Encontré esta delicia de receta en un librito de cocina libanesa.
Mirando otros libros de cocina árabe, he encontrado mas o menos la misma receta, pero según el país, se llama de una manera u otra.
"Shir berenj" en la cocina persa.
"Mhalabieh" en la cocina libanesa
Pero siempre con unos ingredientes básicos que le dan su aroma y delicadeza a este delicioso postre.


Ingredientes para 8 moldes de ramequin:

1 litro de leche
4 cucharadas de arroz
150 gr azúcar
1 bastón de canela o 4 semillas de cardamomo. Una especie o la otra, el sabor será completamente distinto, pero deliciosos los dos.
2 cucharadas de agua de flor de azahar
100 gr pistachos un poco triturados

Cocer el arroz en un poco de agua, justo cubrirlo, en una cazuela a fuego medio, hasta que quede completamente hecho y haya absorbido el líquido.
Triturar el arroz con la ayuda del minipimer, ir poniendo un poquito de leche para ayudar  e ir añadiendo la leche y mezclarlo bien.
También se podría hacer con harina de arroz, con lo que se simplificaría la receta, pero, tal como la explico es como se hace tradicionalmente y me gusta mas pues se encuentra algún que otro trocito.
El almidón del arroz es lo que hará de espesante para conseguir la crema, sin necesidad de otros aditivos.
Pasarlo a una cazuela, junto con el azúcar y la especie que hayamos elegido.
Poner al fuego fuerte y remover sin parar con unas varillas manuales.
Cuando arranque el hervor, añadir el agua de flor de azahar, bajar el fuego y cocer durante mas o menos 20 minutos, removiendo sin cesar para que no se agarre a la base. Cuando espese y pasando la espátula por la crema, pasemos el dedo por ella y no se junte, como en la foto, ya está hecha. Desechar la canela o el cardamomo.


Rellenar los moldes y tapar con film que contacte con la crema, para que no haga película.
Guardar una vez frío, en el frigorífico un mínimo de 4 horas. Aunque mejor dejarlo de un día para otro.
Servirlo, espolvoreado con canela molida y echar pistachos picados por encima.


El pistacho y la rosa (símbolo del amor y reina por antonomasia de todas las flores) son de origen iraní.
El pistacho, es un fruto seco cuyo cultivo se remonta a tiempos anteriores al 1500 a.C.. Tiene un gran valor nutritivo. El pistacho contiene calorías,  grasas, azúcares, proteínas, celulosa y vitaminas.
Su aceite posee propiedades emolientes.




Me han mandado un escrito muy bueno sobre el polvo, que os lo trascribo y es que si hay algo que de verdad odie en esta vida es el dichoso polvo, que parece que esté continuamente tomándome el pelo, pues ya puedes ir quitándolo, que te giras y ya está allí otra vez. Parece que se este cachondeando  de mi. 
Recordad que una capa de polvo protege la madera de los muebles....
Una casa se transforma en un hogar cuando podéis  escribir "Te quiero"sobre el polvo de los muebles.
Yo solía pasar al menos 8 horas cada fin de semana para dejarlo todo perfecto, "por si venía alguien". Al final, entendí que nadie "venía" porque todo el mundo estaba viviendo la vida y ¡¡ Pasándoselo bien!!
Ahora, si viene alguien, no tengo que explicar en que condiciones está mi casa: están mas interesados en escuchar las cosas que he hecho mientras vivo la vida y me divierto.
Por si no te has dado cuenta...la vida es corta, ¡pásalo bien!
Limpia, si hace falta....
Pero seria mejor pintar un cuadro o escribir una carta, hacer unas galletitas o un pastel, chupar la cuchara o plantar una semilla. Pensar en la diferencia entre ¿"querer" y "necesitar"?
Limpia, si hace falta, pero no hay mucho tiempo....
Con todas las playas que hay para nadar y montañas para escalar, ríos para navegar, la cervecita para tomar, libros para leer, amigos para escuchar y  querer y vida para vivir.
Limpia, si hace falta, pero....
El mundo allí fuera, con el sol en la cara, el aire en el pelo, la nieve que cae, un chaparrón...Ese día no volverá.
Limpia, si hace falta, pero.....
Ten en cuenta que la vejez llegará y no es como ahora....Y cuando te toque irte, también te convertirás en polvo.


