Le llamo mega magdalenas, por que las pongo en unos moldes grandes, pero también se pueden poner en moldes mas pequeños, pero son tan buenas...que si lo hacéis en los pequeños con una no vais a tener suficiente.
Dentro llevan trocitos de manzana, que al ser de calidad fuerte, no se deshacen en la cocción y le dan un toque ácido, aromatizado sutilmente por la canela y con una cobertura de nueces. Espectacular!


115 gr mantequilla pomada
125 gr azúcar blanquilla
100 gr azúcar moreno
2 huevos grandes
250 gr harina común
1 cucharadita de café de levadura química
1 cucharadita de café de bicarbonato sódico
1/2 cucharadita de café de sal
1 cucharadita de café de extracto de vainilla
250 ml de nata para cocinar
2 manzanas Granny Smith
1 cucharadita de café de canela molida
Zumo de 1 limón
100 gr nueces troceadas

Precalentar el horno a 180° C
Mantecar los moldes.
Pelar, quitar el corazón y cortar a cuadritos las manzanas. Colocarlas en un bol bien bañadas con el zumo de limón para evitar su oxidación.
Tamizar harina, levadura, canela, sal y reservar.
Batir en la máquina la mantequilla y los azúcares hasta conseguir una textura de crema esponjosa. Añadir los huevos de uno en uno, integrándolo bien en la mezcla, antes de añadir el siguiente. Echar la vainilla.
Incorporar la mezcla de secos, alternando con la nata en tres adiciones, empezando y terminando por la harina. Una vez quede todo bien integrado parar la máquina y añadir las manzanas escurridas y mezclar con una espátula.
Llenar los moldes hasta un poco mas de la mitad y repartir por encima las nueces, presionando suavemente, para que se adhieran a la masa.
Pasar al horno y cocerlas durante 30 minutos, dependiendo del horno. Insertar una brocheta al terminar el tiempo arriba indicado. Si sale seca y limpia, es que ya están hechas.
Dejar enfriar en los moldes sobre una rejilla.





PAN DE CHAPATA SEGÚN IBAN YARZA

martes, 25 de junio de 2013



Últimamente me ha dado por el pan. La verdad es que lo había dejado un poco de lado y me he vuelto a poner en ello.
El otro día tuve un buen tutorial con Joan, el panadero de aquí, que fue tan amable de aclararme dudas sobre mi manera de hacer el pan, ya que se desmigajaba mucho al cortarlo. Me dijo que le tenía que poner masa madre, que es lo que aglutina la masa. 
A mi la masa madre siempre me ha parecido algo de mucho rollo, pero el me dijo que con que guardase un trozo del tamaño de un panecillo pequeño de masa, una vez está amasada, para el siguiente pan ya había suficiente.
Si lo usaba al día siguiente, lo podía dejar en un tarro de mermelada cerrado en la cocina, si tardaba mas días, guardarlo en el frigorífico. Y si no lo usaba en 4 o 5 días, guardarlo en el congelador y sacarlo la noche antes de usar y dejarlo en la encimera.
Con estos consejos, me dispuse a hacer mi pan para ver como salía. La verdad es que desde este día los panes tiene mas cuerpo y no se desmigajan. Objetivo conseguido.
Y como no hay dos sin tres, ese día vi un vídeo de Iban Yarza, en el programa de David de Jorge "Robinfood", donde realizaba un chapata. La verdad es que es un placer escuchar a Iban hablar del pan, tanto que te dan ganas de ponerte a hacerlo ya, claro que lo ves a él y todo es muy fácil y sencillo. Otra cosa eres tu, tu poco estilo, tus manazas y falta de practica a la hora de amasar, Ja! Que le vamos a hacer!. La suerte es que con voluntad, todo se aprende, porque desde luego, no nacemos enseñados.
Con lo que una se dispuso a seguir sus instrucciones.
Esta es la receta para dos panes. GLUPSS! No los pesé una vez hechos, lo siento. Pero hemos tenido para dos días, dos personas. De todas formas en casa somos muy "panarras" y para cenar, nos gusta mucho el pan con tomate.



Esta masa sirve tanto para chapata como para focaccia.

