Aparte de lo llamativo de su color nos vamos a encontrar un pastel con  un suave sabor a cacao y una textura suave y húmeda. ¡Vamos!, de empezar y no acabar.



Este pastel me ha traído de cabeza. No por el bizcocho, que es muy agradecido y tiene una textura fabulosa, ya lo dice la palabra "Terciopelo", el problema ha sido la cobertura.  La primera vez,  el bizcocho y la cobertura lo saqué de Joy of Baking. El bizcocho: perfecto, pero la cobertura encontré que era muy blanda y aunque la puse mucho rato en la nevera no me gustó la textura ya que con el peso del bizcocho las capas de crema se escurrían mucho hacia afuera, quizás también ayudó que era un día de calor extremo, pero ni con la nevera tomó la textura que yo quería.
La segunda vez, tuve otro problema. Cuando una cosa se cruza....
La masa se distribuye entre 2 moldes iguales y luego cada uno se parte horizontalmente por el medio. Vale, pues se me rompió una capa! Por eso el pastel por dentro solo lleva 2 capas de cobertura, cuando ha de llevar tres.   Cosas que pasan!...  Esta vez la cobertura la hice a mi manera y le puse mucha mas mantequilla y así al coger frío ésta tenía una textura mucho mas firme que es lo que me interesaba. De todas formas os daré ideas al final para hacerlo como queráis, pues admite muchas variantes.



El origen de este pastel se remonta a 1873, en el sur de Estados Unidos o Canadá, pero hay tantas versiones distintas, que no os las explico pues no se cual es la verdadera.
Lo que si está claro es que es un híbrido entre el Red Devil´s Food, mezclado con un Chocolate Velvet. Estos dos pasteles los tengo pendientes.
Su principal característica no es su color rojo; es su textura aterciopelada. 
En cuanto al color: el pigmento natural del cacao, la "antocianina", tiende a volverse roja en contacto con elementos ácidos como el suero de leche y el vinagre (dos elementos clásicos del Red Velvet). Pero la tonalidad conseguida con esta operación no le da el tono rojo característico, por lo cual nos hemos de ayudar con un poco de colorante rojo. Aquí fue donde fabricantes de colorantes americanos se adjudicaron su procedencia con sus colorantes y haciendo sus recetas particulares con sus productos. Puro marketing!!



Éste pastel lo hago en dos días: el primer día elaboro el bizcocho y al día siguiente realizo la cobertura.
Todos los bizcochos que se han de cortar en pisos, es mejor dejarlos reposar un día, pues así se cortan mejor y no se desmigajan. Pueden envolverse en papel film y guardarlos en la nevera varios días, hasta el momento de usarlos. Si es así, sacarlos antes del frigorífico y dejar que se atemperen para poder realizar los cortes.

Ingredientes para dos moldes de 18 cm de diámetro:
250 gr harina (2 y 1/2cup)
1/2 cucharadita de café de sal
2 cucharadas soperas de cacao puro (yo he puesto Valor)
115 gr mantequilla reblandecida (1/2 cup)
300 gr azúcar blanquilla (1y 1/2 cup)
2 huevos grandes
240 ml suero de leche o buttermilk (1 cup). Como aquí es difícil de encontrar, nos la podemos fabricar nosotros mismos: por 240 ml de leche entera, poner una cucharada de limón, o vinagre blanco. Dejar reposar 15 minutos y veremos como si se cortara, adquiere una textura distinta. Ya hemos fabricado nuestro buttermilk. Este proceso ayuda a dar al pastel una textura mas esponjosa.
1 cucharada de postre de extracto de vainilla
1 cucharada de postre de vinagre blanco
1 cucharada de postre de bicarbonato sódico
2 cucharaditas de colorante en pasta rojo, yo use Wilton. También se puede usar colorante rojo líquido, pero no el que venden en supermercados y se ha de poner 2 cucharadas.
Almíbar:
100 gr azúcar blanquilla
100 gr agua
2 cucharadas de licor (Cointreau, Grand Marnier)