Esta receta me la dió mi amiga María y es una verdadera delicia.

Ingredientes para 4 personas:
1/2 pollo hervido con granos de pimienta, laurel, curry en polvo y sal. Una vez cocido y tibio, pelar, deshuesar y trocear a trozos de bocado.
2 Brócolis o uno si es grande, escaldado y a trozos (solo escaldado, pues si no, luego, en la cocción del horno se nos desharía)
1 cucharada de postre, eso va al gusto, de curry amarillo en pasta
1 lata de leche evaporada
1 lata sopa Campbells de champiñones
un puñado de queso Emmental rallado
un puñadito de pan rallado

Mantecar una fuente de horno. Colocar el pollo y el brócoli.
Mezclar la pasta de curry con un poco de leche evaporada para deshacerlo. Añadir el resto de la leche, la sopa y rectificar de sal y pimienta negra. Echar esta mezcla por encima del pollo y espolvorear con el queso y el pan rallado.
Pasarlo al horno caliente a 180º y cocerlo de 45 a 60 minutos, según el horno, hasta que quede la salsa espesa y dorada la superficie. 


Fuente: María Roses

CORONATION CHICKEN

lunes, 22 de abril de 2013



El origen de este plato, de procedencia inglesa, data del año 1953, cuando Constance Spry, florista de profesión, propuso este plato de pollo frío y crema de curry para los invitados extranjeros, a la coronación de la reina Isabel II.
Hay otro plato semejante " Jubile Chiken". Este, se elaboró en el jubileo de plata del rey George V en el año 1935, estaba hecho con pollo mezclado con mahonesa y curry.
"Coronation Chiken" es un plato que llevaba en la cabeza ya desde tiempo atrás. 
Tengo dos recetas completamente distintas y pondré las dos, ya que las dos me gustan mucho. Bueno, no son distintas las recetas en si, ya que la primera parte, la cocción del pollo sirve para las dos. Son las salsas las que son diferentes. 
Ésta, la realizó Andoni Monduate en un programa de RobínFood


La receta consta de dos partes, la cocción del pollo y la salsa.

Para la cocción del pollo:
1 pollo entero y limpio
1/2 jengibre fresco, pelado y a rodajas
1 palo de canela
1 cucharada de pimienta en grano
Unas hebras de azafrán
2 hojas de laurel fresco
Sal

Poner el pollo en una cazuela grande, donde quepa cómodamente con las pechugas en la parte superior. Añadir el resto de ingredientes. 
Llenar de agua hasta casi cubrir el pollo. Cocer tapado durante 1 hora y 1/2.
Cuando esté tibio, deshuesar y trocear a trozos de bocado.

Salsa:
3 cucharadas soperas de Chutney de mango y zanahoria
50 gr orejones cortados a trocitos
2 cucharadas soperas de curry en polvo de Madras
la otra mitad del jengibre, pelado y rallado
2 cucharadas de café de salsa Worcesterhire (Lea & Perrins)
200 gr mahonesa
200 gr yogur griego
Para decorar:
un puñado de hojitas de cilantro fresco cortado chiquito
un puñado de almendras a palitos

Mezclar el pollo con todos los ingredientes de la salsa. Guardar durante dos horas en la nevera tapado con film.

Servir sobre un lecho de arroz aromático tipo Basmati y decorar por encima con el cilantro y las almendras.
También sirve para hacer bocadillos.


Mi rosal sigue su curso y está encantado y feliz con la lluvia que hubo estos días


Fuente: Andoni Monduate

CHUTNEY DE MANGO PIÑA Y ZANAHORIA

jueves, 18 de abril de 2013


Este chutney es delicioso, suave y si queremos, lo picante que nos apetezca. 
Realmente tengo una verdadera pasión por los chutneys, y cuando oigo alguna  mezcla de ingredientes ya estoy en marcha. 