400 gr agua muy fría
10 gr levadura de panadería
500 gr harina, en este caso de trigo
8 gr sal

Como veis hay mucha agua para la cantidad de harina, pero para hacer este tipo de panes es necesario así, ya que para conseguir unos buenos alveolos, es necesaria una buena hidratación.
En un bol grande, donde podamos trabajar, ya que no hace falta la panificadora pues es una masa que casi no se ha de trabajar, disolver la levadura en el agua, es importante que ésta este muy fría, ya que nos interesa que la acción de la levadura vaya despacio. Al poner el agua tibia es cuando ayudamos a fermentar la levadura mas rápido..
Echar el resto de los ingredientes. Trabajar la masa con la mano para unificarla dentro del bol. Veremos que queda como un puré y una masa muy pegajosa, pero es lógico por el líquido que lleva.
Dentro del bol estirar la masa por un lado y plegar, dar un poco de vuelta al bol y realizar la misma operación 4 o 5 veces por lados distintos. De esta manera vamos creando tensión en la masa y veremos como va cogiendo cuerpo. Tapar con film y pasarlo a la nevera donde lo dejaremos reposar 24 horas.
Al día siguiente, sacar el bol de la nevera. Untar la encimera donde vayamos a trabajar y las manos con aceite. Echar la masa con la ayuda de una cornalina o rasqueta sobre la encimera, es importante no desgarrar, ni desgasificar la masa al trasladarla. 
Plegar haciendo los mismos movimientos que antes. Estirar y plegar. Esta operación hacerla 4 veces como si hiciésemos un sobre.
Untar una bandeja con aceite y colocar la masa sobre ella, necesitará dos horas de reposo, tapado con film. Más o menos y según veamos la masa cada 20 o 40 minutos estiramos y plegamos la masa sobre si misma. Las veces que necesitemos hacerlo dependerá de la harina usada y de la humedad ambiental. Hay muchos factores, pero veremos que la masa lo pide, tampoco pasa nada por hacer mas plegados ya que con ellos vamos dando tensión a la masa. 



Precalentar el horno a máxima potencia. Colocar una bandeja en el medio y en la base del horno una bandeja de hornear metálica, llena de piedrecitas volcánicas de jardinería, ya que al ser porosas crean mas vapor.
Cuando ya nos haya doblado el volumen, echar harina sobre la encimera generosamente, girar la bandeja y volcar la masa sobre ella. Como dice David de Jorge y es muy clarificador la masa tiene la textura de un "blanbiblu" . Cortarla por la mitad y no toquetearlas demasiado para no desgasificar. Rebozarlas bien de harina.
Colocar sobre una bandeja un papel vegetal y sobre el los panes, cogiéndolos por los extremos y estirándolos como un acordeón, alargándolos al depositarlos sobre el papel.
Abrir el horno cuando éste, esté bien caliente, deslizar el papel con los panes sobre la bandeja de horno, cerrar la puerta. Llenar un vaso de agua, volver a abrir el horno, echar el agua en la bandeja inferior, cerrar.
Hornear a máxima potencia durante 10 minutos. En este tiempo, podemos vaporizar con agua las paredes a los 5 minutos.
Pasados estos 10 minutos, sacar la bandeja de las piedrecitas, pues ya no nos interesa la humedad, bajar a 220° y hornear un total de 25 minutos, contando los 10 de antes. 
Pasado este tiempo, cerrar el horno y dejar el pan dentro 30 minutos mas. Con esto conseguiremos un pan bien crujiente.
Os dejo el vídeo, donde él lo explica de maravilla, en el programa de David de Jorge "Robinfood"


                               https://www.youtube.com/watch?v=M0XMWfmdodw

Espero que después de verlo, os pase como a mi y os entren unas ganas locas de realizarlo, desde el primer día que lo hice, ya se ha convertido en un clásico de los fines de semana. Tanto el pan como la focaccia. Y no os digo como está la chapata con tomate.......!!!!!





Este tipo de carnes rellenas, antes eran muy habituales en casa, pero no se porque deje de hacerlas.  Las modas entran hasta en las cocinas y como ellas vienen y van.
El otro día repasando mis libretas, la vi y me fui a la carnicería a pedir la pieza de carne para hacerla.
Ésta, en catalán se llama "Tall que es pela", en castellano "Aleta, bolsa o almeja" y en Argentina le llaman "Vacío". Es una pieza de ternera triangular, muy delgada de mas o menos un dedo de grosor, situada en la parte inferior, entre las costillas, el pecho y el interior de la espalda. 
Hemos de pedir que la limpien bien de la grasa que la rodea y que nos la abran como un libro.


