SMOOTHIE DE FLOR DE SAÚCO

viernes, 28 de septiembre de 2012



Un Smoothie es un batido suave y cremoso, sin alcohol, compuesto de trozos y zumos de fruta, mezclados con productos lácteos y presentado muy frío.
Ahora están muy de moda llamándolos así, pero para mi, no deja de ser un simple batido de los de antes.
Siempre nos han gustados y cuando mis chicos eran pequeños, los hacía muchas veces, ya que era una buena fuente energética para ellos. Cuando compré la Thermomix, me cogió la fiebre de los zumos y cada mañana para desayunar los hacía según las frutas que tuviese. Ahora esa fiebre ha bajado, pero siguen gustando y a veces los hago.
Se pueden realizar de cualquier fruta que tengáis o de varias. Lo importante es que haya fruta y zumo, a las que podemos añadir, si la fruta es muy ácida azúcar, miel o jarabe de arce. Para darle cremosidad se le agrega leche o leche de soja o yogur. También se puede enriquecer con helado. No hay límite, se puede poner los que mas os apetezca.
Se puede adicionar, pero con mucha prudencia para que no predomine, alguna especie como canela o jengibre en polvo.


El Smoothie proviene de la tradición de los países de América Central de tomar fruta fresca batida. De allí paso a los Estados Unidos donde rápidamente se puso de moda. El boom empezó en California en 1960 cuando empezaron a abundar los gimnasios y las bebidas energéticas, bajas en grasas y calorías.
Este preparado se empezó a comercializar en tiendas especializadas en productos naturales y también los vendían los vendedores ambulantes de helados, como bebidas refrescantes. Poco a poco se fue comercializando como producto envasado, a medida que la demanda se fue generalizando.


Ingredientes para tres vasos grandes:
2 plátanos grandes un poco maduros
2 0 3 naranjas (según el tamaño)
un buen chorro de sirope de saúco (Lo compro en Ikea)
3 yogures naturales de 125 gr cada uno

Pelar y cortar a trozos los plátanos. Exprimir las naranjas y triturar todo junto. Añadir el sirope de saúco y el yogur. Mezclar bien y si nos faltase cremosidad, añadir otro yogur.
Guardar en la nevera y servirlo muy frío.

CAVIAR DE BERENJENAS

miércoles, 26 de septiembre de 2012


Este plato se considera como un "mezze" (estimulante o entrante) y está muy difundido en el mundo árabe y en Grecia. En el este de la costa Mediterránea.
Últimamente como el Humus o el Falafel, son platos que se han puesto de moda gracias a la diversidad cultural y están rompiendo fronteras a nivel mundial.
Según el país se llama de una o de otra manera, incluso se incluye o varía algún ingrediente.
En los países árabes se le llama "Muttabal betinjan", a excepción de Líbano,  Palestina y Siria donde se le conoce con el sobrenombre de "Baba Ghannoqui" que quiere decir: coqueto y vicioso. Sin duda debido a su textura, muy ligera y porque una vez empiezas ya no puedes dejar de comerlo.
En Grecia se le llama "Melitsanosalata"




Nuestros amigos se extrañan de que no tengamos un huerto en nuestro jardín, aunque sea pequeño.
La verdad es que viviendo en un pueblo, la mayoría de gente lo tiene, pero en los huertos, cuando un producto brota, lo produce en demasía, con lo que de repente todos tienen mas de lo que pueden comer. Como nosotros nunca decimos que no a nada, siempre tenemos el material sobrante y lo aprovechamos de mil amores. 
El otro día tenía unas berenjenas pequeñitas, ya tenían algunos días y se habían quedado debajo del cesto, pero al ser recién cogidas aún estaban  tersas. Pensé en este plato para aprovecharlas.