3 zanahorias
1 manzana 
1 mango
1 cebolla
1/2 piña
1 puñado de pasas de Corinto
14 gr de jengibre rallado
60 gr azúcar moreno
300 ml vinagre de vino blanco
1 cucharadita de café de mostaza en polvo o en grano
1 palo de canela
1 pellizco de nuez moscada
1 cucharadita de café de comino
2 semillas de cardamomo
1 cucharadita de café de coriandro
1 estrella de anís estrellado
bicho, poner la cantidad que queramos, según nos guste el picante. Desechar las pepitas.
Sal
1 cucharada de postre de pimientas de colores en grano

Colocar las especies en una gasa y hacer una bolsita con ella, atarla con un cordel y sujetarla a la asa de la cazuela para que no se pierdan por dentro de la conserva.
Poner a hervir el vinagre con el azúcar a fuego suave para que el azúcar se disuelva. Echar todo lo demás, las frutas y verduras peladas y limpias de semillas, cortadas a cuadritos, poniendo las especies en la bolsita y cuando arranque a hervir bajar el fuego y cocer por espacio de una hora o hasta que quede espeso. Tienen que tener la consistencia mas o menos de una mermelada.
Envasar en recipientes hervidos y secos, cerrarlos y darles la vuelta para que hagan el vacío.
Al día siguiente ya se pueden voltear y guardar.
Una vez abierto, guardarlo en el frigorífico.



PATATAS DE "LA DEU"

lunes, 15 de abril de 2013



Mis padres se conocieron en Olot. Dos de mis hermanas, se casaron con "chicos" de allí y pasábamos los veranos repartidos entre la Costa Brava y Olot.
Nuestra madre, siempre hacía preparar estas patatas cuando nos íbamos de excursión  e invariablemente formaban parte del menú campestre.
El origen de estas patatas tan deliciosas fue en el año 1943, cuando el alcalde  José Bretcha, pidió al restaurante "La Deu" que le preparan unas patatas distintas. Gustaron tanto que se quedaron en el menú  En un principio se llamaron "Patatas Bretcha" y luego pasaron a llamarse "Patatas de la Deu" o "Patatas rellenas" o "Patatas de Olot".



Necesitaremos:
Relleno de pasta de canalones con muy poca bechamel justo para ligar la masa.
Patatas
Huevo

Pelar y cortar las patatas a rodajas de 1/2 cm de grosor.  Freírlas en aceite bien caliente y colocar separadas sobre papel absorbente. En la mitad de las rodajas poner una cucharadita de relleno.
Cubrir con las rodajas restantes, rebozar con huevo batido como para tortilla y freír en aceite abundante y caliente.
Depositarlas sobre papel absorbente.
Lo interesante de esta receta es que una vez preparadas y antes de rebozar se pueden guardar en la nevera unos días o incluso congelarlas. 
Servir acompañadas de una buena ensalada. 

BIZCOCHO BICOLOR CON COBERTURA DE FONDANT

miércoles, 10 de abril de 2013



Éste es el pastel pequeño, que iba en la parte superior del pastel de boda. Fue el que tuvo mas éxito y entre cortar y servir, no me dió tiempo a probarlo, ni a fotografiar el corte.
Era el que mas gustó, ya que era la mezcla de los otros dos. Por eso lo he querido hacer otra vez y conste que no quería saber nada mas del Fondant pero no tenia excusa ya que en la nevera tenía la crema de mantequilla que sobró y también quedaba el dichoso Fondant.



Se necesitan dos moldes de 18 cm de diámetro. Poner papel de horno en la base, mantecarlos y  espolvorearlos con harina.