Ingredientes para 8 personas:

Una pieza de tall que es pela de mas o menos 500 gr. ya limpio
Para el relleno:
150 gr de ternera picada
150 gr de cerdo picado
1 pimiento del piquillo asado
4 o 5 huevos cocidos y pelados de codorniz
2 yemas de huevo
1 cebolla mediana a cuadritos
1 cucharada de postre de Hierbas de Provenza
sal, pimienta negra
1 cucharada de postre de Salsa Worcestershire
2 bolsas de hojas de espinacas
un puñado de piñones
1 trufa
Para la carne:
2 cebollas
2 puerros
1 calabacín
1 copa de Jerez
1 copa de Brandy
un chorro de salsa de soja
el resto de la lata de los pimientos del piquillo asados

Preparar el relleno:
Freír en un mini chorrito de aceite de oliva las espinacas, escurrirlas sobre papel absorbente y reservarlas.
Dorar la cebolla a cuadritos pequeños, pero solo dorar y escurrir sobre un papel absorbente.
Mezclar en un bol las carnes, la cebolla, las dos yemas, la trufa , troceada, los piñones, la salsa Worcestershire, las hierbas, salpimentar y mezclar bien hasta amalgamar, si da muy mojada, podéis ayudaros con un poco de pan rallado pero muy poco pues puede quedar seco.
Estirar bien la carne abierta. Salpimentar y poner una capa de espinacas. Sobre ellas acostar la mezcla de la carne picada. En el centro y en fila colocar los huevos duros pelados, hundiéndolos un poco en la carne y a los lados poner tiras de pimiento.
Enrollar la carne con cuidado, vigilando que la farsa no se escape. Brindar fuertemente con hilo de bramante y sellar bien en una sartén grande con aceite de oliva suave. Una vez bien dorada retirar casi todo el aceite y echar las copitas de Jerez y Brandy, poner el fuego bien alto para que se evapore el alcohol.
Mientras, en una cacerola donde luego pondremos la carne, rehogar la cebolla y los puerros cortados a trozos. Una vez tomen color y estén blandos, echar el calabacín lavado, sin pelar y cortado a trozos. Salpimentar, darle unas vueltas e incorporar la carne y los jugos de la sartén. Echar un chorro de salsa de soja y rectificar con agua para que el sabor no sea fuerte.
Cuando arranque el hervor, bajar el fuego, tapar la cazuela y cocer una hora, dando la vuelta a la carne a la media hora.
Sacar la carne y pasar la salsa junto con los pimientos del piquillo por la Thermomix o el Minipimer. Rectificar de sal.
Servir la carne sola y la salsa aparte.

KRINGLE SALADO

lunes, 17 de junio de 2013


Después de hacer el Estonian Kringle, que me gustó muchísimo, ya tenía claro que lo quería hacer salado.
También me ha gustado mucho y ademas tiene muchas posibilidades. Se puede rellenar con lo que queráis. Yo le puse un queso Havarti, para que no quedará fuerte, pero el gusto queda muy apagado. Si el queso os gusta, perfecto, se puede poner cualquiera, fuerte, suave, todos quedan bien.

Ingredientes para la masa:

30 gr azúcar
120 ml leche templada
30 gr mantequilla a trocitos a temperatura ambiente
300 gr harina de fuerza
15 gr levadura de panadería o 5.71 gr levadura seca ( no, impulsor)
1 yema de huevo. 
1 cucharadita de café de sal
la ralladura de un limón

Ingredientes para el relleno:
Sobrasada de Mallorca, etiqueta negra, en pasta, una capa fina
Queso en lonchas o en pasta, del tipo que mas os guste
un puñado grande de nueces picadas
un puñadito de pasas de Corinto
un puñado de almendras fileteadas para decorar


Elaboración de la masa:
Si se hace con la  panificadora, poner los ingredientes en el siguiente orden. Primero la leche, la mantequilla, el azúcar, la yema, la ralladura de limón, la harina, la sal en un rincón y la levadura, si es la seca en el otro rincón opuesto y cubierta con la harina. Si es fresca, la mezclo hasta disolverla con la leche.
Poner el programa "Amasar" y cuando veamos que queda una masa que se despega de las paredes de la cubeta, parar la máquina. Sacar, bolearla sobre el mármol y colocarla en un bol previamente aceitado. Cubrirla con un paño húmedo y dejarlo en reposo para que leve en un sitio cálido y sin corrientes de aire hasta que doble el volumen.
Si se hace a mano, poner en un bol la harina en forma de volcán y en el centro echar el azúcar, la leche templada con la levadura disuelta, el huevo, la mantequilla y la ralladura de limón. Ir trabajando los ingredientes del centro y poco a poco, incorporar la harina hasta conseguir una masa elástica y que se despegue de las paredes del bol. A partir de aquí, seguir para reposar como indico arriba.


