ROLLER PIZZA

miércoles, 27 de marzo de 2013



Esta receta la vi en el blog de Nieves, y tuve claro que tenía que hacer esta pizza lo mas rápido posible, pues la encontré muy original.
El otro día tuvimos reunión de "chicas" en casa y lo tuve claro, el problema fue que no se la terminaran toda, para que la pudiesen probar los de casa. Tuve que pelearme.....sobre todo con mi sobrina, que se las sabe todas y a la que me despistaba "zas", ya había desaparecido otro rollito. Poco les dejaron....un rollito para cada uno y aún gracias.
Además es original y divertida de hacer, la masa se hace muy fácil y es verdaderamente deliciosa.

Ingredientes para la masa:
200 ml agua
50 ml aceite
20 gr levadura fresca de panadería
400 gr harina de fuerza
1 cucharadita de café de sal
Ingredientes para el relleno:
150 gr parmesano 
30 gr tomate seco
200 gr mozzarella fresca
200 gr tomates baby pera
una cucharada de orégano
una cucharada de albahaca
sal, pimienta negra y aceite de oliva

Masa:
Deshacer la levadura en un poco de agua caliente. Trabajar todos los ingredientes hasta conseguir una masa que no se pegue. Yo la hago en la panificadora en el programa de amasar, ya que no tengo fuerza en las manos.
No dejarla reposar. Colocarla sobre la encimera espolvoreada con harina. Estirarla con el rodillo, hasta dejar un rectángulo bien fino. Cortar por la mitad.
Triturar el parmesano junto con los tomates secos.
Distribuir sobre la masa: El parmesano y los tomate secos, los tomates baby a rodajas, la mozzarella a trozos. Espolvorear con sal, pimienta y las hierbas. Añadir un chorrito de aceite por encima.
Enrollar cada rectángulo sobre si, como si hiciésemos un brazo de gitano, tal como muestro en las fotos.



En este punto cortar con un cuchillo muy afilado, porciones de 5 cm.
Colocarlos sobre una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado, poniéndolos con la parte cortada hacia arriba y dejando un pequeño espacio entre cada rollo, unos 0,5 cm.
Una vez todos colocados regar con un chorrito de aceite, tapar con un paño y dejar reposar hasta que doble su volumen, en un rincón cálido y sin corrientes de aire.
Mientras, encender el horno a 250º. 


Cuando haya doblado el volumen, bajar el horno a 200º. Introducir la bandeja dentro del horno y cocer durante 30 minutos. Si vemos que se dora demasiado, tapar con papel de aluminio hasta que termine de cocerse, pues como veis en la primera foto, el tomate seco se tuesta muy rápido.



Este es un entrante de los fáciles, delicioso y con mil versiones. Podéis aprovechar restos, con lo que tenemos una receta bien versátil.  Lo único importante es mezclar ingredientes que liguen bien entre ellos.

Ingredientes para 4 personas:
4 patatas medianas
70 gr queso rallado Emmental
50 gr mantequilla pomada
2 huevos
100 gr jamón dulce a lonchas finas, cortado a cuadritos pequeños
sal y pimienta negra 



Encender el  horno a 200º.
Lavar bien las patatas, secarlas y envolver cada una en papel de aluminio e introducirlas en el horno caliente hasta que estén cocidas. Mas o menos 1 hora.
Sarcarlas del horno, retirar el papel y cortarlas a lo largo. Con una cuchara de postre, retirar la pulpa de la patata con cuidado de no romper el exterior de manera que nos quede una barca.
Montar las claras a punto de nieve.
Colocar toda la pulpa en un bol, chafarlas con un tenedor hasta convertirla en semi puré, junto con las 2 yemas y la mantequilla. Añadir sal y pimienta hasta conseguir el punto óptimo. Incorporar el jamón, el queso y mezclar bien. Agregar las claras y mezclar con cuidado. 
Rellenar las patatas con la mezcla y gratinarlas en el horno. 

El despertar de la primavera

        


PLUM-CAKE CLÁSICO

miércoles, 20 de marzo de 2013




Si hay algo a lo que le soy fiel e indiscutiblemente adicta es el té. Pero sin leche ni azúcar, a palo seco.
Mi preferido es el Earl Grey, aunque me gustan también todos los tés negros, de Ceilán, Formosa, China, India y Japón. Los verdes con bergamota o el Matcha y el día que encuentro té blanco "White Silver Needles" de "Tealosophy", doy saltos de alegría. 
Como veis, mi abanico de preferencias es variada y según la hora del día, prefiero uno u otro. Mi marido y mis hijos alucinan de la cantidad de sitio que necesito en la cocina y la despensa, para mis tés, cacharros, teteras, tazas y mugs. 