Ingredientes del bizcocho inferior:
95 gr azúcar
47 gr harina
22,5 gr harina de maíz "Maicena"
3 huevos
18,5 gr mantequilla
1 cucharadita de café de extracto de vainilla o de ralladura de limón


Precalentar el horno a180º
Derretir la mantequilla al baño María, dejarla enfriar.
Tamizar las harinas y reservar.
Batir las claras de huevo hasta que estén fuertes, en este punto incorporar una cucharada sopera del azúcar y seguir batiendo hasta que estén a punto de pico fuerte.
Aparte, batir las yemas con el azúcar restante hasta que conseguir una crema blanquecina, añadir el aroma que decidamos e incorporar las harinas y mezclar con la ayuda de una espátula o una lengüeta de silicona, quedará bastante espeso.  Añadir una cucharada de claras a punto de nieve y remover para unirlo y la crema será mas manejable. Añadir el resto de claras y con mucho cuidado, amor y movimientos envolventes, para no quitar el aire, unificar la masa. Casi al final añadir la mantequilla y seguir removiendo con cuidado hasta que esté completamente unido.
Pasar la masa a uno de los moldes.
Cocer en el horno por espacio de 20 a 30 minutos. Probar con una aguja. Pinchar el pastel con ella, si sale seca, el pastel ya está hecho.

Ingredientes para el bizcocho superior:

95 gr azúcar
47 gr harina
22,5 gr harina de maíz "Maicena"
3 huevos
18,5 gr mantequilla
2 0 3 cucharadas de postre de cacao puro ( la cantidad de cacao dependerá de vuestro gusto)


Precalentar el horno a180º
Derretir la mantequilla al baño María, dejarla enfriar.
Tamizar las harinas, el cacao y reservar.
Batir las claras de huevo hasta que estén fuertes, en este punto incorporar una cucharada sopera del azúcar y seguir batiendo hasta que estén a punto de pico fuerte.
Aparte, batir las yemas con el azúcar restante hasta que conseguir una crema blanquecina, añadir las harinas y mezclar con la ayuda de una espátula o una lengüeta de silicona, quedará bastante espeso.  Añadir una cucharada de claras a punto de nieve y remover para unirlo y la crema será mas manejable. Añadir el resto de claras y con mucho cuidado, amor y movimientos envolventes, para no quitar el aire, unificar la masa. Casi al final añadir a mantequilla y seguir removiendo con cuidado hasta que esté completamente unido.
Pasar la masa al otro molde.
Cocer en el horno por espacio de 20 a 30 minutos. Probar con una aguja. Pinchar el pastel con ella, si sale seca, el pastel ya está hecho.
Dejar 5 minutos fuera del horno en los moldes y luego sacarlos y dejarlos enfriar sobre una rejilla.
Para mi gusto le puse poco cacao y le faltaba gusto de chocolate. Por esto he puesto mas cantidad de cacao en la receta. Yo solo le puse 1 cucharada de postre.



Guardar un día los pasteles. Al día siguiente cortar los copetes para igualar los pasteles y que queden los dos de la misma altura. 

Baño de almíbar:
100 ml agua
100 ml azúcar
1 chupito de Grand Marnier

Ponerlo todos los ingredientes en una cazuela a fuego vivo y dejar cocer sin mover hasta que el azúcar se haya disuelto. Aunque no gastareis todo el almíbar,  lo que sobre se puede guardar en un tarro en la nevera para usarlo en otro pastel.
Colocar los bizcochos con la parte cortada arriba y con un pincel mojar bien con el almíbar las superficies.

Crema de mantequilla con merengue italiano:
3 claras de huevo a temperatura ambiente
40 gr de azúcar para las claras
138 gr azúcar para el almíbar
37 gr agua para el almíbar
270 gr mantequilla entre fría y temperatura ambiente

