VITELLO TONNATO

lunes, 29 de julio de 2013



Esta carne fría de origen italiano,  acompañado  con una riquísima salsa de atún,  es un complemento ideal para tomar como plato principal en una cena, en estas noches veraniegas,  cuando el calor remite y el fresco empieza a aparecer,  después de esas interminables horas de sofocante calor.  
En una terraza o bajo los árboles del jardín,  en compañía de amigos y a la luz de las velas.  La mejor hora del día. 
Tengo dos versiones de la misma receta.  Hoy os traigo  una sencilla y rápida. Otro día os mostraré una receta antigua.
Para  mi,  lo más importante y lo que puede arruinar el plato es la salsa.  El gusto ha de ser suave,  con un toque ácido y no debe predominar ninguno de los otros sabores.  Ha de estar equilibrado.  Es entonces cuando para mí,  la salsa está perfecta.




Ingredientes para una pieza de redondo de ternera:
1 pieza de redondo de ternera de más o menos 800 gr
Para la salsa:
300 gr atún en aceite de oliva (usar el atún y su aceite) 
10 filetes de anchoa en aceite de oliva (usar anchoas y aceite) 
2 cucharadas colmadas de alcaparras escurridas
el zumo de un limón grande
1 huevo entero + 1 yema (todo en crudo) 
3/4 la de aceite de oliva suave

La manera tradicional, es hervir  la carne en un caldo con cebolla,  zanahoria, apio,  una hoja de laurel y 2 anchoas limpias y destripadas.  Cuando el agua hierve a borbotones y no antes, añadir la carne bien atada. Con esto conseguimos que las fibras de la carne queden prietas y el sabor se mantenga intacto. 
Dejar hervir por espacio de 2 horas justas.  Parar el fuego y dejarlo enfriar en el caldo. 
Aunque en casa, a mi marido, le gusta más la carne rustida o asada y así  la hacemos. Rustida y una vez hecha, escurrida de su jugo y guardada en el frigorífico.
La salsa:
Es importantísimo que quede muy bien triturado ya que ha de quedar con la textura de una mayonesa.  Ojo,  que no es una mayonesa. 
Si tenéis una Thermomix va perfecto, ya que tritura muy bien.  Si no, con un minipimer,  hasta conseguir la textura deseada. 
Echar en el vaso el atún,  las anchoas,  las alcaparras y el limón.  Triturar hasta conseguir una textura finísima. Añadir el huevo y la yema y seguir triturando más despacio añadiendo el aceite al hilo. 
Guardar la carne bien escurrida y la salsa en el frigorífico  hasta el momento de servir. 
Cortar la carne en lonchas lo más finas posibles y acompañar con la salsa. Decorar por encima con alcaparras. 


Con lo que sobraba de carne, hice una ensalada buenísima, bueno, al menos a mi me encantó.
Corté la carne a rodajas un poco mas gruesas, y éstas a cuadritos, añadí rúcula, manzana a cuadrados y nueces. Lo aderecé con la salsa. Probadlo, no os defraudará.
Con esta receta me despido por vacaciones. Necesito un descaso para volver con las pilas bien cargadas y muchas recetas para publicar. 


Antes de irme, os quiero dejar este magnifico poema hecho canción de María Elena Walsh - Argentina - 1930-2011. Cantora, poeta, escritora y dramaturga. Ésta canción: "Serenata para la tierra de Uno", no me canso de escucharla, su letra me conmueve y me emociona cada vez que la escucho. Aquí interpretada magníficamente por Mercedes Sosa en 1980



BANANA BREAD - PAN DE PLÁTANO Y NUECES

jueves, 25 de julio de 2013



Éste es un rico y suave cake, una buena solución para cuando tengamos plátanos muy maduros.
Es una buena manera de aprovecharlos. El plátano le proporciona dulzura, sabor y una textura un poco mojada muy agradable. A los niños les encanta este tipo de cake y se conserva varios días.
He probado varias recetas hasta conseguir ésta, de la que me siento realmente satisfecha por su jugosidad.