Ingredientes para 6 personas:

800 a 1 Kl de berenjenas
1 o 2 dientes de ajo
aceite de oliva Virgen Extra
el zumo de 1 limón
sal y pimienta negra
Optativo: 50 gr aceitunas negras cortadas a trocitos, 1/2 cucharadita de pimentón y cebollino

Cortar las berenjenas a lo largo y hacer en la pulpa algunos cortes transversales. Colocar sobre una bandeja de horno previamente untada con aceite, espolvorear con sal y echar por encima un chorrito de aceite.
Introducir la bandeja en el horno y cocer hasta que estén cocidas. Pinchando con un tenedor, si se introduce fácilmente, es que estarán hechas. Dejar enfriar.
Sacar la pulpa de las berenjenas y triturar la carne con un tenedor o con el minipimer junto con el ajo. Aderezar con aceite, sal, pimienta y zumo de limón.
Con esto el "Mezze" ya está terminado.
Lo dividí en dos partes y a uno le puse las aceitunas cortadas muy chiquititas y lo espolvoreé con pimentón.
A la otra mitad lo decoré con cebollino cortado chiquito.
No os puedo decir cual nos gustó mas, pues los dos desaparecieron rápidamente, untados sobre pan tostado. Delicioso!! 



Esta diminuta flor tan preciosa, la he encontrado por el campo entre medio de tronquitos verdes y sin ninguna hoja, pero despuntaba por su maravilloso colorido y su forma.
Cual no sería mi sorpresa cuando mi hermana, me ha dicho que es la flor de la achicoria (Cichorium Intybus). Me he quedado de piedra, pues no me lo hubiera imaginado nunca. Mi madre me explicaba que en la época de la posguerra, con la raíz de la achicoria hacían un brebaje como sustituto del café,  ya que éste, si no era en el mercado negro y a unos precios prohibitivos, no lo podían degustar.




MANTEQUILLA "CAFÉ DE PARÍS"

lunes, 24 de septiembre de 2012


Cuando era jovencita, íbamos muchas veces a Suiza, con mis padres y mis hermanas. 
A mi padre le encantaba, los pueblos, las montañas, íbamos a Ginebra, a visitar a unos amigos  y ellos venían a Barcelona a vernos.
Paseábamos por sus calles. Lo que mas recuerdo es la limpieza de éstas y sus flores. Y claro, los restaurantes, pues mi padre, que era muy sibarita, junto con su amigo, nos llevaban a restaurantes donde la comida era increíble.
La receta de hoy, es una de las que mas recuerdo y que en casa nos encanta.
Es del restaurante Café de París. Ahora a cambiado de nombre, pero se sigue dando el mismo menú de entonces. 
Y solo dan un menú: Entrecot o filete de buey, de 180 a 200 gr a la plancha con salsa a la mantequilla Café de París, acompañado de una ensalada verde y patatas fritas. El postre a escoger entre varios.
La carne te la iban trayendo a trozos, si la querías muy cruda, para que no la tomaras fría.
Como veis en la foto las mesas son largas y la gente se iba colocando unos al lado de otros, lo encontraba muy divertido, pues nunca había estado en un restaurante así. 


http://www.cafe-de-paris.ch/
Madame Boubier en 1930, que por entonces era propietaria del restaurante "Coq d´Or" en Ginebra, inventa para el placer de su clientela, esta salsa compuesta por muchas y variadas especies y otros ingredientes que se mezclan con mantequilla semifundida, creando la "mantequilla Café de París".
Esta salsa la incluyó para acompañar las carnes que se servían en el local.
Su hija, a la que su madre le revela el secreto de la salsa, en el año 1941 se casa con Monsieur Arthur-François Dumont, propietario del actual restaurante "Café de París" , en la 26 Rue du Mont-Blanc.
Actualmente, lo lleva Mr. Vouillamoz. El restaurante se llama ahora, "Chez Bouvier, Café de París". Hoy día, ya es una cadena y he visto que hay restaurantes en todo el mundo: en Lisboa, Estocolmo, Abou Dhabi, Riyadh etc.


Con la mantequilla inclusive, esta salsa se compone de 24 ingredientes:
Nunca he pesado las cantidades, pues siempre la he hecho a ojo. Las hierbas es un pellizco de cada, los líquidos: un chorrito pequeño de cada.
Una vez la tengo hecha, según el gusto, pongo un poco mas de esto o de aquello. 
No os de pereza, es una autentica delicia:

1-150 gr mantequilla casi semifundida
2- ralladura de 1/2 limón
3- ralladura de 1/2 naranja
4- un chorrito pequeño de Salsa Worcesterhire
5- un chorrito de cogñac
6- un chorrito de Oporto
7- 1/2 anchoa
8- un chorrito de zumo de limón
9- 1 cucharadita de mostaza
10- una cucharadita de Ketchup
11- un pellico de curry en polvo
12- dos pellizcos grandes de eneldo picado
13- un mini pellizco de pimienta negra
14- un pellizco de romero
15- un pellizco de pimienta roja
16- un pellizco de pimienta de Cayena
17- un pellizco de perejil seco
18- un pellizco de mejorana
19- un pellizco de albahaca seca
20- un pellizco de estragón
21- un pellizco de tomillo
22- un pellizco de sal
23- 1/4 de 1 diente de  ajo
24- una cucharadita de postre de alcaparras