Precalentar el horno a 180º . Mantecar 2 moldes desmontables de 18 cm de diámetro, colocar en la base un circulo de papel de horno y volver a mantecar.
Mantecar también un moldecito de magdalenas.
Mezclar en el buttermilk el colorante rojo y remover bien para que quede completamente integrado. 
En una maquina, batir la mantequilla hasta que quede una crema suave, unos 2 minutos, bajar la intensidad, añadir el azúcar y cuando se haya mezclado, volver a subir y dejarlo trabajar 2 o 3 minutos mas, hasta conseguir una crema blanquecina. Incorporar la vainilla y los huevos uno a uno. No echar el siguente hasta que el primero este bien integrado.
Mientras mezclar los secos: Harina, sal y cacao. Mezclarlo con unas varillas manuales hasta que estén bien amalgamados.
Bajar la intensidad de la máquina y añadir una parte de los secos, cuando este bien integrado, echar la mitad del buttermilk que tenemos mezclado con el colorante, una vez esté integrado echar otra parte de los secos, luego el resto de líquido y al final el resto de secos, trabajando bien hasta integrar entre uno y otro. Parar la maquina.
En un bol pequeño echar al bicarbonato el vinagre, veremos que burbujea, añadirlo a la crema, rebañando el bol con una espátula de silicona y mezclar bien toda la mezcla para que quede bien integrado.
Diréis y eso del bicarbonato y el vinagre por que? Yo también me lo pregunté y es porque, el vinagre reacciona con el bicarbonato de sodio para producir dióxido de carbono, que ayuda a airear la masa. 
Repartir la masa en los dos moldes por igual y el molde de magdalena llenarlo 3/4 partes. Dar unos golpes sobre el mármol para que se alise la superficie de los moldes y si hace falta alisar con una espátula.
Colocar los dos moldes en el horno caliente y cocer por espacio de 25 a 30 minutos dependiendo del horno. Probar de pinchar con una aguja, si ésta sale seca, el pastel ya está hecho.
Sacar del horno y dejar enfriar en los moldes 15 minutos. Pasado el tiempo desmoldar y dejar enfriar completamente sobre una rejilla.
Mientras colocar la magdalena en el horno y hornear de 12 a 15 minutos, hasta que esté cocida y dejar enfriar en su moldecito de papel.
Calentar los componentes del almíbar en un cazo y dejarlo hervir hasta que el azúcar se disuelva. Reservar.

COBERTURA DE MANTEQUILLA Y QUESO CREMA:
200 gr queso crema tipo Philadelphia a temperatura ambiente
150 gr mantequilla a temperatura ambiente
250 gr azúcar glas
1 cucharadita de postre de extracto de vainilla

Poner la mantequilla en la máquina junto con el queso, Trabajar con la máquina a velocidad media alta, hasta que consigamos una consistencia de crema. Bajar la velocidad, añadir la vainilla y el azúcar glas y cuando se junte subir la velocidad hasta que quede bien mezclado.

Si queremos darle un color mas blanco, se le puede poner una cucharada de pasta Wilton de color blanco, pero yo no se la puse pues considero que el color ya me gustó como quedó.
Como que tendrá una textura de crema, no estará con la condición adecuada para trabajarla, por eso es mejor guardarla en el frigorífico, en el mismo bol donde se ha trabajado, cubriéndolo con papel film. 
Cuando se haya endurecido un poco y sea fácil de trabajar, ya podemos proceder a confeccionar el pastel.

MONTAJE DEL PASTEL:

Cortar las dos tartas por la mitad horizontalmente, poniendo un palillo en cada piso, en vertical para que luego coincidan por el miso sitio.
Cuando pongamos la cobertura, hemos de tener la precaución de que no nos vayan restos de pastel a la crema, por lo que la manera para que no nos pase es: colocar la crema sobre el pastel con una cuchara y estirarlo con una espátula de pastelero. Cada vez que lo hagamos y la espátula quede sucia de pastel, retirar de ella el contenido, pasando sobre un recipiente por la parte sucia. Así no ensuciaremos el pastel. Siempre ha de estar limpia.
Colocar la parte superior de un pastel con la cara de arriba hacia abajo Pintarla con almíbar y cubrir con una capa gruesa de cobertura. Colocar encima la parte inferior del pastel, al revés y proceder como con la otra capa: Pintar y cubrir con cobertura. Colocar sobre ella la parte superior del otro pastel con el sobre puesto hacia abajo. Pintar con almíbar y cubrir con cobertura. Colocar la capa restante puesta al revés y pintar con almíbar y cubrir el sobre y los lados con un poco de cobertura.
Guardar el pastel en el frigorífico durante 30 minutos, para que la cobertura coja frío y se asiente. Guardar también tapada, la crema restante pues ya se habrá ablandado.
Cuando haya pasado el tiempo, sacar pastel y crema de el frigorífico y cubrir completamente el pastel, alisándolo con la ayuda de la espátula.
Desmigajar la magdalena que tenemos reservada y decorar el pastel con las migas.

OTRAS CREMAS PARA COBERTURA:

230 gr queso crema Philadelphia a temperatura ambiente
230 gr queso Mascarpone a temperatura ambiente
360 ml nata para montar muy fría
115 gr azúcar glas
1 cucharadita de postre de extracto de vainilla

Batir la nata en la máquina hasta que se monte y quede nata. Reservar en la nevera.

Batir con la máquina las dos cremas de queso, añadir la vainilla y el azúcar y seguir batiendo hasta unirlo bien. Parar la máquina y echar la nata que tenemos reservada en la nevera. Mezclar con una espátula de silicona y con cuidado de abajo a arriba, hasta que quede bien amalgamado. Guardar en la nevera hasta el momento de usarla.