Hacer el almíbar: arrimar al fuego un cazo con el agua y el azúcar y cocer hasta que llegue a 120º C (Punto de bola fuerte: al coger una pizca del líquido con un cuchillo e introduciéndola en agua fría, ésta forma una bola un poco dura, que no se deforma tocándola con los dedos).
Cuando el almíbar llegue a 90º empezar a batir las claras.
Batir las claras en la máquina con el brazo de bola, para montar a velocidad media alta hasta que estén esponjosas, añadir el azúcar y seguir batiendo hasta que forme picos fuertes. mientras tanto el almíbar ya habrá llegado a los 120º
En ese punto dejar caer el almíbar en forma de chorrito en el bol de las claras y seguir trabajándolas a velocidad media alta hasta que el merengue se haya enfriado. Esto se sabe al tocar el recipiente con las manos y notarlo frío.
En este punto ir echando la mantequilla a trocitos poco a poco, seguir con la velocidad media.
Se ha de seguir trabajando unos 15 minutos. Si la vamos probando, veremos que al principio el gusto es totalmente de mantequilla pero a medida que pasa el tiempo va adquiriendo el sabor dulce característico.
La podemos guardar en la nevera y cuando lo queramos usar lo dejamos fuera de la nevera y lo trabajamos en la maquina hasta que se temple lo justo para poder trabajarlo.
Cubrir el pastel inferior con una buena capa de crema, colocar encima el de chocolate y poner una ligera capa de crema en el sobre y en los lados igualando estos para que nos quede un pastel uniforme. Esto nos servirá como pegamento para colocar luego el Fondant, pero antes dejarlo un buen rato en la nevera para que la crema coja cuerpo.



Fondant:
Lo compré ya hecho en bloques de 2,5 Kl. 
Para este pastel usé menos de 1/2 Kl. 
Amasarlo con las manos para que con el calor de ellas, hacerlo maleable.
Estirarlo con el rodillo hasta conseguir un circulo de unos 38 cm de diámetro.
Colocarlo sobre el pastel y alisarlo bien. Cortar la parte sobrante con la ayuda de un cortador de pizza en forma de rueda.




Estos días ya van dos recetas de cordero, pero me regalaron una bandeja con cordero de excelente calidad y no era cuestión de desperdiciarlo. El primer día lo hicimos a la plancha y luego, quería hacerlo guisado. Me gusta mucho cocinarlo con la tajine, pues queda muy sabroso, pero también se puede usar una cazuela con una buena tapadera, que cierre bien.
Como ya empiezan ha encontrarse guisantes frescos y las alcachofas aún encuentras alguna bien apretada y cerrada, pensé en hacer esta deliciosa tajine.

Ingredientes para 6 personas:
6 alcachofas
500 gr guisantes frescos sin las vainas
1,5 kg cordero a tacos
1 cucharadita de jengibre molido
100 gr azafrán preparado
1 diente de ajo picado
Zumo de 1 limón
1 limón confitado
Un puñado de aceitunas aliñadas


Preparemos primero el azafrán. Nos servirá para muchas recetas:
Calentar una sartén a fuego suave y tostar una cucharadita de café de hebras de azafrán, vigilando y removiendo continuamente por espacio de 3 minutos, o hasta que las hebras hayan tomado un color rojo fuerte. Pasarlas a un mortero y machacarlas muy finas hasta reducirlas a polvo. Introducir este polvo en un tarro bien limpio y verter 250 ml de agua caliente en él. Cerrarlo fuerte y agitar para mezclar bien y que el azafrán quede bien diluido en el agua. Una vez frío, guardar en la nevera. Se conserva de tres a cuatro semanas.
Cortar, limpiar las alcachofas y si tienen pelusa, sacarla, dejando solo el corazón y pasarlas rápidamente a un bol con agua y el zumo de un limón para que no ennegrezcan.
Desgranar y reservar los guisantes.
Colocar la carne salpimentada en la tajine, junto con el ajo, con un chorro de aceite.
Rehogar un poco y añadir el jengibre, el azafrán y cubrir con agua. Colocar la tajine tapada al fuego sobre un difusor y cocer a fuego medio por espacio de 1 hora. Si hace falta añadir mas agua, hacerlo, pues es importante que siempre quede cadí cubierto. Remover de vez en cuando.
Cuando la carne esté hecha, sacarla y reservarla al calor.
Añadir a la tajine las alcachofas y los guisantes, si son frescos. Si fuesen con helados, esperar a echarlos mas tarde.
Incorporar también parte del agua de limón de las alcachofas.
Al cabo de 20 minutos, destapar la tajine, añadir la carne, las aceitunas y la piel del limón confitado, cortado a tiras ( la pulpa se tira y la piel se lava, para quitarle un poco la sal).
Cocer a fuego vivo hasta que la salsa espese. Servirlo bien caliente.