Triturar todos los ingredientes sólidos en una picadora, excepto la mantequilla, añadir para ayudar a mezclar, la mostaza, el ketchup, los  líquidos y el resto de los ingredientes.
Incorporar la mantequilla y unificarlo todo junto.
Guardarlo un rato en el frigorífico hasta que adquiera la  consistencia necesaria para poder hacer un rulo. Empaquetarlo con papel film y volver a guardarlo en el frigorífico hasta necesitarlo.

Se sirve un trozo de mantequilla "Café de París" sobre un filete o entrecot de 180 a 200 gr de buey, hecho a la plancha al punto que nos guste.
Se acompaña con una ensalada verde, aderezada con salsa vinagreta suavizada con yogur o mayonesa, y patatas fritas cortadas finitas.

MERMELADA DE CIRUELAS CLAUDIAS

viernes, 21 de septiembre de 2012


Me ponen una bandeja de ciruelas claudias delante y no puedo parar de comerlas. Me encantan y cada año quiero hacer mermelada pero nunca dejo ni una para hacerla.
Este año, he hecho un esfuerzo de voluntad. No, no es verdad, compre dos bolsas: una para comer y la otra para la mermelada.
Se ha de vigilar, pues a veces te venden por Claudias, unas ciruelas verdes que no tienen nada que ver.


El color real de la mermelada, por mas que lo he intentado, no lo he podido conseguir. Quizás he hecho 50 fotos con luz distinta y no he logrado el verde real que tenía la mermelada, en las fotos queda tirando mas a amarillo. En la realidad el tono es verde, verde, como si tuviese una punta de azul para conseguir ese verde. Tendré que hacer un curso de fotografía.
Lo que mas me cuesta de las fotos, es que queden con el color que ven mis ojos. muchas veces no es el mismo que el que sale en las fotos y eso me da mucho coraje. Con esta mermelada, estaba muy contenta del color que había  quedado, es lo que quería transmitir y no lo he conseguido.....

1,500 gr de Ciruelas Claudias en buen estado
1 Kl de azúcar 
el zumo de 1 limón
Tarros previamente esterilizados

Lavar, secar y sacar el rabito y el hueso a las ciruelas.
Depositarlas en un bol con el azúcar y el zumo de limón. Dejar macerar una hora.
Pasar a una olla de acero inoxidable grande y ponerlo al fuego hasta que empiece a burbujear. Parar el fuego y colocar sobre la confitura un circulo del tamaño del diámetro de la olla, de papel sulfurizado. Dejar reposar toda la noche.
Al día siguiente, sacar el papel que protegía las ciruelas. Triturar la fruta con el minipimer y colocar la olla a fuego fuerte. 
Pensad que la ciruela lleva muchísima pectina, con lo que la cocción se hace bastante rápido.
A partir de 15 minutos de hervir a fuego fuerte y removiendo con una espátula de manera continuamente, probar el punto de cocción con el método del platito. Echar una gota en él e inclinarlo; si resbala con dificultad es que ya está en su punto.
Si queda demasiado espesa, una vez hecha y apagado el fuego, se añade el zumo de un limón y se mezcla bien. No penséis que al hacer eso os quedará mas ácida, ya que si ha espesado demasiado, es por que el azúcar a aumentado en comparación al resultado óptimo, con lo que al añadirle el limón, lo equilibramos. 
Rellenar los recipientes rápidamente, con la ayuda de un embudo, previamente esterilizados, hasta el borde, cerrar y voltear para que hagan el vacío. Dejarlos así hasta el día siguiente.
Etiquetar los tarros con el mes y el año y guardarlos en la despensa.
Una vez abierto, guardarlo en la nevera.


SHEPHERD´S PIE O PASTEL DE CARNE

miércoles, 19 de septiembre de 2012


Esta  es  una  receta inglesa,  hecha  con  carne  de cordero. Si está elaborado
con carne de ternera, se le llama "Cottage Pie". Es un tipo de receta que se encuentra en cualquier lugar y país, llamándolo de otras maneras.
En Francia, con ligeras variantes le llaman "Hachis Parmentier"
Es una forma estupenda de aprovechar las sobras de carne de rustido o de caldo.

