TERNERA A LA PLANCHA CON PARMESANO Y RÚCULA

miércoles, 31 de octubre de 2012


Cuando voy a Barcelona, aprovecho para comer en algún restaurante que me guste (llevo mi lista y según el barrio por el que me mueva, entro en uno u otro), los voy probando todos y descubro cosas nuevas.
El otro día pedí esta carne. El plato es sencillísimo, se hace en un momento y no tiene ninguna floritura, pero me gustó tanto que por eso os lo pongo. Lo primero que hice fue preguntar al camarero que pieza de carne era y muy amablemente me dijo que era la parte final de la cadera. ¡Vale! ya tenía mi información. 
Con eso me fui a hablar con Montse, que tiene la carnicería aquí en el pueblo y nos pusimos a investigar. Después de hablarlo y pensarlo me dio una pieza y lo probé para ver si era la que había comido en el restaurante y ¡ SI, lo acertamos!
La susodicha pieza en catalán le llamamos "Culatí". Es una pieza triangular y que va en disminución, muy tierna y limpia. Es la parte final de la Tapaplana, Contra o Tapilla y está entre ésta y la Culata o Cadera.
La pieza, es mas ancha que la de la foto y lo que hice para que quedase un trozo así, fue cortarla transversalmente en 3 piezas y luego las piezas, por la mitad pues eran muy anchas. Con lo que me quedaron 6 bistecs o filetes.

Necesitamos:
La carne. 1 bistec o filete por persona 
Parmesano Reggiano fileteado muy fino
Hojas de rúcula
Sal en escamas
Un chorrito de aceite de oliva

Poner en el fuego la plancha hasta que esté muy caliente. Justo antes de poner la carne, echo un pequeño chorro de aceite. 
Poner las piezas de carne. Dorarla de ambos lados y directamente emplatar con unas escamas de sal por encima, cubrir con el parmesano (ser generosos) y decorar con las hojas de rúcula sin aliñar.
Os aseguro que la mezcla de los tres ingredientes os sorprenderá.

The Young Mother by Arthur Hacker- Favourite Cake Recipes 




" PA DE PESSIC "

lunes, 29 de octubre de 2012


El "Pa de Pessic" es un tipo de bizcocho muy fino, suave y super esponjoso. Éste, en particular es típico de Vic, Barcelona. Se llama así, porque "pessic" en catalán significa pellizco y es lo que no puedes dejar de hacer con este bizcocho, no parar de pellizcarlo y así hasta terminarlo.
En todas las pastelerías de Vic lo encuentras, pero su receta es secreta. Ésta que os pongo es lo mas similar que he conseguido.
No lleva levadura química. Solo harina, azúcar y muchos huevos.


6 huevos
125 gr azúcar blanco
125 gr harina de repostería cernida


Precalentar el horno a 170º. Para un molde desmontable de 22 cm de diámetro o como lo he hecho yo en un molde rectangular de 30 x 20 x 3 cm
Separar las yemas de las claras y batir estas hasta que formen picos, añadirles 50 gr de azúcar y seguir batiendo hasta conseguir picos duros.
Mezclar las yemas con el resto del azúcar hasta que queden blanquecinas y espumosas. Incorporar a la crema la harina en dos veces mezclando bien entre cada adición.
A ésta mezcla añadirle 2 cucharadas de claras, mezclar para aclarar un poco la crema y echar el resto de yemas removiendo con una espátula de madera de arriba a abajo con muchísimo cuidado para no perder el aire contenido en las claras.
Mantecar el molde y cubrir el fondo con papel siliconado y echar la mezcla en él. Hornear por espacio de 17 a 20 minutos, según el horno. Probar si está hecho pinchándolo con una aguja, si sale seca ya está.
Sacarlo del molde y dejarlo enfiar sobre la rejilla.
Se puede espolvorear con azúcar glas.
Para desayunar con el té o café está delicioso. Para mojar con un chocolate deshecho y calentito..... o sencillamente para acompañar una tableta de vuestro chocolate preferido.