Solo os digo que por la mañana, si tengo tiempo y tranquilidad, me tomo 1 litro de Earl Grey o English Breakfast.  Es mi momento del día preferido. Acompañado de tostadas con mantequilla y mermelada o un trozo de pastel, si lo hay. En mi rincón favorito, con mi música y la mesa delante de la ventana con la vista del jardín, la salida del sol y el cambio de color en los árboles según la luz.
Caramba, como estoy hoy. Ah! Pero faltan los jilgueros revoloteando y peleándose por su desayuno. Algún petirrojo y carbonero con sus bonitos colores, posándose en las ramas y con los cuales quedo extasiada contemplándolos.
Pero con lo que mas me gusta acompañar un buen té, sin duda es con una rebanada de Plum-Cake.
Y hoy os traigo la receta del Plum-Cake clásico. Parece mentira que un Cake tan delicioso, sea, si se siguen unos pasos específicos, tan sencillo y tan fácil de hacer.



PASOS A TENER EN CUENTA PARA LA PERFECTA CONFECCIÓN DE UN PLUM-CAKE
  • Tener la fruta confitada y la fruta seca en maceración con alcohol durante 24 horas. Colarla bien y rebozarla homogéneamente en harina. Este rebozado sirve para ayudar a mantener las frutas en suspensión cuando por efecto del calor del horno la masa se licue.  La harina forma una capa alrededor de las frutas, que las protegen de que se sequen por la acción del calor.
  • Es imprescindible que los huevos y la mantequilla estén a la misma temperatura, sobre unos 25º a 30ºC.
  • Respetar escrupulosamente el peso de la levadura, ya que si se aumenta su efecto aligeraría la masa, con lo que las frutas resbalarán al fondo del molde.
  • Evitar trabajar mucho el preparado con los huevos. Una simple mezcla es suficiente.
  • Una vez hayamos llenado los moldes, estos no deben golpearse sobre el mármol para igualar la masa, ya que las frutas irían al fondo.

Para un molde de 1,500 lt de capacidad:


250 gr mantequilla pomada
185 gr azúcar glace
12 gr miel
4 huevos a la misma temperatura que la mantequilla
1 pellizco de sal
250 gr de harina común
125 gr de harina de maíz "Maicena"
10 gr levadura química
125 gr pasas de Corinto
125 gr pasas Sultanas
250 gr fruta confitada a trocitos

Ron para macerar la fruta
vainilla o ralladura de un limón o una cucharada de Ron

Precalentar el horno arriba y abajo a 200º C y encamisar el molde con papel sulfurizado. Encontrareis la manera de hacerlo aquí
Trabajar la mantequilla con las varillas, añadir el azúcar y la miel hasta que quede una mezcla esponjosa
Incorporar los huevos y trabajar lo justo para unir, evitar que la masa quede granulosa, mezclando con las varillas, pero no batir.
Tamizar la harinas junto con la sal y la levadura. Incorporarla a la crema anterior y mezclar lo justo para unir con una espátula de madera.
Rebozar la fruta después de macerada y escurrida. Una manera fácil y que ayuda a que quede uniforme es poner harina dentro de una bolsa de plástico, añadir la fruta cerrar la bolsa y agitar. Veréis que las frutas quedan perfectamente rebozadas.
Añadir las frutas a la mezcla y remover hasta unirlo.
Llenar el molde hasta las 3/4 partes, pasarlo rápidamente al horno sobre una rejilla poniendo debajo la bandeja del horno, así evitamos el calor excesivo de la base del molde. 
Si durante la cocción vemos que se dora demasiado la superficie, tapar con papel de plata.
Cocer 10 minutos a 200º C y luego bajar el horno a 180º C durante mas o menos 45 minutos o hasta que esté cocido. Esto lo sabremos pinchando el Cake con una aguja. Si sale seca, ya está hecho.
Sacar el Cake del horno y dejarlo enfriar en su molde sobre una rejilla.
Se puede servir espolvoreado de azúcar glas.