Fuente: " Un viaje gastronómico por el norte de África" Mourad Mazouz


TAJINE DE CORDERO Y FRUTOS SECOS

viernes, 5 de abril de 2013



Me gusta muchísimo Marruecos. Sus paisajes, sus gentes, su comida. Siempre tengo nostalgia y grandes deseos de volver, ya que allí me siento como en casa.
Quizás es que de tanto ir, su cultura y sus costumbres se han adherido a mi. Es un gran país que da mucho de si.
En casa, me gusta mucho cocinar con la tajine, pues los guisos quedan muy melosos hechos en ella.
Tengo multitud de libros de cocina de varios países, ya que estoy muy abierta a todas las cocinas y creo que gracias a ellas adquirimos cultura y esta siempre es buena venga de donde venga y nos ayuda a crecer.
De los libros marroquis, tengo tres que siempre hojeo. "La Cuisine Marrocaine" de Latifa Bennani-Smirès. " Un viaje gastronómico por el norte de África" de Mourad Mazouz y " Marruecos, la cocina de mi madre" de Alain Jaouhari. Además del blog de Esther y Jordi "Nueva cocina marroquí", un gran blog que además del placer de la cocina, te adentra en el mundo de las costumbres y la vida marroquí.

Esta tajine que os presento hoy es una mezcla de distintas recetas que he leído, mi propia imaginación y los productos que tenia por mi cocina.

2 cebollas medianas
un puñado pequeño de pasas de Corinto
2 cebollas medianas
1 ajo tierno
Aceite de oliva
50 gr mantequilla
300 gr cordero a trozos
70 gr higos secos
70 gr orejones
70 gr ciruelas secas
Un manojito de perejil y otro de cilantro
1/2 bastón de canela
Una cucharadita de café de canela
Una cucharada de postre de cúrcuma
Una cucharadita de café de jengibre
Sal, pimienta negra
3 huevos

Las primeras cebollas, cortarlas a lunas finas y ponerlas a cocer en una sartén a fuego muy suave tapadas, con aceite y sal, durante 1 hora y 30 minutos. Cuando queden transparentes, añadir las pasas y seguir cociendo hasta que quede la cebolla dorada y las pasas hinchadas.
Cocer los huevos por espacio de 7 minutos. Una vez fríos, pelarlos.
Mientras, cortar las otras cebollas a lunas finas y el ajo tierno a rodajas. Colocarlo en la tajine con un chorro de aceite y sal. Pasarlo al fuego con un difusor debajo.
Poner en un bol las especies, junto con la sal y la pimienta. Añadir un buen chorro de aceite y mezclarlo bien. Rebozar la carne en esta mezcla e ir colocando la carne en la tajine. Dorar un poco cebolla y carne, añadir la mantequilla y cubrir con agua. Tapar la tajine y cocer por espacio de 1 hora.
Cortar chiquito el perejil y el cilantro y añadirlo a la tajine 15 minutos antes de terminar la cocción.
Llenar el bol de las especies con agua. Echarla en un cazo junto con los higos, orejones, ciruelas y el bastón de canela. Pasarlo a fuego vivo y dejar cocer hasta reducir el líquido. En ese punto añadirlo a la tajine. Rectificar de sal. Dejar cocer a fuego suave hasta lograr una salsa melosa.
Servir con los huevos duros partidos y la cebolla caramelizada con pasas por encima.
Los huevos, se han quedado en la cocina y me he olvidado de ponerlos en la foto.