Para una bandeja de 2Lt de capacidad:
750 gr carne de cordero. Pedir a la carnicería que nos la piquen una sola vez. Si son sobras de un rustido, cortarlo a tacos chiquitos.
300 gr champiñones
2 cebollas
2 cucharadas de harina
1/2 cucharada de postre de mostaza en polvo
1 1/2 taza de caldo de carne
1 cucharada de hojas de salvia frescas picadas
2 cucharadas de perejil fresco picado
sal y pimienta negra
2 cucharadas salsa Worcestershire
4 patatas grandes cocidas y hechas puré
un pellizco de nuez moscada
50 gr mantequilla
1 taza de leche (dependiendo del tipo de patata, necesitareis mas o menos)

Mantecar una cazuela para el horno y reservar. Precalentar el horno a 200º
En una sartén grande estofar la cebolla con aceite, cuando haya tomado color añadir la carne y rehogar. Salpimentar y añadir los champiñones. Una vez estén cocidos espolvorear por encima la harina y la mostaza. Remover bien y añadir el caldo. Dejar cocer hasta que haya absorbido el líquido, añadir las hierbas, la salsa Worcesterhire y rectificar de sal y pimienta. Echarlo en la cazuela preparada.
Para la cobertura: mezclar las patatas hechas puré con la leche, la mantequilla, sal, pimienta y nuez moscada, hasta conseguir una textura espesa. Colocarlo sobre la carne a cucharadas y darle un aspecto rugoso con la ayuda de un tenedor.
Hornear 40 minutos hasta que esté bien caliente y la cobertura de patata adquiera un bonito color dorado.

SALPICON DE BOGAVANTE

lunes, 17 de septiembre de 2012


Creo que cuando se va al mercado a comprar pescado, es mejor no ir con una idea preconcebida. 
Lo mejor es ver que se encuentra, lo que está mas fresco y a mejor precio y según lo que se descubre, te inspiras para lo que luego al llegar a casa podremos realizar. 
Esto es lo que nos pasó el otro día. Teníamos a comer a un grupo de amigos, mi marido fue a comprar y llegó con cinco bogavantes enormes (cada uno pesaba 400 gr) y ademas a un precio increíble.
Pensamos en hacer un salpicon y aderezarlo con una salsa de pimientos del piquillo. Perfecto.


Ingredientes para 4 personas:

2 Bogavantes hervidos y fríos (mejor hacerlo el día anterior)
2 huevos duros
Ensaladas varias
Cebollino
Salsa de pimientos del piquillo:
1 pimiento del piquillo asado
1 tomate crudo sin piel
1 cebolla pequeña dulce
1 diente de ajo
1 huevo duro
sal, pimienta negra
3 partes de Aceite de oliva Virgen Extra
1/2 parte de Vinagre de Nuez, que me regaló Pilar. Le da un sabor muy especial, como a madera y queda fantástico, pero si no se tiene, vinagre de vino de Jerez, también quedaría bien.

En la base de una bandeja colocar las hojas de lechuga, sobre ella poner el bogavante a trozos, napar con la salsa de pimientos y esparcir por encima el huevo duro cortado a trozos y decorar con el cebollino
Salsa:
Triturar todo junto y emulsionarlo a base de aceite. 

PLUM CAKE DE FRUTOS SECOS

viernes, 14 de septiembre de 2012


Hoy estoy escribiendo esta receta desde una vista del mar maravillosa. Estamos pasando unos días con mis hermanas en la playa. En Junio y  Septiembre es cuando mas me gusta el mar, no hay gente y es una delicia pues aún la temperatura es buena, para mi es fantástica, ya que no hace tanto calor. Esta mañana, la temperatura del agua de mar ya era bien fresquita y es que hace tramontana.
Hoy para desayunar hacemos chocolate con nata y melindros....... ésto después de una buena zambullida en el mar. Nos cuidamos....
Tenía ganas de empezar ha hacer Plum Cakes. Es un pastel que siempre me ha gustado y que es perfecto para acompañar un té.
Hay infinidad de Plum Cakes, pero no os sorprenda que queden secos, ya que no es un bizcocho, este tipo de Cakes han de quedar secos, pero con consistencia, al cortarlos no deben desmigajarse. Poco a poco los iré editando.
Éste de hoy, hacía muchos años que no lo había realizado, pero siempre me acordaba de él. No es el clásico de frutas confitadas. Es mas especiado, lleva frutos secos, chocolate y coco tostado.


