiendo y guardando. Mi amiga y su marido montaron un restaurante en Barcelona, donde en su carta había muchas de sus recetas.



Ingredientes:
Se puede poner cualquier verdura, todas quedan bien; cebollas, zanahorias, ajo, cebolletas, apio, puerro, pimientos, pencas de espinacas, champiñones o setas chinas y col china.
Todas las verduras se cortan a tiras finas.
Sal, pimienta negra
La medida de un vaso de vino, de salsa de soja

En una  cazuela tipo wok, echar un buen chorro de aceite y en el dorar dos ajos pelados. Desecharlos una vez dorados si nos molestan, si no, dejarlos. Incorporar las verduras según el tipo de cocción que necesiten. Primero, cebollas, pimiento, zanahorias, apio, puerro, etc. Después, setas y una vez hayan evaporado el liquido, la col y las pencas. Cuando éstas también hayan perdido casi todo el liquido echar la soja. Dar unas vueltas, siempre a fuego vivo y servir.






Este invento ha salido de cuando Gloria, hizo un pastel especiado de chocolate. La idea me encantó, ya que ella le puso mantequilla salada, lo que realza el sabor del chocolate. 
Partiendo de esa premisa, mi cabeza empezó a dar vueltas a la idea de poner especies y de allí a juntarle alguna fruta, para darle un toque ácido al conjunto. He hecho tres pasteles cambiando medidas, ya que quería como el suyo, que el pastel quedase húmedo por dentro, pero con los sabores en boca de todos los ingredientes.


Además del chocolate y la mantequilla salada, lleva especies: pimienta negra, cardamomo y jengibre, que le dan un retrogusto un poco picante. El toque exótico lo pone la leche de coco y el ácido el kiwi.
El último que hice, que es el de las fotos del corte, lo hice con fresones, pues ese día no tenía kiwis, pero me gusta mas el sabor que le da el kiwi, es mas ácido y con el chocolate contrasta mas.


Gloria, es una de aquellas cosas buenas que me ha aportado este mundo del blog. Siempre he dicho que gracias a esta aventura en la que me he metido, he conocido vía internet o físicamente a gente maravillosa, que me  han dado mucho y han enriquecido mi vida de gratas experiencias y ella ha sido la guinda.
Generosa, dulce, desprendida, gran amiga de sus amigas, y muy, muy trabajadora. Solo hace falta que miréis su blog, para que veáis como expresa su dulzura y sensibilidad a través de sus fotos y su manera de escribir.
Me ha enseñado muchísimo de fotografía y Photoshop. Y tela......porque yo soy espesa, espesa. Pobre, que paciencia!!. Lástima no tenerla cerca, aunque para ella quizás mejor.....(no la dejaría en paz). Siempre me ayuda, dándome su opinión de las fotos y ayudándome a ver defectos, problemas y encuadres que yo ni había visto. Aquí, la diferencia de la experiencia!!!!


Ingredientes para un molde de 1 litro de capacidad:

3 huevos a temperatura ambiente
225 gr azúcar
225 gr harina común
2,5 gr levadura química
60 gr cacao puro
125 gr mantequilla salada, muy reblandecida
100 ml leche de coco, en su defecto leche entera
2 kiwis
1 cucharadita café jengibre molido
1 cucharadita café cardamomo molido
1/2 cucharadita café pimienta negra molida

Precalentar el horno a 180° .  Mantecar y enharinar el molde
Pelar y cortar el kiwi a trocitos. Chafar los trozos con un tenedor y reservar.
Mezclar bien la harina, levadura, especies y cacao. Reservar.
En una maquina con las palas de batir, trabajar la mantequilla con el azúcar hasta conseguir una crema blanquecina. Añadir los huevos uno a uno. Parar la maquina, echar la mitad de la mezcla de secos y con una espátula, remover para incorporarlo. Esto lo hago así, pues si lo echo con la máquina en marcha, me lo pone todo perdido, con el polvillo que suelta. De esta manera una vez mezclado, ya puedo ponerla en marcha otra vez, que no me ensuciará nada. Añadir la leche y cuando se haya unido, proceder como antes con el resto de secos.
Ya fuera de la maquina añadir y mezclar con la espátula, los kiwis junto con el jugo que hayan soltado.
Rellenar el molde y pasarlo a cocer al horno mas o menos de 35 a 40 minutos, dependiendo de la potencia del horno. la gracia del pastel que es que por dentro quede húmedo, tipo brownie. Dejarlo enfriar 15 minutos, antes de sacarlo del molde y entonces colocarlo sobre una rejilla hasta que se enfríe totalmente.





Imprimir receta

CURRY AMARILLO DE VERDURAS

jueves, 3 de abril de 2014



El otro día hice judías verdes hervidas, pero me apetecía darles un aire distinto. En la nevera habían champiñones que se tenían que usar ya, en el congelador, guisantes y en la despensa una lata de leche de coco.....
Con lo que a mi me gusta el curry y teniendo curry amarillo en pasta.......rápido cogí mi libro de cocina asiática y repasé recetas, aunque luego hago lo que quiero, pero al menos la idea ya la tengo.
Aquí os dejo la receta. La pasta de curry y la lima kefir, ahora es fácil encontrarla en establecimientos orientales. De currys en pasta, hay tres tipos: rojo, verde y amarillo. El mas fuerte es el rojo y el mas suave el amarillo. Siempre uso éste último pues lo domino mas. Si lo quiero mas fuerte le pongo mas cantidad, si no, le pongo menos y así me apaño bien. 


Ingredientes para 4 personas:

600 gr judías verdes hervidas al dente
200 gr guisantes baby congelados
200 gr champiñones cortados por la mitad
2 cebollas tiernas cortadas a rodajas y aprovechando al máximo el tallo
1 pimiento verde a tiras
2 tomates a trozos
1 cucharada de postre de curry amarillo en pasta
1 lata de leche de coco 400 gr
1 cucharada de postre de granos de mostaza
1 cucharadita de cúrcuma
1 cucharadita de canela en polvo
2 hojas de lima Kefir 
2 cm de jengibre fresco pelado y rallado
aceite de girasol
sal y pimienta negra
2 cucharadas de cilantro fresco un poco trinchado

En una sartén grande, echar el aceite y los granos de mostaza. Arrimar al fuego y cuando éstos chisporroteen añadir la cebolla, rehogar hasta que quede transparente y añadir el curry y los champiñones. Cuando éstos estén cocidos añadir el resto de los ingredientes excepto el cilantro. Dejamos cocer a fuego suave unos minutos.
Servir con el cilantro desmenuzado y esparcido por encima y acompañado con arroz basmati, al que cuando ya esté hecho y colado, le rayamos un poco de piel de limón  y lo mezclamos bien. Le da un aroma fantástico.







Imprimir receta

Sobre mí


Hola,

Me gusta la cocina. La he vivido desde que era pequeña, ya que en casa, mi madre y mi abuela materna cocinaban y dirigían de maravilla, haciéndonos participar y ayudar a mis hermanas y a mí.

Popular Posts

Translate

Mis recetas en tu correo

Instagram

© Las recetas de Manu
blog design by Elai the Blogger