Ingredientes para un molde de cake de 9x27x7cm. o 1,750 lt. Con estas medidas también se podría hacer en dos moldes pequeños:

250 gr harina común
155 gr azúcar moreno
1 cucharadita café de bicarbonato
1/2 cucharadita café de levadura química ( Royal)
1/4 cucharadita café de sal
2 huevos
3 plátanos grandes muy maduros
100 ml mantequilla líquida y fría
75 ml leche
1 vaina de vainilla
100 gr nueces troceadas


Precalentar el horno a 170°. Mantecar el molde, colocar papel de horno en la base, volver a mantecar y espolvorear harina por toda la superficie. Golpear al revés el molde para desechar la harina sobrante.
Mezclar harina, bicarbonato, levadura y sal. Cernir y reservar.
Batir a punto de nieve fuerte, con un pellizco de sal las claras y reservar.
En un bol aplastar con un tenedor los plátanos hasta la consistencia de puré, incorporar las semillas de la vaina de vainilla, las yemas y el azúcar y mezclar bien. Añadir la mantequilla y la mezcla de secos que teníamos reservada y las nueces. Remover con una espátula de madera, lo justo para mezclar. Mejor menos que mas, para que no pierda esponjosidad.
Incorporar las claras a punto de nieve y mezclarlas con muchísimo cuidado, con movimientos envolventes, hasta que queden integradas a la masa.
Rellenar el molde y hornear por espacio de 50 a 60 minutos, dependiendo del horno. Si se dora demasiado se puede cubrir con papel de aluminio. Para saber si esta hecho, introducir una brocheta en el centro hasta el fondo, si sale limpia, el cake estará en su punto.
Apagar el horno, abrir la puerta a medias y dejar el cake dentro.
A los 15 minutos, sacar del horno y dejarlo enfriar dentro del molde.
Está mejor dejándolo reposar 24 horas.
Se mantiene tierno bien, bien, durante 4 días.



VICHYSSOISE

lunes, 22 de julio de 2013

Esta es una de aquellas cremas, que bien fresquita siempre me apetece.
Se que es un clásico, pero no puedo dejar de ponerla, sin ella, el blog andaría cojo.


Ingredientes para 4 personas:
8 puerros bien grandes y hermosos (solo la parte blanca)
1 patata grande
1 cebolla (optativo)
1 cucharada de mantequilla
1 cucharada de aceite de oliva suave
Sal al gusto
un pellizco de pimienta negra machacada
un pellizco de nuez moscada
Caldo de pollo
Crema de leche

Pelar, limpiar bien y cortar a trozos la parte blanca de los puerros. Rehogarlos en una sartén con la mantequilla y el aceite, junto con la cebolla (que yo no pongo, ya que me enmascara el sabor del puerro), vigilando que se cuezan pero no cojan color. Añadir la patata pelada, limpia y desgajada a tacos, para que suelte el almidón. Espolvorear de sal, pimienta, nuez moscada y cubrir con caldo.
Hervir a fuego medio hasta su total cocción.
Con una espumadera sacar las verduras y triturarlas hasta convertirlas en un puré fino, echando el caldo necesario para la obtención de una crema. Añadir crema de leche. No pongo la cantidad, ya que me gusta añadir un poco y probar y así hasta conseguir el punto óptimo. Rectificar de sal y guardar en el frigorífico hasta el momento de servir.

CLAFOUTIS DE CEREZAS

jueves, 18 de julio de 2013



Es tiempo de cerezas y hemos de aprovecharnos de ellas. Mermeladas, pasteles, tartas, helados, guisos , salsas y como no, esta típica y clásica receta francesa, con origen en la región de Limoges, en Lemousín.