                         Mi aportación a la celebración de Halloween

QUICHE DE MOZZARELLA TOMATE Y ALBAHACA

viernes, 26 de octubre de 2012


Para mí, este plato es una pizza en forma de quiche, ya que sus ingredientes son todos los primordiales que pondrías en una pizza. Tomates, mozzarella y albahaca. Una quiche completamente mediteranea.
Esta deliciosa tibia, acompañada de una ensalada verde.

Pasta quebrada:
200 gr harina
100 gr mantequilla fría a dados pequeños
1 huevo ligeramente batido como para tortilla
2 o 3 cucharadas de agua
un pellizco de sal
Relleno:
2 huevos
100 ml nata líquida
250 mozzarella
4 cucharadas de salsa de tomate frito espeso, hecho en casa
un puñado de hojas de albahaca fresca
sal, pimienta 
un pellizco de nuez moscada
un pellizco de pimienta de Cayena

Preparar la masa quebrada:

Arenar la harina con la mantequilla y la sal. Incorporar el agua y el huevo mezcladas.
Es importante trabajarla  poco y estirar enseguida. No convienen que la masa quede elástica.
Si la masa no se va a usar al momento, hacer una bola , envolverla con papel film y se puede guardar en el frigorífico hasta el momento de usarla.
Estirar la masa a 4 ml. de grosor, sobre la encimera espolvoreada de harina, con la ayuda de un rodillo enharinado; tiene que quedar fina. .
Mantecar el molde acanalado desmontable de 20 a 22 cm de diámetro y pasar la pasta con la ayuda del rodillo al molde, colocandolo bien y apretando las paredes, ayudándonos con una bolita de masa sobrante.
Pasar el rodillo por el borde de el molde para retirar la masa sobrante. Realizar esta operación suavemente pero con firmeza. Pinchar la base con un tenedor para que al cocer no se hinche. 
Cocer al blanco bien cubierta con papel de horno y con un peso encima (pueden ser garbanzos crudos). Meter al horno caliente a 180º durante 20 minutos, o hasta que la masa esté firme. Sacar el papel y los garbanzos, pintarla con hueco batido y volver a hornearla 5 minutos.
Sacar la masa del horno, retirar el papel, el peso y dejar enfriar.
Mientras preparar el relleno:
Batir en un bol los huevos junto con la nata, salpimentar, añadir el pellizco de nuez moscada, el de pimienta de Cayena y dos cucharadas de tomate.
Desmenuzar la mozzarella y repartirla sobre la base de la tarta. Echar la mezcla de huevo y repartir por encima las dos cucharadas de tomate restantes.
Cortar las hojas de albahaca (hacerlo justo antes de espolvorearlas sobre la tarta, para que no pierdan el frescor)
Hornearla a 180º durante 40 minutos. Comprobar que no surjan burbujas en la superficie. Estas aparecen cuando la temperatura del horno es demasiado alta. Si esto ocurriese, bajar la temperatura.
La quiche estará cocida cuando presente una textura consistente y dorada.
Pasarla a una rejilla y desmoldarlo pasados 5 o 7 minutos.
Servirla templada acompañada de una ensalada verde.

PATATAS AURORE

miércoles, 24 de octubre de 2012



"Aurore" es el termino francés para denominar el amanecer. El color que tiene la salida del sol, es el que quiere emular el color rosado de la salsa bechamel, mezclada con tomate y pimentón.
Tanto nos puede servir como entrante, como para acompañar un pescado o un pollo cocido.