OTRA:

Nata montada, azúcar glas y vainilla. Todo bien mezclado con cuidado. 

Con esta receta me despido de vosotros, ya que me voy unos días y no podré poner ninguna receta. Necesito vacaciones. Estaré de vuelta a mediados de Agosto.


Fuente:Joy of Baking

QUICHE LORRAINE

viernes, 27 de julio de 2012

El origen de esta tarta se sitúa en la Lorena francesa y se remonta aproximadamente, al siglo XVI.
El nombre "quiche" proviene del vocablo "Küchen" que significa pastel en alemán.
Las quiches pueden prepararse con gran variedad de rellenos, servirse a temperatura ambiente o calientes, pero la autentica quiche Lorraine está compuesta de huevos, queso, beicon ahumado y nata.
Es suave, deliciosa y no puedes decir que no a un segundo trocito, eso si no te has comido media quiche de un bocado ¡Claro!. La verdad, es que  la  encuentro deliciosamente adictiva.


Para la pasta brisa o masa quebrada:
250 g harina
100 g mantequilla fría a trocitos
un pellizco de sal
2 cucharadas de agua
1 huevo
Para el relleno:
200 gr beicon ahumado en lonchas finitas y cortado a tiritas
5 huevos
400 ml nata líquida
180 gr queso gruyere rallado
un pellizco de nuez moscada
sal y pimienta negra recién molida

Preparar la masa quebrada o brisa:
Arenar la harina con la mantequilla y la sal. Incorporar el agua y el huevo.
Es importante trabajarla  poco y estirar enseguida. No convienen que la masa quede elástica.
Si la masa no se va a usar al momento, hacer una bola , envolverla con papel film y se puede guardar en el frigorífico hasta el momento de usarla.
Estirar la masa a 4ml. de grosor, sobre la encimera espolvoreada de harina, con la ayuda de un rodillo enharinado; tiene que quedar fina. .
Mantecar el molde acanalado desmontable de 22 cm de diámetro por 5 cm de alto y pasar la pasta con la ayuda del rodillo al molde, colocandolo bien y apretándolo en las paredes, dejando que sobresalga un poco. Pinchar la base con un tenedor para que al cocer no se hinche. Cocer al blanco bien cubierta con papel de plata o papel de horno y con un peso encima (pueden ser garbanzos crudos). Meter al horno caliente a 180º durante 30 minutos, o hasta que la masa esté firme. Sacar el papel y los garbanzos, pintarla con hueco batido y volver a hornearla 7 minutos.
Preparar el relleno:
Mientras se cuece la masa en el horno, preparamos el beicon: Calentar un poco de aceite de oliva suave en una sartén. Saltear el beicon ligeramente y pasarlo sobre un papel absorbente y reservarlo.
Batir los huevos como para tortilla, añadir la nata y sazonar con sal, pimienta y nuez moscada.
Cuando ya tengamos la masa cocida, esparcir sobre ella el beicon y el queso mezclado. Verter con cuidado la mezcla de huevo y nata hasta llenar los dos tercios del molde.
Hornear a 180º de 30 a 45 minutos dependiendo del horno. Sabremos que está hecho cuando la masa esté doradita e hinchada. Si la pinchamos con una aguja ésta nos ha de salir seca.



GAZPACHO DE LECHUGA

miércoles, 25 de julio de 2012


Este es un gazpacho de lechuga que sabe a lechuga, así de sencillo. Es como una bebida de lechuga. Imaginaros lo refrescante que puede ser. 
Si, vale, ya se que últimamente soy una pesada con los gazpachos y cremas frías, pero es que en estas épocas, es lo que mas me apetece y voy probando de distintos y  son todos tan buenos... no puedo dejar de escribirlos para que los disfrutéis vosotros también.
Es otra de las recetas que he sacado del libro "La cocina Actual de la Casa de Alba", no veáis lo que da de sí este libro.



Ingredientes para 6 personas:
2 lechugas, cualquier variedad que tengáis va bien. Cuando mas verde sea, mas color le dará al gazpacho
2 yogures naturales sin azúcar
1 ajo
un buen chorro de aceite de oliva Virgen Extra
un chorrito de vinagre
sal 
un pellizco de pimienta
Para decorar:
2 huevos duros
un puñado de alcaparras escurridas


Retirar las hojas feas y el tronco de la lechuga, cortarlas a trozos y remojarlas y lavarlas en agua fresca.
Pasarlas directamente casi sin escurrir, al recipiente de triturar junto con el ajo, los yogures y el aceite. Triturar hasta que quede una crema bien finita y añadir el vinagre, la sal y la pimienta poco a poco y probando, hasta conseguir el gusto adecuado. Si quereis, se puede alargar echando un vaso de agua.
Servir bien frío decorado con huevo duro picado y alcaparras.