Una vez haya doblado el volumen, estirar la masa con el rodillo hasta formar un rectángulo de 40 x 50 cm.
Colocar el relleno: Primero cubrir la masa con la sobrasada bien estirada. Encima, colocar el queso. Esparcir las nueces y las pasas
Enrollar  por la parte mas larga como se ve en la foto, hasta conseguir un rulo.
Pasarlo con cuidado a la bandeja con la que irá al horno, cubierta con papel vegetal.


La foto es la de la realización  Estonian Kringle
Con un cuchillo muy afilado, hacer un corte de arriba a abajo, con la precaución de dejar un trocito sin cortar al principio. Trenzar de manera que la parte cortada siempre quede vista. Hacer un circulo con la trenza, mojar con agua los extremos y pegarlos de forma artística, de manera que no se note donde empieza y termina.
Cubrir con un paño y dejar levar en un sitio cálido y sin corrientes de aire por espacio de una hora.
Encender el horno a 180°
Cuando haya pasado la hora, esparcir un puñado de almendras fileteadas por encima y hornear por espacio de 25 a 30 minutos. Sacar y dejar enfriar.


Otra idea de relleno:
Queso Camenbert, anchoas en aceite de oliva, nueces y pasas de Corinto.




TARTA BAKEWELL DE CEREZAS

jueves, 13 de junio de 2013



Esta deliciosa tarta inglesa, es originaria de Bakewell, en el condado de Derbyshire.
Su origen es un poco incierto pero parece ser que por el año 1820 el cocinero del "White Horse" recibió el encargo de hacer una tarta de mermelada. Este se confundió y en lugar de mezclar ésta con la masa la puso en medio, como una capa.
Pero lo que en un principio fue un fracaso, pronto se convirtió en un éxito y pasó a ser uno de los postres mas solicitados del lugar.



Es un dulce distinto, tanto en sabor como en apariencia y textura.
La receta consiste en una masa quebrada dulce en la base, cubierta de mermelada, sobre la que reposa una capa de crema Franchipan. Normalmente se decora con algún fruto seco y azúcar glas.
Es una delicia de tarta, fantástica para acompañar un té o un café. De por si muy consistente. Aconsejo tomarla en trozos pequeños.


Usar un molde desmontable cuadrado de 24 x 24 cm. previamente engrasado.
Precalentar el horno a 190º
Preparación de la base:
Mezclar todos los ingredientes en un bol con los dedos o una cornalina hasta formar una bola de masa pegajosa.
Cubrir la base mantecada del molde, colocando la masa y estirándola con los dedos hasta que toda la base quede cubierta. Si se os pega la masa a los dedos, lavarlos y secarlos bien y así hasta conseguir extenderla uniformemente.
Cocer en el horno por espacio de 25 minutos. Sacar y dejar enfriar en el molde.
Preparación del relleno:
Trabajar en la maquina mezcladora con el accesorio de batir a velocidad media la mantequilla, hasta que se convierta en una crema blanquecina. Bajar la velocidad e incorporar el azúcar. Una vez esté bien mezclado, añadir la harina, las almendras y los huevos uno a uno. No echar el siguiente hasta que el primero este bien integrado, subir la velocidad y al final echar el limón.
Montaje:
Cubrir la base con una capa uniforme de mermelada de cerezas, sobre ella, acomodar  la crema Franchipan de manera que quede bien igualada.  Echar las láminas de almendra cubriendo la crema.
Cocer en el horno durante 40 minutos. Dejar enfriar en el molde. Sacar y cortar a cuadrados o rectángulos y espolvorear azúcar glas por encima.