Ingredientes para 4 personas:
500 gr patatas pequeñas
1 ramita de menta fresca
250 gr tomates
50 gr mantequilla
1 cucharadita de postre de tomate 
1/2 cucharadita de café de pimentón dulce (de la Vera)
3 cucharadas de harina
300 ml de leche
2 cucharadas de nata de cocinar espesa
sal, pimienta negra
un pellizco de nuez moscada




Pelar las patatas y ponerlas a hervir con la rama de menta y sal, a fuego suave, durante 10 minutos. Pasado el tiempo escurrirlas, desechando la menta y reservarlas.
Pelar y sacar las pepitas a los tomates y cortarlos a cuadritos pequeños (corte brunoise). Freír en una sartén con un poco de mantequilla junto con el pimentón a fuego lento hasta que pierda el agua y forme una pasta.
Precalentar el horno a 180º
Hacer una bechamel dorando la harina con el resto de la mantequilla, removiendo con una cuchara de madera. Echar la leche en tres veces, removiendo sin cesar y con energía, para que no se hagan grumos. Batir hasta que arranque el hervor y bajar el fuego, dejando cocer hasta que espese. Salpimentar e incorporar la nuez moscada, añadir la salsa reservada de tomate y la nata. Ha de quedar una salsa de color rosado, no rojizo. Rectificar de sal.
Agregar las patatas, mezclar bien con la bechamel y acostarlas junto con la salsa que las cubra, en una bandeja que pueda ir al horno, de 1,5 litros de capacidad. Taparlo con papel film ya que no nos interesa que se tueste la superficie y colocarlas dentro del horno.
Cocer durante 20 minutos, esto es orientativo, pues depende de la variedad y el tamaño de las patatas. Probar pinchándolas y cuando no se resistan a la aguja es que están hechas.

Fuente: Le Cordon Blue



Las recetas orientales, sobre todo si contienen curry, me vuelven loca.
Tengo un libro "Los 50 mejores currys de la India" de Camelia Panjabi, que para mi es una mina de oro. Leo recetas y a partir de algo que me llame la atención dejo volar mi imaginación. Así ha salido ésta, cuando encontré un curry de piña. Me gusta mucho la mezcla de dulce y salado, creo que da mucho juego y a partir de esa receta salió la que hoy os presento.


Ingredientes para 4 personas:
250 gr de carne picada de cerdo
250 gr de carne picada de ternera
2 cebollas, una pequeña y una grande
1 puerro grande
1 cucharada de curry amarillo en pasta ( eso es orientativo, la pasta amarilla de curry es la mas suave, pero así y todo, es fuerte y depende de lo que os guste el picante, podéis poner mas o menos. Pero contad que aquí, al llevar piña, suaviza mucho, por lo que os aconsejaría empezar poniendo 1 cucharadita de café y a partir de aquí, probar e ir incrementando la cantidad, hasta que encontréis el punto adecuado a vuestro paladar, al mezclarlo con el resto)
1 pellizco de canela en polvo
1 cucharadita de café de granos de mostaza negras
1 cucharadita de café de jengibre fresco rallado
1 hoja de lima kefir
un pellizco de lemon grass en polvo
un puñado de pasas de Corinto
1/2 piña
una lata leche de coco
1 pimiento verde picante,optativo
sal y pimienta negra
hojas de cilantro 

Primero, hacer las albóndigas amasando las carnes con sal, pimienta y la cebolla pequeña cortada brunoise. Darles forma, pasarlas por harina muy ligeramente, freírlas en aceite y depositarlas sobre papel de cocina para que éste absorba el exceso de aceite.
Mientras, en un wok, paellero o en una cazuela metálica (no es importante el tipo de recipiente) echar los granos de mostaza con un chorro de aceite a fuego vivo.  Cuando éstos chisporroteen, echar la cebolla grande a lunas y el puerro a rodajas, incluyendo la parte verde. Rehogar a fuego vivo removiendo continuamente, han de quedar al dente, añadir el pimiento verde, cortado a rodajas y desprovisto de las semillas (lavaros bien las manos después de realizar esta operación, pues si os tocáis boca o ojos, no os lo quiero ni contar ...)
Añadir las especies, menos la hoja de lima kefir y el cilantro. 
Incorporar las albóndigas, la piña desprovista de la corteza y la parte central y cortada a cubos, las pasas y la leche de coco. Añadir el curry, bajar el fuego y dejar cocer hasta que esté en su punto, rectificar de sal y pimienta. Un poco antes de terminar echar la hoja de lima.
Decorar con las hojas de cilantro.
Acompañar con arroz.