Fuente: "La cocina actual de la Casa de Alba" de Eva Celada

Hoy os propongo un mar y montaña.
Este es un plato típico del "Empordà", en la Costa Brava, Girona.
Mi madre era oriunda de Portbou y sus antepasados  eran ampurdaneses, con lo cual este tipo de platos eran muy típicos de la casa.
Al ser pueblos de la costa, el pescado, hoy tan caro y escaso, era el alimento básico, los días que hacía buena mar y se podía salir a pescar.

Barca de pesca "Llaut de la Costa Brava" con vela latina
El "Empordà" ha mantenido una gran fidelidad a su identidad gastronómica y aún hoy se sigue haciendo una cocina tradicional, quizás un recuerdo colectivo
de los antiguos guisos. Es una cocina de origen rural, payesa o marinera.
El Platillo Ampurdanés, nombre que se da a estos guisos, siempre empieza por un sofrito, termina por una picada y se cuece lentamente.
No solo tenía que ser de pescado. El platillo tradicional también era un guiso de carne o pollo con setas y verduras; lo que había en el campo en el momento de la realización. La mayoría de las veces se hacía con restos o partes no importantes de carnes y aves, las cuales se habían usado en otros platos principales. Dicen que por eso se llamaban platillos, pues se servían en platos pequeños, ya que la realización era justa.
Al ser un guiso, siempre es mas sabroso degustarlo al día siguiente de cocinarlo.
Josep Plá (Palafrugell 1897- Llofriu 1981) gran escritor y periodista, escribió un libro "El que hem menjat" donde dedica un capitulo entero al Platillo.


Ingredientes para 6 personas:
12 gambas frescas
600 gr carne mitad cerdo, mitad ternera, pasada por la maquina 1 vez (me han salido 25 piezas)
mas o menos 100 gr de pan del día anterior sin corteza
leche
1 cebolla grande + 1 pequeña
2 tomates maduros
1 ajo (al gusto)
1/2 vaso pequeño de garnacha , o en su defecto un buen vino dulce
1/2 vaso pequeño de brandy
caldo de carne
sal, pimienta negra
1 yema de huevo cruda
pan rallado
1 cucharada de harina
Para la picada:
un puñadito de almendras o avellanas tostadas
una rama de perejil
1 ajo
1 galleta o 1 "carquiñoli"
unas hebras de azafrán

Poner un vaso de  leche a hervir en una cazo, cuando rompa el hervor apagar el fuego, echarle el pan y con un tenedor remover hasta desmigajar y deshacer completamente el pan. Una vez frío escurrir este pan con las manos estrujándolo para que no quede leche.
Mezclar bien las carnes con sal, pimienta, la yema de huevo, el pan remojado en leche y la cebolla pequeña cortada a cuadritos muy chiquitos. Hacer las albóndigas. Para que no se pegue la carne a las manos, mojar éstas en agua fría tantas veces como sea necesario y cuando las tengamos todas hechas, rebozarlas con pan rallado. Dorarlas en abundante aceite y reservar sobre papel absorbente.
En otra sartén con un poco de aceite bien caliente, dorar las gambas espolvoreadas de sal. Vuelta y vuelta. Echar el vasito de brandy y encenderlo. Una vez se haya apagado, sacar las gambas y reservar. También reservar el jugo de la sartén aparte. 
Sacar las cabezas de 4 gambas y machacarlas por el chino y recoger en un bol el líquido espeso que salga, añadir la garnacha y desleír. Reservar.
Poner la cazuela de barro con un difusor debajo al fuego, con un poco de aceite de oliva, cuando esté caliente echar la cebolla cortada a laminas muy finas, o si preferís rallada. El ajo entero o a laminas (yo lo pongo entero, pues cuando se ha dorado, lo deshecho, pero esto ya va a gustos). 
Sofreír hasta que tenga un buen color tostado, pero vigilando que no se queme, ya que le daría un gusto amargo.
Añadir el tomate rallado, sal y una pizca de azúcar y dejar que se rehogue. Cuando ya esté hecho, incorporar la cucharada de harina y remover para que se una con el tomate y dejar un rato para que se cueza removiendo continuamente..
Incorporar a la cazuela las albóndigas, el jugo de las gambas con la garnacha, el jugo de dorar las gambas y caldo que casi las cubra. Poner a fuego fuerte y cuando hierba vivamente, bajar éste y dejarlo cocer a fuego mínimo por espacio de 45 minutos, destapado. El jugo habrá reducido y espesado.
Hacer la picada con las almendras o avellanas, las galletas, el ajo, las hebras de azafrán y el perejil, una vez bien picado desleirlo con agua y añadirlo a la cazuela. 
Rectificar de sal y pimienta y colocar las gambas encima, tapar la cazuela y cocer muy suavemente por espacio de 5 a 7 minutos.