PASTEL DE BODA

miércoles, 3 de abril de 2013



Este es el Pastel de boda que hice para mi sobrino y su mujer para el día de su boda
 No querían ningún regalo, solo les hacía ilusión que les acompañásemos en ese día.
Pensé que algo les tenía que regalar. Les dije que si les iba bien, podía hacerles el pastel de boda.
Luego pensé que estaba loca y que siempre hablo primero y pienso después, cosa que con la edad aún no he cambiado, pero como los vi tan entusiasmados con la idea me dije " Adelante, Manu y sin miedo!!!!"

CALÇOTADA Y SALSA DE CALÇOTS

lunes, 1 de abril de 2013



La "Calçotada" es una fiesta gastronómica, adecuada para disfrutarla con la familia o amigos, ya que se ha de montar un fuego grande en el exterior, donde se asarán los "calçots" sobre unas rejillas a fuego vivo.
Cuando éstos ya están hechos y solo quedan las brasas, es el momento de aprovecharlas para hacer el segundo plato, que normalmente es carne y butifarra a la brasa.
Originalmente era típico de la región de Valls, en la comarca del Alt Camp, en Tarragona, pero ahora esta costumbre se ha extendido por toda Cataluña y a finales de invierno y principios de primavera, los mercados están bien surtidos de esta deliciosa especie.


El "calçot" es una variedad de cebolleta, que se "calça", es decir, se amontona la tierra sobre su tallo. Con esto se consigue un tallo blanco de 20 a 25 cm de largo y de un diámetro de unos 2 cm.
Se cuecen directamente sobre el fuego vivo hasta que sus hojas exteriores se carbonizan, con lo que se consigue un interior blanco, tierno y exquisito, de un sabor muy suave.




Una vez hechos, se envuelven en un buen fajo de papel de periódico en paquetes de 25 a 30 piezas, para que con su mismo calor acaben de cocerse y se mantengan calientes hasta el momento de consumirlos.
Se comen sirviéndonos de papel de periódico a modo de plato, ya que con los dedos hemos de desprender la parte carbonizada, para comernos el interior remojado en la salsa.


La técnica de comerlos no es muy limpia, ya que quedas con unas manos pringadas, llenas de carbonilla, por eso el papel de periódico, donde dejamos caer las hojas chamuscadas. Hace falta ponerse un gran babero para no mancharse. 
Luego, cuando se termina, una buena lavada de manos con agua y jabón y ya estamos dispuestos para seguir con el segundo plato.
Recetas de la salsa hay muchísimas y todas deliciosas. Normalmente los ingredientes son los mismos en todas, pero depende de la cantidad que se ponga de cada ingrediente, puede variar el gusto.



Ingredientes para nuestra salsa de "Calçots":

150 gr avellanas
200 gr almendras
2 Km tomates pera o de pimiento, asados al horno enteros, mojados en aceite de oliva y envueltos en papel de plata
1 cabeza de ajos asada al horno
1 grano de ajo crudo y pelado
1 rodaja grande de pan del día anterior, frita en aceite de oliva y luego se la deja remojar en un plato con un chorro de vinagre de vino.
4 cucharadas de pulpa de ñora. Es una especie de pimiento redondeado de carne no picante. Antes tenías que hidratar las ñoras secas, ya que aquí no las hay, y sacarles la carne. Pero ahora hay unos magníficos tarros de pulpa de ñora con lo que el trabajo se reduce muchísimo.
200 ml de aceite de oliva Virgen Extra.    
sal y pimienta negra

Triturarlo todo con la ayuda del minipimer . Se puede alargar con aceite, como si hiciésemos un mayonesa. Probar el gusto y salpimentar al gusto.
Esta salsa es deliciosa para acompañar muchos platos. Con la carne que hicimos a la brasa, con patatas hervidas con piel, etc.

Sant Martí d´Albars
                                     

Sobre mí


Hola,

Me gusta la cocina. La he vivido desde que era pequeña, ya que en casa, mi madre y mi abuela materna cocinaban y dirigían de maravilla, haciéndonos participar y ayudar a mis hermanas y a mí.

Popular Posts

Translate

Mis recetas en tu correo

Instagram

© Las recetas de Manu
blog design by Elai the Blogger