CREMA DE FRESONES

lunes, 10 de junio de 2013


El otro día compré una caja de 2 Kl de fresones y la pifié, ya que los de arriba estaban preciosos, pero cuando miré los de abajo.....cogí un cabreo....., aunque quizás la culpa fuera mía, ya que creo que la temporada de los fresones va tocando a su fin, pero vaya....ante esa visión de fresones medio echados a perder tenia que poner un rápido remedio y con casi toda la caja hice esta crema, pues los de arriba, aunque estaban bien de apariencia, me dió miedo que no durasen, al estar en contacto con los otros y como la crema es tan buena, ha desaparecido todo de la manera mas misteriosa..... Solo hacia que ver vasitos para lavar ¿?


Ingredientes para 8 personas:
700 gr de fresones limpios, sin pedúnculos y a trozos
7 cucharadas rasas de leche condensada
7 cucharadas rasas de nata espesa
El zumo de 1/2 a 1 limón

Triturar los fresones.
Añadir el resto de ingredientes y remover con unas varillas manuales hasta integrarlo todo.
Llenar vasitos o copas y guardar en la nevera como mínimo 24 horas.
A disfrutar!!



ESTONIAN KRINGLE

viernes, 7 de junio de 2013


Este pastel es de origen escandinavo, aunque se denomine Estonian Kringle. Es un pan dulce trenzado, llamado en nórdico antiguo "kringla", que significa anillo o circulo.
Dicen que es una variedad nórdica del Pretzel.
Es un pastel navideño,  que también se regala en los cumpleaños.
Aunque parezca complicado, la primera vez que lo hice, lo acometí con mucho respeto. La verdad es que cuando se va realizando la tarea es mucho mas simple de lo que parece y el resultado es tan satisfactorio que vale la pena, por no deciros lo rápido que desaparecerá. El éxito está mas que asegurado.
Laia, de 10 años, la hija de uno de mis sobrinos, se pasó un día mirando rato y rato los pasteles que tenía en el blog. Tanto rato y tanto interés puso, que le dije que si escogía el ingrediente que mas le gustase, le haría un pastel solo para ella. La cosa quedó así, ya que es muy vergonzosa y creo que la sorprendí tanto que no sabia que decirme.
Un mes mas tarde, mi sobrino me dijo que Laia había dado muchas vueltas a lo que le prometí y que después de mucho pensar quería un pastel de canela.
Me quede muy sorprendida con su petición, ya que es curioso que escogiese este ingrediente una niña de esa edad, pero fue decírmelo y ver este pastel al momento.
El día que se lo llevé, desapareció en un instante, los dos trozos que quedaban, le dije que se los escondiese, si no desaparecerían. Hasta su hermana pequeña que es un retaco de 5 años, atacaba que daba gloria verla.
El clásico Estonian Kringle lleva además de la canela, pasas y nueces. No le puse pasas, pues a ella no le gustan y las fotos son de ese día.




Ingredientes para la masa:
30 gr azúcar
120 ml leche templada
30 gr mantequilla a trocitos a temperatura ambiente
15 gr levadura de panadería o 5.71 gr levadura seca ( no, impulsor)
300 gr harina de fuerza
1 yema de huevo. Guardar la clara para la glasa
1 cucharadita de café de sal
la ralladura de un limón
Ingredientes del relleno:
50 gr mantequilla deshecha al baño María
60 gr azúcar
2 cucharadas completas de canela molida
75 gr nueces picadas
50 gr pasas de Corinto
Ingredientes para el glaseado:
la clara de huevo reservada
un chorrito de zumo de limón
azúcar glas
Ingredientes para decorar:
Almendras crudas fileteadas

Elaboración de la masa:

Si se hace con la  panificadora, poner los ingredientes en el siguiente orden. Primero la leche, la mantequilla, el azúcar, la yema, la ralladura de limón, la harina, la sal en un rincón y la levadura, si es la seca en el otro rincón opuesto y cubierta con la harina. Si es fresca, la mezclo hasta disolverla con la leche.
Poner el programa "Amasar" y cuando veamos que queda una masa que se despega de las paredes de la cubeta, parar la máquina. Sacar, bolear la sobre el mármol y colocarla en un bol previamente aceitado. Cubrirla con un paño húmedo y dejarlo en reposo para que leve en un sitio cálido y sin corrientes de aire hasta que doble el volumen.
Si se hace a mano, poner en un bol la harina en forma de volcán y en el centro echar el azúcar, la leche templada con la levadura disuelta, el huevo, la mantequilla y la ralladura de limón. Ir trabajando los ingredientes del centro y poco a poco, incorporar la harina hasta conseguir una masa elástica y que se despegue de las paredes del bol. A partir de aquí, seguir para reposar como indico arriba.
Confección y colocación del relleno:



Una vez haya doblado el volumen, estirar la masa con el rodillo hasta formar un rectángulo de 40 x 50 cm.