Portbou en los años 20
Es una pena que en los veranos, con la sequedad que hay y ayudado de los fuerte vientos del "Empordà" se hagan incendios como el de ayer en Figueres y Portbou, cuando son montañas ya muy carentes de vegetación, que justo empiezan a repoblarse. Con los incendios se vuelve a perder todo y además esta vez con vidas humanas, que es lo peor. Hemos de ser muy, muy cuidadosos con nuestras tierras, ya que el ecosistema es muy frágil. 



TOSTA DE HUEVO Y SALMÓN AHUMADO

viernes, 20 de julio de 2012


Este entrante es delicioso y da poco trabajo. Si queréis, en vez de tostada se puede hacer con brioches de París o con croisants  vaciados un poco y con el relleno dentro.

Ingredientes para 4 personas:
4 huevos
4 cucharadas de nata líquida
2 cucharadas de mantequilla
150 a 200 gr de salmón ahumado a trocitos
2 cucharaditas de eneldo picado
un pellizco de sal y pimienta negra
4 rodajas de pan de molde

Tostar el pan y reservar
Batir los huevos con la nata y un pellizco de sal y pimienta como para tortilla.
Derretir la mantequilla en una sartén antiadherente puesta al fuego y ya caliente y cuando empiece a chisporrotear echar los huevos y bajar el fuego al mínimo. Remover la mezcla con una pala de madera o silicona hasta que empiece a cuajarse, en ese momento añadir el salmón a trocitos y el eneldo. Remover hasta que este todo integrado y los huevos casi cocidos y colocar la mezcla sobre la tosta.
Servir caliente acompañado de una ensalada de tomate.

CONFITURA GELÉ DE LIMÓN

miércoles, 18 de julio de 2012


Ésta es una confitura del libro "Mes Confitures" de Christine Ferber. Es de sabor ligeramente amargo y con una textura de gelé.

500 ml de zumo de limón
750 gr manzanas Granny Smith
1 Kl de azúcar cristalizado + 200 gr
750 ml agua + 200 ml
3 limones grandes
Tarros de mermelada bien limpios y abiertos al lado de los fogones
1 embudo


Lavar bien las manzanas y sacarles el rabito. Cortar a trozos sin pelar ni sacar el corazón, colocarlas en una olla junto con los 750 ml de agua y poner al fuego a hervir destapado. No os preocupéis que el agua no cubra las manzanas, pues al hervir éstas soltaran mucho jugo. Dejar en ebullición durante 30 minutos a fuego dulce, hasta que las manzanas queden muy tiernas.
Colar con un colador de malla fina apretando la fruta con el revés de una cuchara para que baje la pulpa. 
De el contenido que queda en el colador recoger las pepitas y reservarlas, el resto tirarlo. 
Volver a colar el contenido obtenido por el colador de malla fina cubierto con una tela de muselina para que no baje ninguna impureza. Con eso obtendremos un jugo limpio y transparente. Dejar reposar en frío este resultado hasta el día siguiente.
Al otro día, del jugo que tenemos en frío, recoger 500 ml, con cuidado de que no nos baje el poso que se pueda haber depositado en el fondo del recipiente. 
Hacer el 1/2 Lt de zumo de limón, guardando las pepitas y colando el jugo. Reservar.
Lavar bien y secar los 3 limones. Cortar y tirar las dos puntas y cortarlos en rodajas muy finas, sacando las pepitas y con todas las que hemos ido reservando, colocarlas en medio de una gasa y cerrar con un cordel para que quede un paquetito.
Echar las rodajas de limón en una olla grande junto con 200 gr de azúcar y 200 ml de agua, colocar al fuego y mantener la ebullición con la olla destapada, hasta que estén transparentes y la piel esté muy tierna.  
En ese punto añadir el zumo de manzana, el zumo de limón, la bolsa de pepitas y el kilo de azúcar. A partir de que empiece a hervir hemos de contar 20 a 25 minutos y si tenemos un termómetro, ha de llegar a los 105º, desespumando con una rasera de malla fina las veces que sea necesario.
Si no tenemos termómetro, sabremos que está hecha, al echar un poco de confitura en un platito y dejarla enfriar, inclinar el plato y ésta ha de bajar despacio y con grosor.
Enseguida pasar la confitura a los tarros con la ayuda del embudo y a medida que los llenamos, cerrar bien y girarlos. Con esta acción realizamos el vacío. 
Dejarlos así hasta el día siguiente y luego ya los podemos etiquetar y guardar en la despensa.
Una vez abierto guardar en el frigorífico.