ARROZ BASMATI PERFUMADO AL AZAFRÁN
Para 4 personas como acompañamiento:
400 gr de arroz basmati
520 ml de agua si se utiliza arroz basmati ( o seguir las instrucciones del paquete)
sal
unas pocas hebras de azafrán

Hundir las hebras de azafrán en 3 cucharadas de agua fría y dejarlo en infusión 30 minutos.
Cocer el arroz con sal siguiendo las instrucciones del paquete. 
Cuando este hecho y escurrido volverlo a colocar en el cazo y echarle por encima el agua de azafrán con los filamentos con ayuda de una cucharita, mezclar bien para que todo el arroz se coloree y tapar el cazo enseguida para conservar todo el aroma, hasta el momento de servir.

FLAN DE MATÓ

viernes, 19 de octubre de 2012


Desde que probé este postre en un restaurante de Gerona, donde ni se me ocurrió pedirles la receta...he ido a la búsqueda y captura de ella.
Este flan de mató, es increíblemente delicioso, suave y con una textura inigualable.
Lo encontré en "Cuina per llaminers", después de buscar y ver distintos blogs con pocas variaciones.

CHICKEN PIE - PASTEL DE POLLO A MI MANERA

miércoles, 17 de octubre de 2012


Este pastel lo probé por primera vez en Madrid en el restaurante "Living in London" y me encantó.
A partir de allí empezó mi búsqueda de este tipo de pastel salado. He encontrado muchos y he probado muchos. En casa, a veces se hartan de mi y de mis pruebas.
Al final he hecho ya varias veces una mezcla de lo clásico mas lo que a mi me gusta. No se si es muy inglés, pero en casa se lo comen con gusto, o sea que tengo el  aprobado.




En teoría este plato se hace con las sobras de pollo rustido. El otro día compramos un pollo a l´ast y había sobrado la mitad, con lo que pensé: Ya tienes el pollo para hacer el Chicken pie.

Pero mi marido que ayer estuvo solo a la hora de comer, se comió un cuarto del pollo reservado.... o sea  que esta mañana he tenido que hacer pollo rustido. De un plato de sobras, nos hemos ido a un plato de no sobras. En casa siempre todo es una sorpresa. Nunca sabes lo que va a pasar, no, si ya digo,  que yo propongo y me organizo y los míos me lo descomponen en un segundo.....

Ingredientes para 8 personas:
1/2 pollo grande (he puesto el cuello y dos alitas que tenia la carnicera pues da mas gusto)
1 manzana Golden
1 copa cogñac
3 puerros grandes
250 gr champiñones
unas gotas de zumo de limón
sal, pimienta negra
un pellizco de pimienta de Cayena
un pellizco de Lemon Gras
1 copita de Jerez seco
1 copita de caldo de pollo
1 cucharada de salsa Worcesterhire (Perrins)
1 cucharadita de postre de hierbas de Provenza
harina
1 cucharada de mantequilla
1 placa de masa de hojaldre
1 yema de huevo
2 cucharadas de leche

Dorar el pollo en una cazuela bien salado y pimentado, agregar la copa de cogñac y pasarlo al horno con la manzana pelada, sin corazón y a cuartos.
Cuando el pollo esté cocido, guardar el jugo para la salsa.
Mientras, rehogar en una sartén los puerros cortados a rodajas, aprovechando la parte verde, salpimentar y cuando ya estén transparentes, añadir los champiñones limpios y cortados a trozos, exprimir un chorrito de limón para que los estos no se ennegrezcan. Tapar la sartén y dejar que exude líquido y se cueza. Cuando éste se haya evaporado, incorporar el pollo a tiritas (desmenuzarlo con las manos, aprovechando bien toda la carne, vigilando que no vaya ningún huesecillo), añadir el caldo, el Jerez, las hierbas, la pimienta de Cayena, la manzana a trozos y la salsa Worcesterhire. Cocer hasta que los jugos se hayan evaporado a la mitad, rectificar de sal y espesarlo con harina. Al final echar una cucharada de mantequilla.
Echar este preparado en una bandeja que pueda ir al horno. Mojar los bordes con agua y cubrir con la placa de hojaldre. Hacer un agujero en medio a modo de chimenea.  
Con el hojaldre sobrante se puede hacer decoraciones y pegarlas al hojaldre majándolas con agua.
Pintar el hojaldre con una mezcla de yema de huevo y leche y hornear a 180 º hasta que esté dorado.
Servir caliente acompañado con salsa Gravy.