Fuente: Mey Hofmann

PASTEL MOUSSE DE FRESONES

lunes, 18 de marzo de 2013




Esta receta la tenía escondida en una de mis muchas libretas, que de tanto pasar las hojas empiezan a dar pena. La pobrecita estaba allí llamándome y no le hacia ni caso.
Hasta el otro día que buscaba una receta de pastel de fresones y di con ella. Eso después de buscar y buscar. Pobre, es que no oía como me llamaba " a mi, a mi".
Tenía que hacer un pastel de cumpleaños para mi hijo, 37 años.
Como pasa el tiempo de rápido, si parece que fue ayer que era un renacuajo y.....
Le encantan los fresones y por esto buscaba y buscaba hasta que di con éste.
Hacía mucho tiempo que lo tenia olvidado y no se porque, ya que es delicioso.
La verdad es que mientras lo hacía pensaba " Manu, te estas pasando, esto es para un regimiento" pero una.... fiel a la receta. Total, me salió un molde de 28 cm, uno de 14 cm y 12 moldes de muffins.
Tengo suerte que estos días la casa está llena de gente, porque si no..... y es que además es tan etéreo.....que vas comiendo y comiendo y como si nada.. ...pero los kilos se van poniendo y poniendo y estos... como si nada, no!!!!
Pero tranquilos, que ya he rebajado las cantidades para hacer un pastel normal


550 gr de fresones
330 gr nata para montar de 35,1% materia grasa bien fría
6 hojas gelatina o cola de pescado
130 ml agua
130 gr azúcar
2 claras de huevo


Lavar, sacar el pedúnculo, cortar y reservar para decorar las lonchas centrales de los fresones, usando para este menester los que sean del mismo tamaño. El resto triturar hasta conseguir una pulpa fina. Necesitamos 450 gr de pulpa.
Poner las hojas de gelatina a reblandecer en agua fría.
Montar la nata bien fría, con cuidado de no pasarse, pues se convertiría en mantequilla. Tapar el recipiente y reservarla en el frigorífico.


Hacer un almíbar: arrimar al fuego un cazo con el agua y el azúcar y cocer hasta que llegue a 120ºC(Punto de bola fuerte: al coger una pizca del líquido con un cuchillo e introduciéndolo en agua fría, ésta forma una bola un poco dura, que no se deforma tocándola con los dedos). Cuando alcance los 100°C empezar a montar las claras con un pellizco de sal en la máquina con la varilla de bola a velocidad media alta. Cuando el almíbar alcance los 120°C, echarlo a las claras, que ya estarán bien montadas y fuertes, en forma de hilo fino, despacio pero sin parar, procurando que éste caiga sobre las claras, sin tocar las paredes del bol. Una vez echado todo el almíbar, seguir trabajando hasta que al tocar el recipiente de la máquina con las manos, no lo encontremos caliente y el merengue se haya enfriado. Esto es un Merengue Italiano.
En un cazo grande echar 150 ml de pulpa de fresón y arrimarlo a la lumbre. Cuando esté caliente, sacarlo del fuego y echarle las hojas de gelatina estrujadas. Remover bien para que se deshagan y añadir el resto de la pulpa. Remover bien.

Ahora podemos mezclar con cuidado y movimientos envolventes la pulpa de fresón, la nata y el merengue, hasta conseguir una crema homogénea.
En un molde redondo desmoldable, colocar las rodajas de fresón apoyadas contra las paredes. Añadir la crema dentro y guardar en el frigorífico durante un día.
Servir decorado con frutas y hojitas de menta por encima.
Se puede sustituir los fresones por frambuesas.







Cada vez que vamos a comer a casa de mis amigos Antonio y Cati, ella siempre hace la misma ensalada porque sabe lo que nos gusta a todos.
Esta vez le dije que la haría en casa y la pondría en el blog. Mas fácil y sencilla no puede ser, pero esta ensalada de brotes tiernos con beicon y piñones es una ensalada con los gustos muy equilibrados.   


Ingredientes para 4 personas:
Una bolsa de brotes tiernos
Unas hojas de ensalada romana
100 gr beicon ahumado a tiras
Un puñado de piñones
Vinagreta:
Aceite de oliva Virgen Extra
Vinagre de Módena
sal, pimienta negra
mermelada de tomate

Saltear hasta dorar, el beicon en una sartén. Pasarlo sobre papel absorbente para que quede bien seco de grasa, si conviene, cambiarlo dos veces de papel.
Tostar los piñones en otra sartén.
Hacer la vinagreta y poner 2 cuchadas de mermelada. Es cuestión de ir poniendo y probando hasta que el gusto os agrade.
Mezclar las ensaladas con la vinagreta y servir con el beicon y los piñones espolvoreados por encima.


                       Las primeras flores de nuestro jardín- Jacintos


CREMA DE CALABACIN AL PESTO

miércoles, 13 de marzo de 2013


Otra crema calentita para tomar en estos días desapacibles, viendo la lluvia, el frío y el viento desde detrás de los cristales.