Ingredientes para un molde de Cake de 1,250 gr:
100 gr avellanas tostadas, peladas y partidas
50 gr chocolate negro a trocitos pequeños
50 gr coco rallado
1 tacita de ron
100 gr harina + harina para rebozar los frutos secos
2 cucharaditas levadura química 
3 huevos
200 ge azúcar
la ralladura de un limón
un pellizco de curry, canela molida y nuez moscada
300 gr frutos secos a trocitos: orejones, pasas de corinto, arándanos secos ( se puede poner lo que tengáis en casa: higos secos, ciruelas secas etc)

Precalentar el horno a 180º y mantecar y forrar con un papel sulfurizado un molde de Cake de 1,250 gr.
Hidratar una media hora los frutos secos con el ron, pasado el tiempo, colarlos y rebozarlos con harina.
Colocar el coco rallado en una sartén y pasarla al fuego fuerte. Dorarlo, removiendo continuamente con una espátula de madera para que no se queme, ha de quedar doradito. Dejar enfriar.
Mezclar la harina con la levadura y las especies.
Batir en un bol los huevos como para tortilla, añadir el azúcar, seguir batiendo y añadir la ralladura de limón.
Incorporar a la crema de huevos y azúcar 1 cucharada de harina, mezclar, 1 cucharada de coco, mezclar y así hasta finalizar con la harina.
Añadir las avellanas, el chocolate y los frutos secos rebozados.
Rellenar el molde hasta 3/4 partes de su volumen, dejarlo reposar 15 minutos para que se aposente bien y pasarlo a cocer al horno durante 45 a 60 minutos, dependiendo del horno. A los 45 minutos, pincharlo y si la aguja sale seca ya está hecho.
No desmoldarlo hasta que esté frío.




CONEJO CON CEBOLLA Y TOMILLO

miércoles, 12 de septiembre de 2012



Pepe, mi marido, hoy se ha levantado a las 6 de la mañana, se ha puesto a cocinar y ha hecho este conejo.
Suerte que mi habitación está en la otra punta de la casa y el tiene la prudencia de cerrar puertas, pues mi despertar, digamos que no es muy alegre y encima con olor a comida......
Pero tengo que decir que cuando al mediodía lo he probado, mi opinión ha cambiado. Estaba para chuparse los dedos o para mojar pan y no parar, como queríais.
Es sencillísimo de hacer y se cocina en un momento.

Ingredientes para 4 personas:
1 conejo cortado a octavos
harina
2 cebollas grandes
1 copa de vino rosado
1 manojito de tomillo fresco
Sal y pimienta negra


Salpimentar las piezas de conejo, enharinarlas y freírlas en una sartén con aceite de oliva. Retirar, cuando estén doradas y reservar.
En una cazuela rehogar la cebolla a lunas en aceite de oliva hasta que esté transparente, añadir el hígado del conejo majado, una copita de vino rosado y una cucharadita de hojitas de tomillo. Bajar el fuego, añadir el conejo y dejar cocer todo junto hasta que éste este hecho y la salsa espese. Rectificar de sal y pimienta.
Se podría servir acompañado de unas patatas Hasselback, o unas patatas asadas. El conejo y las patatas ligan muy bien.





DADOS DE ATÚN O SALMÓN CON SOJA Y SÉSAMO

lunes, 10 de septiembre de 2012

Esta receta la hacía nuestro amigo Pancho en su restaurante.  Era una de sus recetas estrellas, ya que tenía muchísimo éxito y no me extraña, pues es delicioso.
No tiene ninguna complicación, lo único es que se ha de hacer y comer rapidísimo.