SALSA GRAVY

lunes, 15 de octubre de 2012


La salsa de carne, que en el mundo anglófono se conoce como Gravy, es una evolución de la antigua práctica de usar la grasa de la carne asada para condimentar otros platos. Con el tiempo se convirtió en una salsa por derecho propio.
El nombre es inglés, pero es la salsa de un rustido, desgrasada y arreglada.
Sirve para multitud de platos. Rustidos, pasteles salados, puré de patatas o de verduras, etc.
Cuando se hace un rustido, al estar éste ya hecho, sacar las piezas de carne, verduras y hierbas de la rustidera. Desgrasar la salsa.
Pasar la rustidera al fuego, añadir caldo de carne o de pollo (según la carne que se haya rustido), removiendo y  rascando el fondo para soltar los restos de jugos que queden pegados al fondo, que es donde se encuentran todos los sabores. 
Una vez arranque el hervor, bajar el fuego y dejar reducir la salsa a la mitad. Echar una cucharada de harina y remover bien para espesar la salsa y que no queden grumos. Antes de sacarlo del fuego, añadir una cucharada de mantequilla, esto ayuda a emulsionarla. Colar la salsa por un colador de malla fina.
Servir bien caliente.



TARTA OTOÑAL CON UVAS

viernes, 12 de octubre de 2012


Mis vecinos tienen unas vides preciosas, que se emparran en su terraza alrededor de unos hierros, con lo cual en verano les da una sombra muy agradable y como todo lo agradable, tienen que tener el lado opuesto, ese son las abejas que están encantadas con esos frutos dulces y aromáticos y campan a sus anchas.
Esas vides les dan uva blanca moscatel y uva negra. Cada año me regalan unos racimos y este año pensé en hacer una alegoría al otoño aprovechando las uvas.
Hice un primer pastel, distinto a este, que quedó impresentable y se fue directamente a la basura, pero como seguía teniendo mucha uva pensé en esta tarta.




Esta tarta lleva una base de masa quebrada, un relleno de queso, leche condensada con limón y una cobertura de uvas.


Para un molde de base desmontable redondo de 22 cm de diámetro.
Base de masa quebrada:
200 gr harina
4 cucharadas de agua fría
100 gr mantequilla a temperatura ambiente
50 gr azúcar
1 yema de huevo
un pellizco de sal
Relleno :
un bote pequeño de Leche condensada 370 gr
270 gr queso Philadelphia a temperatura ambiente
2 huevos grandes
el zumo y la ralladura de 1 limón grande
Decoración:
Uvas de distintos colores, bien limpias, partida por el medio y desprovistas de sus pepitas
2 cucharadas de mermelada de melocotón o albaricoque 


Base de masa quebrada:

En un bol, poner la harina, el azúcar y la mantequilla a trocitos. Con la ayuda de una cornalina o con las yemas de los dedos (yo uso la cornalina, pues siempre tengo las manos muy calientes y ablando demasiado la mantequilla), desmenuzar sin trabajar la masa. Hemos de conseguir una masa arenosa. En ese punto añadir la yema y el agua fría. Unirlo trabajando lo menos posible, aquí va de maravilla ayudarnos con la cornalina, ya que no nos interesa que la masa adquiera elasticidad, ya que si la adquiriese, se deformaría al cocer y resultaría poco crujiente.
Hacer una bola y envolver en papel film.  Guardar en el frigorífico 2 horas como mínimo antes de usarla. Se puede hacer de un día para otro o guardar en el congelador.
Dejar atemperar un poco la masa y estirarla con el rodillo sobre el mármol ligeramente enharinado. Colocarla sobre la tartera ligeramente mantecada, apretándola bien en las paredes y en la base. Pinchar la base con un tenedor. Tapar con papel encerado o papel de plata y esparcir por encima legumbres secas, para que hagan de peso sobre la masa. 
Cocer al horno previamente calentado a 190º durante 20 minutos, Sacar y tirar el papel y las legumbres.
Relleno:
Mezclar todos los ingredientes hasta que queden bien unidos. Colocar sobre la base. 
Bajar el horno a 160º y cocerlo durante 45 minutos.
Pasado este rato sacar del horno y dejar enfriar en el molde
Decoración:
Colocar las uvas sobre la tarta.
Poner las 2 cucharadas de mermelada en un cazo y llevarlo al fuego para calentarlo, removiendo con una cuchara para que no se adhiera a la base. Colar por un colador de malla fina y con el líquido resultante pintar las uvas por encima.


He encontrado un poema de Federico Garcia Lorca precioso sobre el Otoño:

                                                 Tan, tan
                                               ¿Quien es?
                                           El Otoño otra vez.
                                        ¿Que quiere el Otoño?
                                         El frescor de tu sien.
                                          No te lo quiero dar.
                                          Yo te lo quiero ver.
                                                 Tan, tan
                                               ¿Quien es?
                                           El Otoño otra vez.

                                         La tarde equivocada
                                             se vistió de frío
                                        detrás de los cristales
                                       turbios, todos los niños,
                                     ven convertirse en pájaros
                                            un árbol amarillo. 
                                         La tarde está tendida 
                                             a lo largo del río.
                                       Y un rubor de manzana 
                                      tiembla en los tejadillos. 

La Fageda d´en Jorda - Olot - Gerona

JAMÓN AL OPORTO O A LA SALSA DE ARÁNDANOS ROJOS

miércoles, 10 de octubre de 2012

El Viernes pasado, no puse ninguna receta pues he pasado unos días con un trancazo fenomenal. Sin ganas de acercarme a la cocina y con dolor en todas la partes de mi cuerpo, total para luego salir un resfriado, pero sin gripe, con lo que ya estoy con nuevas energías. Por suerte, toco madera, nunca tengo gripe, pero los resfriados en estos días de ahora frío, ahora calor y que no saber como ir vestida, no me los quita nadie.
Encima he escrito dos recetas y la anterior se me ha solapado y la he puesto antes que esta. Vaya desastre.
Para suplir mi falta de puntualidad, os presento dos recetas de un mismo producto: un jamón cocido, con salsa de Oporto o salsa de arándanos rojos. A escoger..... las dos están deliciosas.
Son recetas muy sencillas, pero que te pueden solucionar fácilmente un primer plato, cuando a veces las ideas vuelan.....

JAMÓN AL OPORTO
JAMÓN AL OPORTO
Para 4 personas:
8 lonchas no demasiado finas de jamón cocido, si lo encontráis natural mucho mejor
200 ml nata liquida
3 cucharadas de concentrado de tomate
1 cucharada de Oporto

Poner una olla al fuego con agua a fuego fuerte. Cuando arranque el hervor, colocar un plato encima con las lonchas de jamón y cubrir con la tapa de la olla. Con esto conseguimos calentar el jamón.
Mientras, preparamos la salsa: Poner todos los ingredientes en un cazo pequeño, llevarlo a fuego suave y con un batidor remover hasta que se espese la salsa.
Servirlo acompañado de ensalada. Yo aquí he puesto berros aliñados de una vinagreta.