Fuente: "Mes Confitures" Christine Ferber

COMPOTA DE CEREZAS

lunes, 16 de julio de 2012


Cuando eramos pequeñas y las cerezas iban a precios mas asequibles, en verano nunca faltaban en la mesa, ya que a mi madre le gustaban mucho. Cuando ya tenían unos días, si no se habían terminado, siempre hacía compota, era una manera de aprovecharlas y variar el postre. 
Esa práctica ha seguido con nosotras y es deliciosa.
Ese hábito de aprovechar todo, con los tiempos que ahora corren, ya podemos volver a ello y aprender de nuestras madres y abuelas. Eran unas recicladoras natas: sin proponérselo, por necesidad. ¡Todo vuelve!



Por 1 Kl de cerezas
200 gr azúcar, esto es orientativo pues depende mucho de la acidez de éstas.
Sacar el rabito a las cerezas, lavarlas y bien mojadas y sin escurrir, echarlas inmediatamente en una olla, con esto conseguimos que en la base quede un poco de agua para que al principio de la cocción, las cerezas no se peguen, luego ellas ya irán soltando líquido.
Añadir los 200 gr de azúcar y colocar tapada la olla al fuego mínimo. Han de cocer de 1 hora a 1´30, hasta que estén arrugadas y el jugo haya espesado un poco.
A media cocción, destapar la olla para ayudar a evaporar el líquido y probar una cereza, si es muy ácida echar mas azúcar.
Se conserva bien una semana en el frigorífico y se puede servir frías o naturales.
Acompañadas de una bola de helado de vainilla, nata, o yogur griego, son una delicia.


CREMA FRÍA DE PEPINO MOSTAZA Y PASAS

viernes, 13 de julio de 2012


En principio este gazpacho (también es del libro de la Casa de Alba) al que le llamo crema, por la misma razón que el anterior, lo hice siguiendo la receta, pero me faltaba el puntito aquel que a veces acaba de redondear el plato , lo guardé en la nevera y pensé: Cuando esté frío ya veremos...
Al estar frío seguía careciendo de marcha. Le puse mostaza en grano y  dio un giro de 360º. Era la chispa que le faltaba.


Ingredientes para 4 personas:
1 huevo crudo
1 pepino
un trozo de pan grande sin corteza
un chorrito de salsa Worcestershire
aceite de oliva Virgen Extra
un puñado de pasas de Corinto
vinagre de vino blanco
sal
1 cucharada de postre de mostaza en grano

Dejar las pasas en maceración en agua caliente una hora y colarlas.
Echar en la batidora el huevo, el pepino pelado y a trozos, la miga de pan, la salsa Worcestershire, un buen chorro de aceite y una cucharada de postre de mostaza. Triturar hasta que quede una crema fina.
Echar el vinagre y la sal poco a poco, probando y si hace falta, añadir mas mostaza. Si queda muy espeso se puede aclarar con un poco de agua hasta que se obtenga la consistencia deseada.
Servir muy frío con las pasa por encima.



CREMA FRIA DE YOGUR Y PEPINO

miércoles, 11 de julio de 2012

Esta es otra receta del libro de "La cocina actual de la Casa de Alba" y está como gazpacho, pero creo que es mas una crema fría que un gazpazcho.
Es como un tzatziki, sin eneldo. 
Queda muy, muy refrescante, siempre que os guste el pepino, que es un tipo de verdura que o gusta mucho o no gusta nada.


Ingredientes para 4 personas:
1 Kg pepinos
3 yogurs naturales sin azúcar
1 manojo de menta fresca. Usar solo las hojas bien limpias
un buen chorro de Aceite de oliva Virgen Extra
Vinagre de vino blanco
sal

Pelar los pepinos y cortarlos a trozos. Poner en el vaso de la batidora, junto con las hojas de menta, el aceite y los yogurs. Triturar hasta que quede una crema bien fina y añadir la sal y el vinagre poco a poco y probando hasta que os guste de sabor. Un exceso de estos dos ingredientes os podría arruinar la crema..
Si hace falta y lo encontrais muy espeso, se lepuede añadir un poco de agua hasta conseguir la consistencia adecuada.
Guardar en el frigorifico y servir bien frío decorado con unas hojitas de menta.


Fuente:" la cocina actual de la Casa de Alba" Eva Celada

GAZPACHO DE TOMATE Y ALBAHACA

lunes, 9 de julio de 2012


Con estos calores apetecen las comidas bien fresquitas y poco pesadas, con lo que los gazpachos siempre vienen de gusto. En el libro "La cocina actual de la Casa de Alba" he encontrado una colección variadísima de ellos, ya que la Duquesa Cayetana de Alba es una fan del gazpacho. Según dicen "solo mueve la cuchara para los gazpachos"
Hoy os presento éste de tomate y albahaca. Fácil, rápido: en 15 minutos lo tendreis preparado y delicioso servido bien frío.