Ingredientes para 4 personas:
500 gr cerezas ya deshuesadas, calcular unos 650 a 700 gr con hueso
2 cucharadas de Kirsh
3 huevos
3 cucharadas colmadas de azúcar glas
1 cucharada de azúcar avainillado
50 gr harina
100 ml leche
un puñado de almendras fileteadas
mantequilla

Lavar las cerezas, deshuesarlas y ponerlas en maceración 15 minutos con el Kirsh. Escurrir y reservar.
Separar las yemas de las claras y montar éstas a punto de nieve, con un pellizco de sal.
Precalentar el horno a 170°
Batir las yemas con los azúcares, hasta conseguir que doble el volumen y quede una crema blanquecina. Añadir la harina, hasta integrarla y luego la leche. Veréis que queda una crema clarita, ésta es la consistencia adecuada. Incorporarle las claras montadas y con mucho cuidado y movimientos envolventes mezclar hasta unificarlo todo.
Engrasar con mantequilla el fondo y las paredes de una bandeja de horno de paredes altas. Verter la crema en él y distribuir por encima las cerezas. Esparcir por encima las almendras.
Hornear durante 40 minutos con el horno a una temperatura media.


Este postre puede servirse caliente, pero para mi gusto es mejor saborearlo tibio y espolvoreado de azúcar glas.
Cuando no es época de cerezas, también se puede confeccionar con otro tipo de frutas, guindas o cerezas confitadas, siempre que la fruta usada no contenga una gran cantidad de líquido, ya que nos humedecería demasiado la masa.
Si se hace con manzanas, peras o ciruelas, se le llama flognarde o flaugarde, según la región.






BUTIFARRA CON FRUTOS SECOS

lunes, 15 de julio de 2013



Este plato lo hizo mi hermana, en nuestra reunión familiar anual, el día que nos juntamos para hacer los buñuelos del Ampordà.
La verdad es que en casa, la butifarra nos gusta a la brasa, si no puede ser, un buen recurso es a la plancha o con vino, pero de esta manera que la presentó ella me gusto mucho, aunque le he hecho alguna variación.
Aquí, en nuestro pueblo la butifarra es una delicia. Siempre sale bien, ya que el producto es de muy buena calidad,  es país de embutido de cerdo. Hacen verdaderas maravillas con él: longanizas, fuets, bulls blancos y negros, butifarras de perol y de huevo, etc.



Ingredientes para  8 personas:
1 Kl de butifarra.
200 gr albaricoques secos
100 gr pasas sultanas
50 gr piñones
1 vaso de Jerez seco
1 cucharada de aceite de oliva suave


Hidratar los albaricoques y pasas, dándoles un hervor con el Jerez y reservar.
Freír la butifarra con un poco de aceite de oliva hasta que quede dorada. Añadir los piñones y tostarlos un poco.
Bajar el fuego e incorporar  los frutos con el Jerez y dejar cocer todo junto hasta que el líquido se haya evaporado. Si os gusta mas jugoso, parar el fuego antes de que se evapore todo el jugo.
Servir caliente.





PUDDING DE FRUTOS ROJOS

jueves, 11 de julio de 2013




Me encantan los frutos del bosque y cuando veo lo gordos que son en los países fríos, me dan una envidia.... porque aquí la verdad es que son muy pequeñitos, pero... hemos de conformarnos con lo que tenemos.
En el jardín de casa de mi cuñada, en la Molina, para coger arándanos negros, me tenía que estirar en el suelo porque eran tan pequeñitos que las hojitas los tapaban, digo tenía, porque ahora paso de las horas que transcurría allá estirada cogiéndolos. En Makro, venden unas bolsas de kilo con arándanos congelados  de tal tamaño, que cada arándano hace tres de los que cogía yo.
Este delicioso y fresco postre lo he sacado de un librito de Anne Wilson. Se come como si nada ya que es todo fruta.
Es mejor prepararlo con un día de antelación.