Ingredientes para cuatro personas:
600 gr de atún o salmón cortado a dados de 3 centímetros cuadrados. Lo mas importante es que el laminado de la carne se vea en diagonal
Salsa de soja
Aceite de Oliva Virgen Extra
Semillas de sésamo
Si se hace con salmón: el zumo de un limón
No usar sal, pues con la salsa de soja quedará suficientemente salado


Tacos de atún
Si se hace con salmón, poner los dados en maceración de aceite y zumo de limón durante media hora.
Si se hace con atún, no macerarlo.
Tener todos los ingredientes cerca para no perder tiempo.
Poner a fuego fuerte, una sartén de Teflon (antiadherente), con una gota de aceite. Esperar que esté muy, muy caliente.
Mientras poner unas gotas de aceite en un plato y rebozar los tacos con un poco de aceite.
Pasar los tacos a la sartén y justo marcarlos por cada lado, para que por dentro queden crudos. Retirar y colocarlos en una bandeja.
Echar en la misma sartén un buen chorro de aceite de oliva, dos cucharadas de salsa de soja y un puñado de semillas de sésamo. Veremos que hierve mucho y rápidamente se consume. Por eso se ha de ir rápido, solo mezclarlo y echarlo sobre los tacos.
Servir de inmediato.


Tacos de salmón
Anteayer por la mañana, volviendo de pasear, vi a las golondrinas todas reunidas en los cables eléctricos. Eso es que se preparan para emigrar a tierras mas cálidas, osea que nos anuncian que se termina el verano. Tenemos un reloj fantástico solamente observando la naturaleza.




HUEVO HILADO

viernes, 7 de septiembre de 2012



Al huevo hilado, se le llama también "pelos de bruja" y parece ser que su origen es portugués.
Es una acompañamiento o decoración dulce, sensacional para las comidas de fiesta y sobre todo se usa en las comidas navideñas. 
En casa, el día de Navidad sin huevo hilado, ya no sería lo mismo.
Mi madre y mi abuela, cada año lo hacían por esas fechas. Ahora se encuentra confeccionado en cualquier supermercado, pero ya sabéis lo que me gustan las tradiciones y que no quiero perderlas, por eso explicaré su realización, que no es difícil. Pero lo que si es importante es tener todos los utensilios preparados y que nadie os moleste, pues la operación es muy rápida, se ha de empezar y terminar sin parar. Si el teléfono suena o tocan el timbre de casa, que se esperen.....
El huevo hilado no es mas que una cocción de yemas de huevo en un almíbar a una temperatura concreta, que al echarlo al hilo sobre éste, las yemas se cuajan y quedan en forma de hilos.

Ingredientes para 130 a 150 gr
600 gr azúcar
250 ml agua
6 yemas

Hiladera especial para el huevo hilado

Es muy importante tener todo el material y los ingredientes necesarios, preparados antes de comenzar.

Material y ubicación:

-Hiladera sobre un spontex humedecido y limpio al lado del fuego.
-Una olla grande sobre el fuego con el agua, el azúcar y un termómetro.
-A su lado: una fuente grande con dos dedos de agua fría, cubitos de hielo y       una espumadera grande.
-En el fregadero tener preparado un escurridor.
-Sobre el mármol, un vaso alto y grande con un colador de malla fina, en forma de cono que encaje en el vaso y un batidor de varillas  mini. Al lado un recipiente con las 6 yemas preparadas.


Preparación:

Colar las yemas de huevo, por el colador de malla fina, para que no quede ninguna traza de clara.
Poner la olla al fuego vivo con el agua y el azúcar. Controlar la temperatura del almíbar. No debe sobrepasar los 95º. Si no se tiene termómetro, tiene que conseguirse el punto de hebra: al poner un poco de almíbar entre los dedos y separarlos, éste ha de seguir y no romperse.
Mientras casi llega a los 95º echar las yemas ya coladas, que están en el vaso, en la hiladera, no moviendo ésta de el spontex, si no se nos escaparían las yemas. No rebañar el vaso, echar en él un chorrito de agua y reservar.
Cuando la temperatura del almíbar llegue a los 95º, incorporar al almíbar el agua del vaso con los restos de yema que habrán quedado. Veremos que eso provocará una espuma en el almíbar.
Bajar el fuego para mantener la temperatura (si es de inducción, cerrarlo) y al momento con la hiladera en una mano formar círculos suavemente sobre la espuma a unos 25 o 30 cm de altura. Veremos como se van formando hilos en el almíbar.  
Cuando termina de chorrear las yemas de la hiladera, sacar rápidamente con la rasera el huevo hilado y pasarlo a la fuente con el agua fría para que le baje la temperatura de golpe y rápidamente echarlo en el escurridor.
De allí pasarlo sobre papel de cocina para que se seque. Nosotras hacemos paquetitos con el papel hasta que quede seco, cambiando el papel las veces que sea necesario.