Ingredientes para 4  6 personas:

1 cebolla grande a trozos
750 gr calabacín, bien limpio, sin pelar y a rodajas
750 ml caldo de pollo
60 ml nata líquida
Salsa pesto, clicar Aquí
1 huevo


Sofreír con aceite de oliva la cebolla hasta que quede transparente y ligeramente dorada, añadir el calabacín. Salpimentar, dar unas vueltas, bajar el fuego, añadir el caldo y cocer tapado por espacio de 20 minutos. Hasta que el calabacín esté cocido.
Triturar y volver al fuego. Dejar cocer hasta reducirla a la consistencia que deseemos. Hirviendo la crema, echar el huevo sin batir y remover enérgicamente con el batidor de varillas para que queden hilos amarillos y blancos.
Sacar del fuego.
Echar la salsa pesto. No he puesto la cantidad ya que va mucho a nuestro gusto. Es importante que el sabor del pesto se note, pero no predomine. Empezar poniendo una cucharada, batir bien con un batidor de varillas, probar y si hace falta mas, añadir poco a poco hasta que adquiera el sabor deseado.
Rectificar de sal.
Servir con una cucharada de nata líquida por persona.


TORTEL DE PASCUA DE BRIOCHE

lunes, 11 de marzo de 2013


Se acerca la Pascua y tenía que hacer un tortel de Pascua, es lo típico.
El año pasado hice la Sara y este año quería hacer algo mas primitivo, tal como era en un principio: un pan dulce con huevos, tantos como años tenía la persona a la que se la llevaban y quien lo regalaba, era el padrino.
La única diferencia es que en vez de hacer pan dulce, he hecho una masa de brioche, ya que en casa nos gusta mas.

RABO DE TORO

viernes, 8 de marzo de 2013


El rabo de toro es un plato que se elabora en toda la geografía española, pero donde ha adquirido renombre propio es en Andalucía.
Esta receta de hoy es de un restaurante de Córdoba. 
Este es un guiso de los de antes. De tiempo y paciencia, pero el resultado es increíblemente bueno.
Hoy día es mas difícil, según la región, encontrar toro, pero se puede sustituir por buey o hasta por ternera, aunque el resultado cambia bastante.
Con toro, el sabor es mas fuerte y la carne mas dura, con lo que el tiempo de cocción es mas largo.
Con buey, el sabor no es tan fuerte como el del toro pero es mas fuerte que el de ternera. Si es ternera el tiempo de cocción es menor que el de toro o buey.



Ingredientes para 4 personas:
1 K de rabo de toro cortado a trozos
1 1/4 litro de vino tinto de buena calidad
3 cebollas 
1 zanahoria grande
1 puerro
4 dientes de ajo pelados
1 litro de fondo oscuro de carne, aquí
sal
pimienta negra
harina

Cortar la zanahoria y el puerro a rodajas y la cebolla a cuadros. Colocarlo en un bol grande junto con los ajos, la carne y cubrir completamente con el vino tinto. Tapar y guardarlo en la nevera para macerar durante un mínimo de 8 horas. Yo lo dejé un día entero.
Escurrir por un lado la carne y por otro las verduras, pero guardando el jugo y reservarlo.
Una vez bien escurrida la carne, salpimentarla, enharinarla y freírla en una sartén grande con aceite de oliva. Una vez bien dorada, pasarla con una rasera a una cazuela que pueda ir al horno.
En la misma sartén, echar las verduras y rehogarlas hasta que adquieran un color doradito. Pasarlas a la cazuela, procurando escurrirlas al máximo de aceite.
Pasar la cazuela al fuego, añadir el vino reservado de la maceración y cocer durante 30 minutos a fuego bajo, para que se reduzca el líquido.
Mientras encender el horno a 180º
Echar el fondo oscuro en la cazuela y cocer durante 15 minutos.
Pasar la cazuela tapada con papel de plata al horno y cocer durante 1 hora y 30 minutos. Si se hace con ternera, reducir el tiempo.
Sacar la cazuela del horno, retirar la carne y pasar las verduras por el chino.
Desgrasar la salsa, volver a juntar con la carne y el puré de verduras en otra cazuela. Rectificar de sal y pimienta y servir bien caliente.
Este tipo de guisos es mejor dejarlos reposar un día antes de comerlos.
Un acompañamiento perfecto son patatitas nuevas o arroz largo hervido.