JAMÓN CON SALSA DE ARÁNDANOS ROJOS

JAMÓN CON SALSA DE ARÁNDANOS ROJOS
Para 4 personas:
8 lonchas de jamón cocido cortadas no muy finas, como antes, si es natural mejor.
4 cucharadas de salsa de arándanos rojos
2 cucharadas de mostaza suave
1 cucharada de Jerez seco
1/2 cucharada de salsa de soja
1 cucharada de postre de salsa Worcesterhire (Perrins) 

Proceder con el jamón como en la receta anterior.
Mezclar todos los ingredientes para la salsa en un cazo, pasarlo a fuego suave y calentarlo removiendo continuamente hasta que quede todo integrado.
Servirlo acompañado de una ensalada aderezada con una salsa vinagreta.

ESPUMA DE FRUTAS

domingo, 7 de octubre de 2012


Este postre es una manera de tomar fruta deliciosa. Se puede hacer con cualquier fruta, o con varias juntas, eso ya es cuestión de imaginación o de lo que tengamos en casa.
Yo quería hacerlo de melocotones, pero eran verdes y duros, con lo que tuve que cambiar de idea. Encontré nectarinas a muy buen precio y maduras. Lo tenía claro: Espuma de nectarinas
Para esta receta se usa leche condensada y zumo de limón. Dependiendo de la fruta que pongáis, necesitares mas o menos leche condensada y si es muy ácida quizás no hará falta el zumo de limón.


850 gr de nectarinas sin pelar
3 huevos
6 cucharadas de leche condensada
el zumo de un limón grande y lleno
Con esta cantidad he llenado 8 copas de vino.

Separar las claras de las yemas.
Montar las claras a punto de nieve fuerte.
Pelar la fruta, cortarla a trozos y triturarla.
Mezclar las yemas, el zumo de limón y la leche condensada. Añadir la fruta triturada y probar. Aquí es donde podéis jugar con el sabor, poniendo mas leche condensada y limón o menos, dependiendo de la fruta que pongáis.
Añadir las claras montadas bien fuertes y unirlas con movimientos envolventes y con mucho cuidado.
Llenar las copas y guardarlo en la nevera, un máximo de cuatro o cinco horas.  Pensad en consumirlo  rápido, ya que lleva las yemas sin cocer.
Lo he decorado con grosellas rojas, hojas de menta y de Mª Luisa.


El otro día celebramos una reunión anual familiar en casa de mi hermana. Nos reunimos unas 60 personas. Cada uno cooperaba llevando algún plato para la comida, con lo que la ésta fue de una diversidad total.
Me decidí por un pastel, ya que si lo hago solo para los de casa, los kilos se lo pasan en grande, con lo que aprovecho cuando me invitan para hacer pasteles.
Como aún tengo el sirope de flor de saúco que usé para el smoothie, pensé en hacer un pastel y usarlo, con lo que realicé un bizcocho tipo pan de pesic, con un muy suave aroma a flor de saúco y lo cubrí con una crema sencilla de mantequilla bien aromatizada.


Realicé un gran bizcocho de 38 cm x 25 cm x 7 cm de alto, pero os pondré las medidas para este tamaño y para un molde de redondo de 24 cm de diámetro.
Este tipo de bizcocho es uno de mis bizcochos base, que uso mucho, incluso como coca con piñones y espolvoreado con azúcar glas, para la "Sara" etc.

500 gr azúcar /  250 gr 
250 gr harina /  125 gr
120 gr harina de maíz "Maicena"  /  60 g
14 yemas de huevo  /  7
15 claras de huevo  /  8
100 gr mantequilla  /  50 gr
1 cucharada de postre de sirope de flor de saúco / 1 cucharadita de café 