Ingredientes para 4 o 6 personas:
2 Kg tomates maduros
4 cucharadas soperas de hojas de albahaca fresca y limpia
1 vaso de aceite de oliva virgen extra
vinagre de vino
sal y pimienta

Lavar,pelar y cortar a trozos los tomates.
Poner todos los ingredientes excepto el vinagre y la sal en el vaso de la Thermomix o de una batidora. Triturar hasta que quede bien fino y añadir el vinagre y la sal hasta que consigamos el gusto preciso.
Guardar en el frigorífico hasta que los vayamos a servir.


Fuente: "La cocina actual de la Casa de Alba" de Eva Celada

PATÉ DE CAMPAÑA

viernes, 6 de julio de 2012


Este paté me lo enseñó la cuñada de mi cuñada, que es de Nantes y en su casa esta receta ha existido siempre.

1/2 Kl de hígados de pollo, si encontrais de conejo y os gusta, se puede poner mitad y mitad
1/2 Kl de tocino entreverado fresco. Pedir en la carnicería que nos lo pasen por la maquina una vez
un vasito de brandy
1 huevo batido
1 ajo
1 cebolla mediana
1 cucharadita de perejil
1/2 cucharadita de tomillo fresco
sal, pimienta
1 hojas de laurel fresco para decorar



Primeramente pondremos los higaditos en maceración con el brandy durante 1 hora y luego los colamos y los cortamos a trocitos muy pequeños con un cuchillo bien afilado.
Cortar muy chiquitito el ajo, la cebolla, el perejil y sacar las hojitas de tomillo de los tallos.
Mezclar las carnes con el huevo, las verduras, hierbas y salpimentar probando hasta que lo encontremos bien de sabor.
Colocarlo en la terrina bien apretado y colocar una hoja de laurel encima.
Cocer al baño María al horno a 180º mas o menos durante 1 hora. Pincharlo con una aguja, si sale jugo un pelín rosado está en su punto. Si ods gusta no tan rosado dejarlo cocer 10 o 16 minutos mas.
Reposar en la nevera durante 48 horas. 







ROLLITOS DE POLLO CON GUACAMOLE

jueves, 5 de julio de 2012



Cuando vi esta receta en el blog de Enekopensé que tenía que estar buenísimo.
El otro día lo hice para comer, acompañado de una buena ensalada de tomates de pimiento y es que con estos calores, solo vienen de gusto cosas fresquitas. No os podéis imaginar lo refrescante y delicioso que son estos rollitos. Si os gusta el guacamole os los recomiendo, pues se hace en un momento y está riquísimo.

Ingredientes para 4 personas:
2 pechugas de pollo fileteadas
sal y pimienta
palillos para cerrar
Para el guacamole:
1 aguacate maduro, al punto
1 tomate pelado y sin semillas, cortado a cuadritos muy pequeños
1 cebolla cortada a cuadritos muy pequeños
sal, aceite de oliva y zumo de limón

Preparar el guacamole en un bol. Cortar transversalmente el aguacate alrededor del hueso y una vez realizada esta operación girar las dos mitades en sentido contrario para separar las dos partes. Pelar y echar los trozos en el bol. Aplastar la carne con la ayuda de un tenedor, añadir las verduras cortadas y aliñarlo con la sal, zumo de limón y aceite necesarios. Dejar dentro el hueso del aguacate, ésto ayuda a que no se oxide.
Salpimentar los filetes de pechuga y poner una cucharada de postre de guacamole en cada uno. Envolver el filete y hacer con él un rollito que mantendremos firme con la ayuda de un palillo.
Calentar la plancha y echar un chorrito de aceite cuando esté caliente. Dorar y cocer los rollitos.
Servirlos acompañados de ensalada y tomate. 
¡Mas fácil imposible! 



PALITOS DE JAMÓN Y QUESO

martes, 3 de julio de 2012



Hoy es uno de esos extraños días, de aquellos que después de una semana  de un calor extremo, tenemos un día de respiro con lluvia y temperaturas entre 16º y 19ºC, con lo que ésta, por suerte dentro de casa ha descendido 3ºC y nos da un respiro para  cuando vuelvan los calores, que volverán.
Así que he aprovechado para encender el horno y hacer unos palitos de aperitivo que probé en casa de un amigo y tenía ganas de hacer. 