Mezclar la mantequilla con el azúcar y la canela hasta formar una pasta y cubrir el rectángulo en una fina capa, con la ayuda de una paleta. Esparcir por encima las nueces y las pasas.
Enrollar  por la parte mas larga como se ve en la foto, hasta conseguir un rulo.
Pasarlo con cuidado a la bandeja con la que irá al horno, cubierta con papel vegetal.
Con un cuchillo muy afilado, hacer un corte de arriba a abajo, con la precaución de dejar un trocito sin cortar al principio. Trenzar de manera que la parte cortada siempre quede vista. Hacer un circulo con la trenza, mojar con agua los extremos y pegarlos de forma artística, de manera que no se note donde empieza y termina.
Cubrir con un paño y dejar levar en un sitio cálido y sin corrientes de aire por espacio de una hora.

La masa después de levar
Encender el horno a 180°
Cuando haya pasado la hora, esparcir un puñado de almendras fileteadas por encima y hornear por espacio de 25 a 30 minutos. Sacar y dejar enfriar.


Glasa:

Nunca pongo la cantidad de azúcar, porque siempre lo hago a ojo según lo quiera mas o menos espeso. Os lo explico: Batir con las varillas manuales la clara de huevo en un bol hasta que quede blanquecina. Echar un chorro de limón colado, a ojo y vais echando azúcar glas y mezclando con una cuchara hasta que os quede la textura de una crema espesa. Que os pasáis de espeso, añadirle unas gotitas de limón. Que es demasiado claro, se arregla con un poco mas de azúcar.
Cuando tenga la consistencia deseada y el Kringle ya no esté caliente, con la cuchara ir dejando caer la glasa en forma de hilo y decorar el Kringle.




TORTILLA AL CURRY

domingo, 2 de junio de 2013


"Poirot seguía siendo un fiel adepto del desayuno continental. No le gustaba nada verme comer huevos con beicon por la mañana. Él se hacía servir en la cama una taza de café y brioches, mientras yo iniciaba tranquilamente el día con huevos, beicon y la mermelada, obligatorios en el menú del desayuno de todo inglés que se precie".
                                                 "PELIGRO INMINENTE"  AGATHA CHRISTIE


Ingredientes para 3 personas:

4 huevos
3 cebollas tiernas a rodajitas
30 gr mantequilla
2 cucharaditas café de curry en polvo
3/4 de manzana Golden pelada y a dados
3 cucharadas de postre de Chutney de mango
Sal y pimienta negra
unas gotas de zumo de limón
Hojas de cilantro picadas

Colocar la cebolla tierna en una sartén a fuego vivo, con la mitad de la mantequilla y un chorrito de aceite. Rehogar hasta que tome color, removiendo continuamente. Añadir el curry, los daditos de manzana y seguir cociendo a fuego lento, durante 5 minutos. Agregar el chutney, salpimentar, rociar con unas gotas de limón y apartar del fuego.
Poner un poco de aceite y el resto de la mantequilla, en una sartén antiadherente de 24 cm de diámetro y colocarla al fuego.
Batir los huevos en un cuenco y salpimentar. Cuando este caliente el aceite y la mantequilla, verter los huevos batidos. Con la ayuda de una espátula, desplazar hacia el centro, la mezcla ya cuajada para que se extienda la que aún esté cruda.
Dejar cocer a fuego medio 2 minutos, hasta que la parte inferior esté dorada y la de arriba un poco cruda. Echar el relleno en la mitad de la tortilla, espolvorear por encima con el cilantro picado y con la ayuda de la espátula doblar la otra mitad sobre el relleno.
Servirlo bien caliente.





Fuente: "Cremas & castigos, recetas deliciosas y criminales de Agatha Christie" de Anne Martinetti y Francois Rivière


Sobre mí


Hola,

Me gusta la cocina. La he vivido desde que era pequeña, ya que en casa, mi madre y mi abuela materna cocinaban y dirigían de maravilla, haciéndonos participar y ayudar a mis hermanas y a mí.

Popular Posts

Translate

Mis recetas en tu correo

Instagram

© Las recetas de Manu
blog design by Elai the Blogger