Ingredientes para un bol de pirex de 1 Lt de capacidad:
100 gr grosellas rojas
100 gr arándanos rojos
200 gr fresones a trozos
200 gr frambuesas
200 gr azúcar
pan de molde a rebanadas del día anterior



Colocar las grosellas, arándanos y fresones en un cazo grande junto con el azúcar. Poner a cocer a fuego suave removiendo lentamente, hasta que el azúcar quede disuelto en el jugo que suelte la fruta.
Añadir en ese momento las frambuesas y dejar cocer 3 minuto mas, removiendo de vez en cuando, hasta que la fruta esté blanda. Retirar del fuego y dejar enfriar.
Descartar la corteza de las rebanadas de pan de molde. Con una rebanada hacer un circulo del tamaño del fondo del molde y colocarlo. Forrar los laterales del mismo con rebanadas superpuestas.
Verter la mezcla de fruta con su líquido en dicho bol. Cubrir el sobre con mas rebanadas de pan cortadas a medida y cortar asimismo las puntas sobrantes de los laterales.
Envolver el molde con film transparente, colocar un plato de postre encima y sobre él una lata para que haga peso.
Guardar en el frigorífico  hasta el día siguiente.
Para servir el pudding, darle la vuelta y dejarlo caer sobre la bandeja donde se vaya a servir.
Se puede acompañar con nata espesa, a fin de contrarrestar el sabor intenso de las frutas silvestres, pero personalmente a mi me gusta tal cual.

Mas fotos de nuestro taller de fotografía:








Fuente: Anne Wilson



FOUESSE

lunes, 8 de julio de 2013



La Fouesse es un pan de brioche, típico de la Bretaña francesa, ni dulce, ni salado con lo que nos sirve tanto para acompañar uno u otro. No confundir con la Fouace, originaria de la región de Midi-Pyrénées.
Tradicionalmente, después de Grand Pardon de Note Dame de la Cour, en Lantic,  los marineros iban descalzos desde Binic y Saint Quay-Portrieux, para recibir la bendición de la Virgen. Un panadero del lugar creó una torta de brioche con pasas para ese día. 
Hoy en día se ofrece dos veces por semana, los Jueves y Sábados.
En las panaderías incorporan a la masa una parte de masa de pan fermentada. En casa, simplemente le añadimos levadura de panadería.


Para una Fouesse de 28 cm de diámetro:

600 gr harina
80 gr de mantequilla con sal (en Mercadona la tienen) reblandecida
4 huevos a temperatura ambiente
80 gr azúcar
una cucharadita de café de sal
150 ml leche templada
1 bolsita de levadura de panadería en polvo
1 cucharada de agua de flor de azahar
un puñado de pasas de Corinto (optativo)

En la cubeta de la panificadora, poner la leche, el agua de Azahar, los huevos, la mantequilla y el azúcar. Echar encima la harina. Hacer dos agujeritos en ella bien separados. En una echar la levadura y en el otro la sal. Taparlos con la harina.
Poner la maquina en la función de "Amasar" y dejarlo trabajar hasta conseguir una masa lisa, elástica, un poco pegajosa pero que se despegue de las paredes de la cubeta. 
5 minutos antes de terminar, incorporar las pasas.
Pasarlo a un barreño engrasado con aceite, tapar con film y una manta por encima. Dejarlo reposar en un sitio cálido y protegido de corrientes de aire, durante 2 horas, hasta que haya doblado y triplicado el volumen.
Echarlo sobre la encimera aceitada y con las manos también untadas. Trabajar la masa nuevamente y colocarla dentro de un molde mantecado desmontable de 28 cm de diámetro.
Tapar igualmente con film y la manta. Reposar una hora.
Pasada media hora, encender el horno a 220° y cuando vayamos a introducir la Fouesse, bajar la temperatura a 180°
Antes de introducirlo, con un cuchillo muy afilado hacer un rombo grande sobre la superficie.
Cocer por espacio de 30 minutos. 
Desmoldar y dejar enfriar sobre una rejilla.