Una placa rectangular de pasta brisa
Un puñado de queso parmesano Reggiano rallado
Un puñado de queso Gruyere, o Emmental rallado
30 gr de jamón Ibérico cortado a virutas
1 huevo batido

Precalentar el horno a 200º.
Estirar la placa de masa, pintar por encima con el huevo batido. Espolvorear con queso parmesano, la mitad de la placa a lo largo, pero dejando todo el borde libre. Sobre él acostar las virutas de jamón, y cubrir con el queso Gruyere o Emmental.
Doblar sobre el queso, el otro trozo de masa que queda libre, como un libro y presionar todo alrededor con los dedos para sellar todos los bordes.
Pintar  con el resto de huevo batido por encima y precortar con un cuchillo bien afilado tiras de un dedo de ancho.
Colocar con el papel sulfurizado debajo, sobre la placa del horno y hornear a 180º hasta que esté dorado.
Sacar del horno y colocar con el papel sobre la rejilla. Cortar con la ayuda de unas tijeras, las tiras precortadas cuando está caliente, pues si esperamos que se enfríe para cortar se nos romperían. 
Que lástima que cuando tenemos una noticia que nos alegra mucho, como la victoria de la "ROJA" en la Eurocopa, tenemos la negativa, que nos entristece y es el incendio en la Comunidad Valenciana. 
Desde aquí mi mas sincero cariño para toda la gente que lo está pasando mal y para toda esa gente valiente que está ayudando a que termine de una vez ese desastre.



TARTA GUINNESS

domingo, 1 de julio de 2012

Solo tengo una palabra para describir esta tarta: ESPECTACULAR y eso que tenía mucho miedo cuando la hice, ya que poner cerveza en la masa de una tarta y que luego no se note, no era el resultado que esperaba por mucho que lo hubiese leído.




Ésta es una tarta de Nigella Lawson. Tiene un toque de chocolate húmedo y el color negro se lo da la cerveza, pero no tiene el amargor de ésta, gracias al azúcar, que lleva bastante, pero no sabe muy dulce. Tiene las proporciones justas para que dé un sabor excelente y equilibrado. La cobertura, quiere emular la espuma de la cerveza, suave, espumosa y ligera. Hace que la combinación de tarta y cobertura quede muy equilibrado y como ya he dicho al principio, me ha sorprendido por lo espectacular en cuanto al sabor.
Me encontré con un reto, pues tenía que hacer una tarta para una fiesta gótica y cuando vi ésta, de color negro y blanco lo tuve claro. 

Ingredientes para la Tarta:
250 ml cerveza Guinness
250 gr mantequilla a trozos
75 gr cacao puro
400 gr azúcar
250 gr harina
2 y 1/2 cucharaditas de bicarbonato
140 ml nata liquida
2 huevos
1 cucharadita de extracto de vainilla
Ingredientes para la Cobertura o Frosting:
300 gr queso crema o Philadelphia
150 gr azúcar glas
360 gr nata para montar (35% materia grasa) muy fría

Confección de la tarta:
Precalentar el horno a 180º y mantecar,poner un redondel de papel sulfurizado en la base del molde, volver a mantecar y enharinar un molde redondo desmontable de 23 cm de diámetro.
Calentar la cerveza sin que hierva, agregar la mantequilla, removiendo para que se disuelva. Sacar del fuego y dejar enfriar.
Mezclar ingredientes secos en un bol: cacao, azúcar, harina y bicarbonato. Remover con una cuchara hasta conseguir una mezcla de color uniforme.
En otro bol, batir con unas varillas manuales los huevos, añadir la nata, la vainilla y la mezcla de cerveza y mantequilla ya fría, mezclar hasta que quede bien combinado.
Echar esta crema sobre la mezcla de los secos y con la ayuda de una espátula mezclar hasta que quede una crema uniforme.
Echar dentro del molde y colocarlo dentro del horno y cocer por espacio de 45 a 60 minutos dependiendo del horno. A 45 minutos podemos pincharlo con una aguja para ver si ya está seco. Si esta así, el pastel está hecho.
Sacar del horno y dejar enfriar completamente dentro del molde sobre una rejilla.
Dejar reposar la masa de un día para otro.
Confección de la cobertura o frosting:
Montar la nata bien fría en la máquina hasta que esté montada (yo, pongo el bol de la máquina, media hora antes en la nevera para ayudar, pues cuando mas frío esté, mejor se monta) Reservar en la nevera.
En el bol batir en la maquina el queso hasta que este uniforme y luego echar el azúcar hasta que esté mezclado y unido.
Sacar el bol de la maquina e incorporarle la nata y mezclarlo con cuidado y con movimientos envolventes hasta que este todo bien mezclado.
Colocar esta crema tan suavecita sobre el pastel a cucharadas, para que de la sensación de espuma, si cae un poco por algún lado, mejor.


Sobre mí


Hola,

Me gusta la cocina. La he vivido desde que era pequeña, ya que en casa, mi madre y mi abuela materna cocinaban y dirigían de maravilla, haciéndonos participar y ayudar a mis hermanas y a mí.

Popular Posts

Translate

Mis recetas en tu correo

Instagram

© Las recetas de Manu
blog design by Elai the Blogger