Se conserva en el frigorífico, en un recipiente cerrado 1 semana y en el congelador 3 meses.
Importante:
Si se necesita mas cantidad, no duplicar los ingredientes. Repetir la operación desde el principio, tantas veces como sea necesario, para obtener la cantidad deseada.


Este plato es una de las especialidades de mi marido. En casa, cada uno tiene sus platos y cuando cocina uno, el otro no se pone por el medio. Respetamos mucho el espacio del otro. Su cocina no tienen nada que ver con la mía, por lo que nos complementamos muy bien y así tocamos todas las técnicas.
Éste es un plato sencillo, sin pretensiones, pero que con todos los ingredientes juntos, le da un sabor delicioso y queda un plato bien contundente, mas indicado para días fríos, que para los calurosos. Aunque a veces lo ha hecho en verano y los amigos también dan buena cuenta de él.

Ingredientes para 6 personas:
600 gr judías secas blancas o alubias
1 cebolla grande entera
1 puerro entero
1 chorizo a rodajas de un dedo (lo podéis poner picante o no, según os guste. A nosotros nos gusta mas el picante, pues alegra el plato) 
400 gr oreja y morro de cerdo a trozos
sal 
1 cucharada de postre de pimentón rojo (de la Vera)

Poner las judías en remojo en agua fría de 10 a 12 horas, vigilando que siempre queden cubiertas por agua, pues al hidratarse irán absorbiendo agua.
Poner todos los ingredientes en crudo junto con las judías en una olla grande, y cubrir con agua.
Colocar la olla a fuego lento y una vez roto el hervor dejar cocer lentamente un poco destapadas, procurando que siempre estén cubiertas de agua. Este agua que vamos añadiendo ha de ser fría para que rompa el hervor y en pequeñas cantidades.
A media cocción se sazona con sal y pimentón.
Es conveniente mover la olla alguna vez para evitar que se peguen las judías al fondo.
No puedo decir el rato que tardarán en cocerse, pues depende mucho de la calidad de las judías, probarlas y cuando estén cocidas parar el fuego.
Dejar reposar media hora antes de llevarlas a la mesa. 
Si se quiere se puede sacar el puerro y la cebolla.



GAZPACHO DE MELÓN CON MENTA

lunes, 3 de septiembre de 2012

Este es un gazpacho fresco y dulce que es ideal para los días calurosos, tomado bien frío.
Justo lo escribo hoy, que voy con 1 jersey de lana y una bufanda, pero es que la temperatura ha bajado a lo bestia en dos días, el tiempo está loco. Hemos pasado de 30º a 19º...... Y después de pasarse meses sin llover, en un día llueve 60 litros, pero a pesar de todo me he tomado el gazpacho con mucho gusto. Me ha encantado.
También lo he sacado del libro "La cocina  actual de la casa de Alba"


Ingredientes para 4 o 6 personas:
1 melón de 2 Kl
250 gr beicon cortado a lonchas finas y estas a tiras estrechas
el zumo de 1 limón
un buen puñado de hojas de menta
sal
un pellizco de pimienta negra recién molida
unas gotas de Tabasco
Aceite de oliva Virgen Extra


Sacar la piel y las pepitas del melón y cortar éste a trocitos.
Poner el melón en el vaso de la batidora, añadir un buen chorro de aceite, el zumo de limón,las hojitas de menta, la pimienta y el Tabasco.
Batir bien hasta que quede bien fino. Si quedase muy espeso, puede añadirse un poco de agua.
Pasar por el chino para obtener una textura suave, rectificar de sal y guardarlo en el frigorífico.
Mientras, freír las tiritas de beicon, sin nada de grasa y cuando queden doradas, sacarlos y reservarlos en un plato sobre papel absorbente.
Cortar hojas de menta bien pequeñitas, con un cuchillo bien afilado, para decorar.
Servir el gazpacho bien frío, en cuencos individuales, espolvoreado de el beicon y la menta.





Sobre mí


Hola,

Me gusta la cocina. La he vivido desde que era pequeña, ya que en casa, mi madre y mi abuela materna cocinaban y dirigían de maravilla, haciéndonos participar y ayudar a mis hermanas y a mí.

Popular Posts

Translate

Mis recetas en tu correo

Instagram

© Las recetas de Manu
blog design by Elai the Blogger