El Sábado, estuve en un taller de fotografía culinaria "Balance de Blancos" organizado por Raquel Carmona "Los Tragaldabas" y Luisa Morón "Cocinando con mi Carmela". Unas fantásticas y simpatiquísimas maestras, que nos enseñaron a usar la cámara, a sacarle partido a todas sus posibilidades y ahora con toda esa información, a ponerla en practica, que no es poco. Tuvieron una paciencia de santo, ayudándonos a todas, una a una, con todos los problemas que nos iban surgiendo después de una mañana de clase teórica y una tarde de práctica con un calor sofocante.
El cursillo lo hicimos en una tienda preciosa,"Verde Mandarina", en Barcelona en pleno barrio de Gracia, que venden cosas preciosas para la casa, mucha porcelana Green Gate, con lo cual, alguna que otra cosa nos llevamos para nuestras composiciones. Que difícil es no caer en la tentación..... y mas si están de rebajas! 



Fue fantástico conocer  todos las bloguers que estábamos ahí. A algunas ya las seguía, a otras, desde ahora ya forman parte de mis incondicionales. Muy buen rollo y mucha simpatía fue lo que destiló todo el día. 
Maria José de "Dit i fet" 
Marta de "Sweet Harmonie" 
Letizia de "Friaielli & Sound" 
Carlota de "Little things & co
Mª Gloria de "Gourmenderies" 
Silvia de " A Pie in The Sky" 
Clara de "Entrando en la cocina con Claire" 
Raquel de "My Cutecakes"
Ester de "La Cuinera" 
Miquel de "Pebrots verds"
Maragda de "La quinta de Luqulus"
Olga de "Nina´s Kitchen"

Todo el grupo - foto hecha por Barbara de "Verde Mandarina"



Este pastel lo probé cuando lo hizo la madre de mi amiga Marilen, lo encontré tan delicioso que le pedí la receta y rápidamente lo hice. El resultado no tenía nada que ver con el suyo. Hablándolo con ella, llegamos a la conclusión que el problema venía de la harina. Ella lo hizo con harina americana, ya que pasaba épocas en New York y la traía de allí. Al compararlas, la de aquí era mucho mas fina y la suya era mas gruesa. Guardé la receta y en la libreta se quedó, ya que no tenía manera de poder hacerlo. De esto hace como 15 años o mas, pero siempre me quedó en la memoria ese pastel de chocolate. 
Creo que justo lo que no podemos hacer, a veces es lo que mas ganas tenemos de realizar.
El otro día de repente, me vino la iluminación al hacer berenjenas fritas a la andaluza, vale, ¿que que tiene que ver una fritura de verdura con un pastel?  Pues la harina, ya que ésta es precisamente gruesa, como si le faltase  la última molienda y eso es precisamente lo que me hacia falta para hacer mi pastel de chocolate americano.
El bizcocho que he hecho es el suyo, pero le he incorporado pasta de menta, ya que quería simular el sabor de un After Eight.
Este bizcocho no sube mucho, quizás sea debido al tipo de harina, pero es igualmente delicioso.



Ingredientes para un molde redondo de 24 cm de diámetro:
Para el bizcocho:
1 3/4 de cup (175 ml) leche entera
1/2 cup (100 gr) cacao puro
1 3/4 cup (300 gr) harina americana o harina "Las Panaeras": la tienen en Mercadona o en Mackro. Se puede variar un poco mezclando 200 gr de harina   "Las Panaeras" y 100 gr harina común
1 3/4 cup (380 gr) azúcar
3 cucharadas de postre de pasta de menta
8 gr levadura química "Royal"
1/2 cucharadita de café de sal
1/2 cup (100 gr) mantequilla reblandecida 
7 huevos
Cobertura:
1 tableta de chocolate sin leche
1 yema de huevo
Leche condensada
2 cucharadas de postre de pasta de menta.