Ablandar la mantequilla en el microondas, sin que quede completamente deshecha y con el calor y revolviendo, ayudamos a que termine de deshacerse.
Dejamos que se enfríe a temperatura ambiente.
Precalentar el horno a 180º
Cernir las harinas y reservar.
Mezclar las yemas con 350 gr / 190 gr de azúcar en la maquina a velocidad alta y con el gancho de montar, hasta que doble el volumen y queden blanqueadas. Echar el sirope de flor de saúco y mezclar hasta unificar.
Cambiar el gancho y poner el de batir. Poner a velocidad media e ir añadiendo la mezcla de harinas cucharada a cucharada.
Montar las claras a punto de nieve, cuando éstas se monten sobre las paredes, añadir el resto del azúcar y batir hasta que estén bien firmes.
Echar dos cucharadas de claras a la mezcla anterior y mezclar con una espátula de madera, esto ayudará a darle una textura mas suave.
Echar el resto de claras y juntarlo a la mezcla con mucho cuidado y con movimientos envolventes.
Incorporarla mantequilla bien batida y seguir mezclando con el mismo mimo de antes hasta que todo quede bien unificado.
Mantecar  el molde correspondiente y echar en el la crema. 
Golpear el molde con un golpe seco sobre la encimera para que se alise y colocarlo  sobre una rejilla en el centro del horno. Hornear unos 45 minutos. Eso depende del horno. A los 45 minutos, pinchar en el centro del bizcocho con una aguja, si ésta sale seca es que ya está hecho.
Apagar el horno y dejar el bizcocho dentro, con la puerta entreabierta durante 15 minutos. Esto se hace pues si lo sacamos enseguida del horno, al no llevar levadura nos bajaría de golpe y de esa manera mantiene la forma.
Pasado el tiempo sacar del horno y desmoldarlo sobre una rejilla para que se enfríe.

CREMA DE MANTEQUILLA A LA FLOR DE SAÚCO:
400 gr mantequilla ablandada a temperatura ambiente / 250 gr
400 gr azúcar glas / 250 gr
5 a 6 cucharadas de sirope de flor de saúco  /  2 a 3 cucharadas

Poner la mantequilla y el azúcar en la máquina con el gancho de montar y trabajar durante 4 minutos. Echar el sirope y seguir batiendo. Yo voy echando cucharada a cucharada y lo voy probando hasta que el gusto es le que encuentro adecuado.
Guardar en la nevera cubierto con papel film y antes de usarlo volver a batir hasta que vuela a adquirir la textura adecuada.
Colocar la crema en una manga pastelera con una boquilla de estrella Wilton nº 21
Cubrir con una fina capa de crema la superficie del bizcocho y decorar con la manga pastelera.


Uno de mis sobrinos, que es florista y tiene un gusto exquisito para las composiciones florales, hizo estos preciosos centros para las mesas.


ENSALADA OTOÑAL

lunes, 1 de octubre de 2012


En verano, con esos tomates tan deliciosos que se encuentran, en casa, las ensaladas con lechuga ni la probamos, ya vendrá el invierno cuando no hay tomates. 
Pero ahora que llueve, hace mas fresco y el día ya empieza a acortarse, ya empiezo a añorarlas. Por esto hoy os presento esta ensalada otoñal.  

Ingredientes para 4 personas:

  1. una bolsa de lechuga de brotes tiernos o ensaladas variadas
  2. 1 pera bien lavada cortada a lunas finas sin trazas del corazón
  3. 1 manojo de uva negra, bien limpia y seca, cortada por la mitad y sin pepitas
  4. 150 gr de queso Roquefort
  5. 1 cebolla dulce
  6. 1 un puñado de nueces
  7. 1 cucharada de mermelada de arándanos rojos o de frambuesa
  8. una vinagreta hecha con: aceite de oliva, vinagre de vino, mostaza,  sal y pimienta negra
Colocar la lechuga mezclada con la cebolla cortada a lunas en el fondo de los platos.
Sobre ella disponer la pera, la uva y el queso desmigajado o a trozos y regarlo  con la vinagreta bien emulsionada. Repartir por encima las nueces y la mermelada a pequeñas cucharaditas.

Esta receta la he sacado de un librito de Ikea a la que le he hecho mis variaciones.

Sobre mí


Hola,

Me gusta la cocina. La he vivido desde que era pequeña, ya que en casa, mi madre y mi abuela materna cocinaban y dirigían de maravilla, haciéndonos participar y ayudar a mis hermanas y a mí.

Popular Posts

Translate

Mis recetas en tu correo

Instagram

© Las recetas de Manu
blog design by Elai the Blogger