ENSALADA DOS ARROCES, VERDURAS Y MAS

miércoles, 6 de marzo de 2013


Hoy, mi hijo quería una ensalada de arroz, pero al final los caminos han divergido y nos hemos quedado en común con el arroz Basmati, atún, tomate, cebolla, pimientos del piquillo y alcachofas. El resto, cada uno lo suyo. 
Ésta es la que he hecho yo:

Para 2 partes de arroz Basmati
1 parte de arroz negro Venere
1/2 calabacín pequeño, bien limpio, sin pelar y cortado a cuadritos
1 tomate de pimiento bien limpio y cortado a cuadritos
1 cebolla dulce grande cortada a cuadritos
Tiras de pimiento del Piquillo asados cortado a cuadritos
Alcachofas: Pelarlas, dejando solo la parte interior, reservándolas en agua con zumo de un limón y el mismo limón. Cuando estén todas cortadas, hervirlas, enfriarlas y reservarlas.
un puñado de alcaparras
un puñado de pasas de Corinto
una lata pequeña Piña en almíbar a trozos
una lata pequeña de aceitunas verdes rellenas, cortadas en cuatro trozos cada una
una lata grande de atún en aceite de oliva

No os he puesto exacto la cantidad de cada cosa, pues todo lo hago a ojo y voy poniendo mas de eso o de aquello según el color y el sabor. 
Aliñarlo con una vinagreta de:
Aceite de oliva Virgen Extra
Vinagre de Jerez
Sal
Pimienta negra
Mostaza de Dijon
un poco de Curry en polvo
una cucharadita de miel




CABRITO SALTEADO

lunes, 4 de marzo de 2013


Antes, el cabrito, aquí en la comarca se comía en Pascua, ya que las cabras parían en invierno y en Semana Santa los cabritos acababan de destetarse y ya era el momento idóneo para cocinarlos.
Digo antes, porque ahora, al masificarse las producciones de cárnicos , éstos se encuentran en cualquier época del año.
Es curioso, como en las fiestas de casi todas las religiones, judía, cristiana y musulmana, tienen al cordero como protagonista de las celebraciones mas importantes.
Ésta receta es muy, muy sencilla y tan antigua como deliciosa.
La receta original no es mas que el cabrito frito en aceite de oliva, con ajo y espolvoreado con perejil por encima.
Se calcula 250 gr de cabrito por persona.
Como que a mi no me gusta el ajo, en casa lo hacemos con ajos tiernos. El resultado es delicioso.

CAKE DE NARANJAS SANGUINAS

viernes, 1 de marzo de 2013


No soy una Thermomix - adicta,  pero hay algunas cosas para las que el aparatito éste me va de maravilla. Una de ellas es este pastel, ya que no tengo nada que me triture una naranja entera como lo logra éste aparato.
Mi hermana me pasó la receta con naranja, pero ahora, en la frutería encuentro naranjas  sanguinas y pensé que potenciaría el sabor si lo hacía con ellas. Mi duda era la cantidad de azúcar, pero no quise aumentarla y probar tal cual ponía en la receta. 
El resultado es muy bueno, os aseguro que no es ácido, pero tiene un sabor a naranja mucho mas fortalecido. Además, se encuentran trocitos pequeñitos de piel de naranja entre medio de la masa, cosa que le da un sabor delicioso.


Para dos moldes de cake de 9 x 16 cm o uno de 22,50 x 8 cm:

200 gr azúcar
3 huevos
100 gr mantequilla a temperatura ambiente cortada a trozos
2 naranjas sanguinas a trozos, sin pepitas ( si es naranja valenciana, con una ya es suficiente, pues su tamaño es mas grande) 
200 gr harina
1 sobre levadura química
un pellizco de sal

Precalentar el horno a 180º. Mantecar los moldes y colocar en la base un papel mantecado.
Cernir la harina la levadura y la sal. Reservar.
Poner en el vaso la naranja troceada, el azúcar y los huevos. Programar 1 minuto a 50º de temperatura, velocidad 4.
Añadir la mantequilla, 1 minuto a 50º, velocidad 4.
Incorporar los secos reservados. Programar 6 segundos, velocidad 5, o hasta que quede bien integrado.
Rellenar los moldes dos terceras partes y hornear de 30 a 40 minutos.
Una vez hechos y sacados del horno, dejarlos 5 minutos en el molde y desmoldarlos sobre una rejilla hasta que se enfríen.
También se puede hacer con harina de espelta pero el tiempo de cocción es bastante superior.


Sobre mí


Hola,

Me gusta la cocina. La he vivido desde que era pequeña, ya que en casa, mi madre y mi abuela materna cocinaban y dirigían de maravilla, haciéndonos participar y ayudar a mis hermanas y a mí.

Popular Posts

Translate

Mis recetas en tu correo

Instagram

© Las recetas de Manu
blog design by Elai the Blogger