Confección del bizcocho:
Mezclar el cacao con un poco de leche, hasta conseguir que  quede bien deshecho, añadir el resto de la leche y ponerlo al fuego hasta que arranque el hervor. Una vez conseguido, sacar del fuego y dejarlo enfriar.
Tamizar la harina, junto con la sal y la levadura.
Mientras, poner en la maquina los huevos a trabajar hasta que espumeen, añadir el azúcar y seguir batiendo hasta conseguir una crema. Incorporar la mantequilla y seguir trabajando hasta que quede bien incorporada.
Echar la mezcla de secos intercalando con la leche chocolateada, alternándolo, empezando y terminando por la harina.
Una vez bien mezclado, añadir la crema de menta. Se puede aumentar o disminuir la cantidad, pero con la medida que he puesto, quedan los sabores muy equilibrados.
Introducir la masa en el molde y dar unos golpes con el molde lleno sobre la encimera para que se asiente la masa. Pasarlo al horno y cocerlo por espacio de una hora, según la potencia del horno. A los 50 minutos, pinchar el bizcocho con una aguja, si sale seca, ya está hecho.
Reposar el bizcocho en el molde sobre una rejilla 10 minutos y luego desmoldarlo y dejarlo enfriar sobre la rejilla.
Preparación de la cobertura:
Deshacer el chocolate al baño María, una vez este bien deshecho y mezclado echar la yema de huevo y batir rápidamente con unas varillas manuales. Veremos que espesa en un momento. Sacar del fuego y añadir leche condensada, cucharada a cucharada hasta que os guste el sabor. Añadirle la menta, mezclarlo bien y echarlo sobre el bizcocho.
Antes de servir espolvorear con cacao.









HABAS A LA CATALANA

lunes, 1 de julio de 2013


Nos gustan mucho las habas, sobre todo a mi marido.
Tenemos la suerte de tener amigos con huerto y excedencia de materia prima, con lo que siempre las comemos recién cogidas, creo que esto es muy importante, pues para este plato han de ser grandes, pero no viejas y cuando las compras en la tienda no sabes el  tiempo que han estado dando vueltas, ya que con el paso de los días, es cuando se encuentra la piel y no es tan agradable.
Por suerte en  casa,  esto no nos ocurre.
Cuando son pequeñitas, a mi marido le apetecen muchísimo.
Las hacemos hervidas al dente y fritas con la vaina "en casaca". 
Otra manera deliciosa de degustarlas, es desgranadas, fritas con la sartén tapada, a fuego suave, ya que no se han hervido previamente. En el último momento, cuando ya están hechas y un poco doradas, cascar un huevo encima y dejar que se haga. Es un plato increíblemente gustoso.
Hoy os las presento con una receta de mi madre, que es como las hacemos siempre. ¡¡Ah, que buenas esas recetas clásicas de toda la vida!!!


1 Kg. habas desgranadas grandes y frescas
1 cebolla cortada a cuadritos
1 ajo pelado
1 tomates maduros rallados
150 gr de tocino entreverado a tacos pequeños ( hemos puesto taquitos de jamón,  ya que la pata estaba en sus finales y se tenía que aprovechar)
un trozo de bull negro a trozos o de butifarra negra
un manojito de menta fresca
una cucharada de postre de pimentón dulce de la Vera
1/2 vaso de anís
1/2 vaso de vino rancio
1 cucharadita de postre rasa de azúcar
sal y pimienta negra

En una cazuela con aceite, sofreír el tocino, añadir el ajo y la cebolla, cuando ésta ya esté dorada, incorporar el pimentón y el tomate. Rehogar todo junto, hasta que el tomate haya exudado toda su agua.
Añadir las habas, la menta, los alcoholes y la sal y pimienta necesarias.
Cuando arranque el hervor, bajar el fuego y cocer tapado hasta que las habas estén hechas. A mitad de la cocción, añadir el bull negro o butifarra a trozos.
Este plato es mejor de un día para otro. Como todo buen guiso, gana con el paso de las horas.


Sobre mí


Hola,

Me gusta la cocina. La he vivido desde que era pequeña, ya que en casa, mi madre y mi abuela materna cocinaban y dirigían de maravilla, haciéndonos participar y ayudar a mis hermanas y a mí.

Popular Posts

Translate

Mis recetas en tu correo

Instagram

© Las recetas de Manu
blog design by Elai the Blogger